ESENCI@L

La cadena advierte un repunte de oportunidades de compra-venta de gimnasios

AltaFit potencia su crecimiento a golpe de adquisiciones

En un mes ha cerrado tres operaciones y ultima dos más

altafit

Tras las últimas adquisiones y aperturas, AltaFit ha arrancado febrero operando 68 gimnasios en España.

(4-2-2020). AltaFit ha arrancado 2020 explotando la vía inorgánica de crecimiento, con la que ha sumado tres instalaciones, a la espera de culminar al menos dos operaciones más en breve. La cadena advierte un repunte de “ofertas interesantes”, aunque es consciente de que “no todo es comprable”.

El inicio de concentración que apunta el parque español de gimnasios estaría animando la puesta a la venta y el traspaso de negocios fitness, entre las que se encontrarían “oportunidades interesantes” a ojos de la cadena de smart prize AltaFit.

No en vano, la compañía dirigida por José Antonio Sevilla ha arrancado 2020 con una fuerte actividad en el sector de compra-ventas, cerrando en cuestión de un mes tres adquisiciones. La primera, el club Mediafit en Chiclana de la Frontera Cádiz, al que han seguido el club BF Fit Price Cádiz -perteneciente a Body Factory-, y el gimnasio Avant Fitness Club, en propiedad del Grupo Áccura.

Tres “oportunidades de mercado” como señala Sevilla, quien admite que la compañía se encuentra en “negociaciones avanzadas” para cerrar en breve al menos dos operaciones más de adquisiciones. Y podrían no ser las últimas.

“Las oportunidades van llegado y hay que tomar decisiones”, señala el directivo afirmando que igual que se han cogido al vuelo buenos negocios, “también hemos rechazado muchas ofertas”.

Parece ser que los movimientos corporativos perpetuados por ciertos operadores en los pasados 2018 y 2019, más los anunciados ya para este 2020 por cadenas como BeOne o VivaGym, estarían alimentando un mensaje en el sector de que “hay operadores con fuerte respaldo económico y con intención de adquirir instalaciones”, apunta José Antonio Sevilla, lo que estaría llevando a un cierto aumento de ofertas por parte de empresarios independientes que deciden desprenderse de sus negocios o adherirse a grupos fuertes, así como de cadenas que ven la oportunidad de redirigir sus estrategias de negocio, desprendiéndose de ciertos inmuebles. Este ha sido el caso por ejemplo del Grupo Accura, el cual ha decidido traspasarle el club low cost Avant a AltaFit, para centrarse en sus instalaciones de gran formato.

AltaFit se reafirma: “No todo es comprable”

Crece la oferta de gimnasios en venta, pero desde AltaFit, José Antonio Sevilla se reafirma en una declaración que ya expuso en el pasado 2018 y por la que asegura que “no todo es comprable”. Y es que entre estas ofertas que se lanzan al mercado se cuelan también intentos desesperados de negocios que ansían ser salvados sin pruebas de que su rentabilidad pueda ser factible.

“Estudiamos las ofertas que nos llegan y también tomamos la iniciativa en aquellos proyectos que consideramos interesantes como el de Ronda Norte”, señala al respecto. En el caso apuntado, AltaFit se hizo con el gimnasio FitClub Pamplona, donde ha ubicado además un centro propio en la misma Pamplona (Iturrama) y en Getxo/Leioa. Tres clubes en una misma zona a la que se sumará un cuarto este 2020, con el proyectado en Ansoáin, en una clara estrategia de AltaFit por multiplicar presencia en plazas ya ocupadas.

AltaFit se estrenó en la adquisición de instalaciones en funcionamiento con la compra en 2018 de los 14 centros de la cadena iFitness, a los que han seguido más operaciones corporativas. “La ventaja de comprar gimnasios en funcionamiento es que aceleras la puesta en marcha del proyecto, pero tiene un inconveniente, que es implantar la cultura de empresa”, señala afirmando que “no hemos perdido clientes en los traspasos que hemos hecho y en algunos casos como el de Platinum hemos quintuplicado la cifra de abonados”.

20 proyectos encauzados

Ampliar la huella de la marca con mayor celeridad que con la apertura de centros propios es el principal objetivo que persigue AltaFit con las operaciones corporativas que ha firmado, respaldada por el fondo financiero MCH. Y es que en algunos casos, la puesta en marcha de proyectos de nueva planta se puede eternizar, como lamenta el propio Sevilla, quien destaca que en algunos ayuntamientos “la concesión de licencia de obra se puede retrasar entre 4 y 5 meses”.

Fruto de estos retrasos, AltaFit arrastra proyectos por culminar anunciados en el pasado año que, sumados a los proyectados para este 2020, hacen prácticamente una veintena de aperturas previstas.

Los más avanzados y que deberían abrir sus puertas en este primer cuatrimestre del año son Barcelona (zona del Paralelo), Alicante (Plaza América), León, Ansuáin, Cáceres y Vitoria, además de la culminación del rebranding del gimnasios Fitness Place en Loranca, adquirido el pasado año por AltaFit.

Actualmente, la cadena opera con 68 gimnasios en España y da servicio a en torno a 150.000 clientes.

Boutiques de boxeo

Paralelamente al crecimiento de la marca AltaFit, la cadena también planea este 2020 dar un impulso a la nueva vertical de boutiques de boxeo puesta en marcha en el pasado año tras entrar en el accionariado de Boxing Fight Club.

Por el momento, la cadena se había limitado a la instauración de corners de The Boxer Club dentro de algunos de sus gimnasios AltaFit. Sin embargo, el objetivo es que el proyecto vuele también de forma independiente con la apertura de boutiques a pie de calle, no descartando tampoco la posibilidad de abrir como corners en otro tipo de instalaciones deportivas. Está previsto que los primeros boutiques The Boxer Club fuera del paraguas de AltaFit se abran este mismo año.

“A pesar de ser una disciplina muy antigua, el boxeo está consiguiendo atraer ahora a grupos sociales muy diversos y sus clases crean mucha adherencia”, comenta añadiendo que lo que diferencia la propuesta de The Boxer Club respecto a competencias similares es que “hemos creado una escuela de boxeo y enseñamos la técnica de boxear”.


No hay comentarios

Añade el tuyo