ESENCI@L

Proyecto impulsado por la Federación Nacional de Natación

Alertan de la “falta de unidad” en la aplicación de normativa de instalaciones acuáticas

Invitan a los centros deportivos a "unificar criterios y protocolos"

instalacion-acuatica

Instalación acuática del centro Aqua & Sports Center de Gran Canaria.

(11-3-2019). No tener en cuenta la limitación de aforo en competiciones acuáticas o no contar con protocolos para proteger la identidad y evitar fotografías a menores en la piscina, son algunas de las prácticas que la Real Federación Española de Natación ha detectado en las instalaciones deportivas acuáticas españolas. Con el objetivo de facilitar el cumplimiento de la normativa vigente, ha creado el proyecto ‘La calidad a través de la seguridad’.

Moisés Gosálvez es Coordinador del Grupo de Calidad y Seguridad de la Real Federación Española de Natación (RFEN). Director de la Escuela Nacional de Entrenadores (ENE) de la RFEN. Licenciado en Educación Física, Entrenador Superior de Natación de la RFEN y Máster en AR Deportivo (COE-UAM). Fue nadador olímpico en los Juegos Olímpicos  de Moscú 80.

“Existen aspectos de la normativa sobre instalaciones deportivas acuáticas que no se cumplen, a veces por desconocimiento y otras por falta de recursos humanos y tecnológicos”. Así lo afirma Moisés Gosálvez, director de la Escuela Nacional de Entrenadores de Natación, integrada en la Real Federación Española de Natación (RFEN), quien encabeza desde finales de 2018 un grupo de expertos RFEN en Seguridad y Calidad de instalaciones deportivas acuáticas.

El objetivo de este proyecto impulsado desde la Federación nacional de natación es incrementar la calidad del servicio que se ofrece en las instalaciones deportivas acuáticas españolas, mediante el cumplimiento de los estándares de seguridad y la legislación.

Unificar criterios y establecer protocolos

“Detectamos que, en materia de seguridad en las instalaciones acuáticas, existía un vacío en la utilización y aplicación de la normativa, a lo que se suma el hecho de que cada Comunidad Autónoma cuenta con su propia regulación”, explica Gosálvez.

El resultado de esta situación es que “en muchos casos no se aplica la norma en su totalidad o cada instalación desarrolla su propio criterio, no existiendo una unidad”, señala poniendo como ejemplos situaciones de eventos deportivos en los que no se tiene en cuenta el aforo, pudiendo incurrir en una falta de seguridad, o la prohibición de hacer fotos en la piscina, “que no siempre se sabe gestionar”.

La iniciativa impulsada por el grupo de expertos de la Escuela Nacional de Natación, integrado por especialistas en el ámbito técnico, jurídico y de seguridad, persigue “unificar criterios y protocolos” para con, a través de la seguridad y la legalidad, aumentar la calidad. “En ningún caso queremos asustar a las instalaciones deportivas, sino mejorar la prestación de servicio a los usuarios y clientes de los equipamientos acuáticos”, remarca.

Cuatro áreas de acción

El proyecto gira en torno de cuatro temáticas principales que desde la Federación se considera “imprescindibles”. Éstos son: La celebración de eventos deportivos, la protección de datos -sobre la que Gosálvez asegura que existe mucho desconocimiento sobre lo que implica y cómo aplicarla-, la protección al honor y a la intimidad (casos de acoso, abusos, protección de imagen), y el área de prevención de riesgos laborales y la responsabilidad civil y penal.

Sin embargo, si existen unos ámbitos en los que Gosálvez cree más necesario incidir, éstos son la organización de eventos y la protección de intimidad. “Todos tenemos presentes casos como el de Madrid Arena o todos los episodios y denuncias de acoso y abuso, especialmente en menores, que están saliendo a la luz. Es necesario que las instalaciones deportivas acuáticas cuenten con protocolos de acción”, afirma.

Una práctica al alza

La práctica de actividades acuáticas se ha incrementado exponencialmente en las últimas dos décadas hasta aglutinar a “una gran cantidad de personas en la actualidad”, comenta el líder del Grupo de Calidad y Seguridad RFEN , quien sitúa el boom de estas disciplinas “entre los años 90′ y 2000”. Desde los practicantes de natación, hasta los aficionados a actividades dirigidas acuáticas, pasando por los cursillos de aprendizaje de natación, “el público es muy amplio y variado y queremos poner sobre la mesa todas las cuestiones que les atañen”.

Píldoras informativas

La primera fase de la campaña ‘Calidad a través de la Seguridad’ se basa en el lanzamiento de píldoras informativas quincenales, en las que se informa sobre distintas normativas y aspectos relacionados con los cuatro ámbitos precisados.

Estas píldoras son dirigidas a gestores de instalaciones deportivas acuáticas, así como todo el personal que trabaja en ellas. “En ellas, se analizan riesgos potenciales y se especifica las obligaciones de los titulares de instalaciones y de los organizadores de actividades, ofreciendo además una propuesta de soluciones y un anexo con lo que dice la legislación a nivel estatal y autonómico”, explican desde la federación.

Por el momento se han emitido tres publicaciones bajo los títulos de: La seguridad en las piscinas públicas de verano empieza en invierno, La seguridad de las piscinas cubiertas de uso colectivo necesita ser tan permanente como su uso, y Condiciones seguras de utilización de recintos deportivos para actividades acuáticas. En las próximas semanas se irán publicando nuevas informaciones que se hacen llegar a los interesados a través del mail, aunque también se pueden consultar en la página web de la RFEN.

Congreso de prevención y seguridad

La segunda fase de la iniciativa será la organización, los días 18 y 19 de octubre, de un congreso en Madrid, en el que se abordarán y se ampliarán los temas tratados a través de las píldoras.

El congreso estará organizado por la RFEN y la Escuela Nacional de Entrenadores y se celebrará en el FCAFYDE (Inef), situado en la calle Martín Fierro de Madrid.

El evento está dirigido a gestores deportivos, directores de instalaciones acuáticas en general y de instalaciones deportivas municipales, directores técnicos de federaciones territoriales de natación y de federaciones europeas, coordinadores y técnicos deportivos acuáticos, personal de seguridad, estudiantes y juristas.

Cuatro áreas

Se abordarán cuatro áreas identificadas como Instalaciones Acuáticas, Protección derecho al honor, la intimidad y la propia imagen, Protección de datos de carácter personal e información, y Prevención de riesgos laborales y responsabilidad legal.

Ponentes especialistas en las diferentes áreas relacionadas con la prevención y la seguridad en el ámbito acuático serán los encargados de desarrollar las distintas temáticas. El programa se completará con conferencias y mesas redondas.

Ampliar horizontes

La campaña La calidad a través de la seguridad, forma parte de las iniciativas que la RFEN ha ido desarrollando en los últimos años con el objetivo “no solo de atender el alto rendimiento como esencia de nuestros estatutos, sino dar un paso más y abrirnos a la sociedad con espacios como el apoyo al deportista (aparatogía médica), la formación (Nadar es Vida), la RSC (Asociación Española Contra el Cáncer), la natación desde la salud (Masters) y la calidad/seguridad que se engloba en esta última iniciativa”, concluyen desde la Federación.


No hay comentarios

Añade el tuyo