ESENCI@L

Sus 43 centros actuales sufren de modo desigual la pandemia

Anytime Fitness mantiene el tipo pese a la adversidad

Confía recuperar pronto la cifra de efectivos previa a la fuga de centros

Anytime-Fitness-bis

200 CENTROS EN ESPAÑA. Anytime Fitness se muestra convencida de que su potencial en España alcanza los 200 gimnasios. Hoy cuentan con 43.

(17-9-202). La pérdida de una quincena de gimnasios durante el pasado verano, no ha alterado los planes de expansión de Anytime Fitness. La cadena sigue decidida a crecer por encima de los 59 locales que tenía antes de la pandemia. Según estudios de geomarketing propios, la firma calcula que pueden alcanzar los 200 clubes en España.

Anytime Fitness trata de recomponerse de dos golpes sufridos durante el último medio año. Por un lado, la compañía ha sufrido una fuga de franquiciados que le hizo pasar de los 59 gimnasios que tenía en marzo a los 43 con los que cuenta en la actualidad.

Por otro lado, afrontan los efectos del confinamiento y de la evolución de la pandemia que ha afectado de forma desigual a sus clubes. Algunos, especialmente aquellos cercanos a empresas que han potenciado el teletrabajo entre sus trabajadores, han sufrido una importante pérdida de abonados. Otros, en cambio, mantienen prácticamente las mismas cifras y registran un buen ritmo de recuperación desde julio.

En total, la cifra global de socios de los 43 centros que conforman su red de establecimientos en España ha sufrido hasta ahora una caída cercana al 15% de enero a septiembre. Pese a ello, hasta un 35% de los establecimientos, según el director de expansión de Anytime Fitness, Alexis Sekulits, ya cuenta con el mismo número de abonados que tenía en marzo, antes del decreto de cierre de instalaciones en el país.

Anytime Fitness facturó el pasado 2019 unos 26 millones de euros en España. Cuando empezó el año, la cadena rozaba los 47.000 socios. Unas cifras que serán bastante distintas a las de este 2020 por los dos sucesos mencionados anteriormente y que alterarán notablemente la cuenta de resultados de este año.

Desde la cadena asumen que el litigio con los franquiciados que abandonaron la franquicia podría alargarse “por bastante tiempo” debido al atasco judicial provocado por el Covid-19.

Pese a lamentar la falta de acuerdo y la decisión tomada por los responsables de los centros que decidieron darse de baja, en Anytime Fitness esperan una resolución judicial favorable a sus intereses.

ESTUDIANDO NUEVAS APERTURAS

Pese a todo, el plan de Anytime Fitness no es limitarse a volver a contar con la cifra de 59 centros que tenía antes de la fuga de gimnasios sufrida en España. Tan pronto como sea posible, la c ompañía pretende ir más allá y mantener los planes de expansión previstos desde hace meses por todo el territorio nacional.

Según el director de expansión de Anytime Fitness, “trabajamos con algunos franquiciados interesados en abrir nuevos centros y también con nuevos proyectos, sobre todo en Cataluña y en Mallorca, aunque todo el mundo espera un buen momento para abrir, y eso dependerá de la situación del Covid-19”.

Por ahora, el coronavirus está frenando el impulso de algunos de sus inversores, pero desde Anytime confían que el mercado viva un rápido cambio de tendencia tan pronto como empiecen a llegar más buenas noticias vinculadas con alguna vacuna o algún tratamiento efectivo contra el virus. “Cuando eso ocurra, los inversores se animarán, y el de la salud será uno de los negocios más rentables”, pronostican desde la compañía.

Anytime inauguró hace poco un centro en Castelldefels, y tiene pendientes otras dos aperturas, en Villarreal y Santander, que están en stand by. Aunque inicialmente ambos centros tenían que estar abiertos a estas alturas del año, su puesta en marcha se ha aplazado, en principio, hasta enero de 2021. No se descarta, eso sí, que puedan retrasarse, incluso, hasta abril o septiembre de ese año. “Habrá que ver cuál es el mejor momento. Abrir ahora no tiene mucho sentido”, reconoce Sekulits.

UBICACIONES ESTRATÉGICAS

La cadena está muy atenta al mercado y ya ha recibido numerosas proposiciones para unirse a su red de franquiciados, pero no quiere precipitarse y analiza al detalle el contexto de cada local antes de dar el paso para añadirlo a su cartera.

Por otro lado, la compañía está estudiando propuestas -algunas, incluso, de locales en alquiler que ya cuentan con un gimnasio existente y por los que no les exigen ningún traspaso- que, por ahora, no pasan sus filtros debido a su ubicación, condiciones o alto nivel de competencia. “Estamos atentos a todo, pero no queremos meternos en cualquier sitio”, puntualiza Sekulits.

Según concluye el responsable de expansión de Anytime Fitness, “en los próximos meses habrá muchas oportunidades y con buenos precios, de locales donde se podrán alcanzar antes los objetivos de facturación, ya que se pagarán alquileres menores menos y habrá mayores cuotas de mercado por la desaparición de competidores”.


No hay comentarios

Añade el tuyo