ESENCI@L

Desde la gerencia de la cadena Sparta Sport Center

Alertan del efecto perjudical de la proliferación de ofertas en los gimnasios

Temen una pérdida de credibilidad comercial entre los consumidores

sparta-sport-center-CEO-oscar-vergara-bis

ESCENARIO CAMBIANTE. Oscar Vergara, CEO de la cadena de gimnasios Sparta Sport Center, lamenta que "nos cambian la normativa cada semana o cada dos semanas y los que tenemos centros en distintas comunidades tenemos que ir adaptándonos".

(21-10-20). La pérdida de ventas de los gimnasios originada por la pandemia ha provocado que un notorio número de operadores busquen fórmulas comerciales para atraer a nuevos socios. Unas prácticas temidas especialmente por parte de los operadores pequeños, que se muestran contrarios a la irrupción de una guerra de precios.

La cadena Sparta Sport Center, con siete gimnasios en España, decidió tras el confinamiento mantener intactos sus precios y no aumentar el número de ofertas complementarias. Una política compartida por muchos otros operadores, reacios a rebajar las cuotas en un contexto de pérdida generalizada de abonados.

Sin embargo, las promociones de algunas cadenas, que buscan recuperar parte del pastel perdido, preocupan a los actores más modestos, que temen los efectos que puede provocar, a medio y largo plazo, la guerra comercial. “Entiendo que la necesidad está llevando al sector a esto. Se están lanzando más ofertas que duran más semanas, lo que al final supone bajar los precios. Pero estando siempre con ofertas estamos perdiendo mucha credibilidad comercial. ¿Qué cliente aceptará ahora pagar una matrícula si en otros centros se la regalan?”, advierte el CEO de Sparta Sport Center, Óscar Vergara.

TEMOR ANTE LAS NUEVAS MEDIDAS

A la guerra comercial se le une otra amenaza que afecta a numerosas cadenas como la suya: las nuevas restricciones que van adoptando cada vez más comunidades autónomas. Desde el pasado lunes, en Aragón se limitó el aforo de los centros deportivos al 50%, se prohibió el uso de los vestuarios, se rebajó el número de personas por clase a un máximo de seis y, además, se impuso la obligatoriedad de usar mascarillas.

En Navarra -donde existía desde hace pocos días el límite de clases dirigidas con un máximo de 6 personas-, a partir de mañana jueves se reducirán los aforos: hasta al 30% en instalaciones cerradas y hasta el 40% en aquellas al aire libre. Además, los gimnasios, así como otros negocios, deberán cerrar a las 21 horas.

Restricciones que afectan de lleno a Sparta Sport Centro, que cuenta con un gimnasio en Jaca y otro en Pamplona. “Nos cambian la normativa cada semana o cada dos semanas y los que tenemos centros en distintas comunidades tenemos que ir adaptándonos. Cada vez es más difícil salir de todo esto, porque cualquier decisión genera malestar entre los socios y a nosotros nos hace perder mucho tiempo”, lamenta Vergara, que pide medidas homogéneas para todas las comunidades.

El gerente de la cadena cifra entre “un 20% y un 25%” la pérdida de abonados con respecto a la cifra que registraban ahora hace un año. Una caída que se vio compensada un poco en septiembre, cuando vivieron un leve repunte de altas -el 60% de las registradas en septiembre del 2019-. Pero las últimas restricciones, alerta el empresario, han supuesto un freno en las altas: “Hace unas dos semanas que es casi imposible que entre nadie nuevo, y eso que estamos en un mes habitualmente muy potente”.

CIERRE SECTORIAL

El principal temor que afronta el gerente de Sparta Sport Center es que el aumento de brotes de Covid-19 pueda provocar un nuevo cierre sectorial que, intuye, puede ser “inminente”. “¿Si han cerrado la hostelería, por qué vamos a pensar que no van a hacer lo mismo con los centros deportivos?”, asume.

Un posible escenario que añadiría más bajas a sus centros y al resto del sector del fitness. Ante la incertidumbre de no saber si podrá seguir abierto o no dentro de pocos días o a lo largo del próximo invierno, Vergara apuesta por ahora por “no hacer previsiones” de cara al siguiente ejercicio. La cadena, eso sí, defiende que por ahora no han registrado pérdidas económicas en ninguno de sus centros.

EXITOSAS NUEVAS APERTURAS

A finales de agosto, Sparta Sport Center abrió dos centros, uno en Santander y otro en Soria, que han tenido acogidas mejor de las esperadas. “Las cifras de socios que han registrado están un 10% o 15% por debajo de lo que hubiese sido una muy buena apertura sin pandemia. De todos modos, estamos satisfechos”, celebra Vergara. La cadena, eso sí, procuró evitar las aglomeraciones.

En octubre querían abrir su octavo local, en Bilbao, pero la negociación para ello, que se inició durante el verano, terminó sin acuerdo final debido a la negativa, de la propiedad del club que iban a comprar, a aceptar el cambio de nombre y marca comercial del establecimiento a raíz del traspaso.


No hay comentarios

Añade el tuyo