ESENCI@L

La cadena busca desmarcarse del concepto low cost que la vio nacer

AltaFit sigue creciendo y planea diez aperturas más para este segundo semestre

José Antonio Sevilla, director general de la cadena AltaFit.

José Antonio Sevilla, fundador y CEO de la cadena Altafit y la tecnológica Geomethrix.

(22-7-2013). La cadena de gimnasios low cost AltaFit se ha ‘abonado’ a la apertura de nuevas instalaciones y tras culminar este primer semestre de 2013 con seis nuevas inauguraciones, prepara ya diez nuevos centros para esta segunda mitad del año, en la que se consolidará la presencia de la empresa en Madrid y se formalizará su llegada a Barcelona. El objetivo, acabar el año con 24 o 26 centros, en los que “el concepto low cost ya no será importante”, según ha explicado el director general de la cadena José Antonio Sevilla.

En palabras de Sevilla, “el primer semestre de 2013 ha sido muy bueno. Hemos seguido cumpliendo los objetivos de nuestro plan estratégico, abriendo seis gimnasios más en este periodo y consolidando los ocho abiertos en 2012”. Unas aperturas con las que la cadena de gimnasios planta de momento su contador en 16 centros, tras la reciente adquisición del gimnasio Bubagym de Burgos.

De cara a esta segunda mitad del año, Sevilla afronta los meses venideros “con muchas expectativas puestas en nuestra estrategia de expansión, puesto que actualmente tenemos diez aperturas programadas para antes de que finalice el año y nuestro departamento de expansión y desarrollo sigue trabajando activamente en todo el territorio nacional”. El objetivo, añade, “es finalizar el año con entre 24 y 26 centros, si no más”.

Esta nueva oleada de aperturas marcará la consolidación de la cadena low cost en Madrid, ciudad en la que ha centrado su expansión en esta primera fase, así como su llegada a Barcelona y a otras zonas de la península, expandiendo su concepto por toda la geografía española. Destaca así las próximas aperturas en Madrid con el club estudiantes de baloncesto, y en Barcelona en septiembre; Albacete, Barcelona, Madrid y Lugo en octubre; y dos aperturas más en Madrid para noviembre.

Tras ellas, se espera la apertura de más centros en otras capitales españolas e, incluso, se está barajando la posibilidad de que el modelo AltaFit traspase las fronteras españolas en busca de “mercados más maduros y conocedores del concepto low cost”.

Apostar por la diferenciación
Precisamente, el modelo de gimnasio low cost parece ser, según Sevilla, “prácticamente el único que está consiguiendo hacer frente a la coyuntura económica actualmente”, puesto que “casi la totalidad de aperturas que se producen en estos momentos, siguen al concepto low cost”.

Ante este aumento de la competencia, AltaFit ha decidido desmarcarse y “diferenciarnos como cadena y marca friendly, reinvirtiendo además en algunos de sus gimnasios para “mejorar los servicios y adaptarlos a una mayor demanda”. “Nuestro objetivo es permanecer en el tiempo, no ser una moda. El precio es un valor volátil y esperamos ser valorados como marca friendly”, añade.

Para Sevilla, el boom del low cost “se estabilizará poco a poco, concentrándose la oferta en pocas empresas, para vivir dentro de un tiempo una segunda oleada, en la que queremos estar bien posicionados”, concluye.


No hay comentarios

Añade el tuyo