ESENCI@L

Según el fundador de la cadena Atalanta, Juan Carlos Gómez Pantoja

Apuntan que la velocidad de crucero en los gimnasios no se alcanzará hasta febrero

atalanta-juan-carlos-gomez-pantoja-bis

Juan Carlos Gómez Pantoja fundó hace cerca de 40 años (en 1982) la cadena de gimnasios Atalanta de Valencia .Hoy cuenta con tres centros posicionados en el segmento premium.

(3-4-2020). Juan Carlos Pantoja, máximo responsable de la cadena de gimnasios Atalanta es toda una institución en el fitness español. El empresario advierte que, tras el confinamiento, el arranque va a ser “muy duro y muy largo”. En su caso, vaticina que la velocidad de crucero “no se alcanzará hasta febrero o marzo del año que viene”.

“El arranque será durísimo en los gimnasios”, asegura Juan Carlos Gómez Pantoja, máximo responsable de los centros Atalanta, presidente de la Federación de Empresarios de Instalaciones Deportivas de la Comunidad Valenciana (Fedcv) y uno de los patronos de España Activa. El veterano gestor ha vaticinado que, aunque no se sepa cuando va a concluir el periodo de confinamiento, “éste acabará produciéndose en la peor época del año para los gimnasios que es el periodo de verano”.

Gómez Pantoja ha explicado que, con su equipo, ya están trabajando con el escenario del arranque post-confinamiento  y como sus presagios son que “probablemente, a los gimnasios nos permitirán abrir pero con aforos limitados, ya estamos estudiando cómo propiciar que haya los máximos espacios accesibles pero con grupos pequeños, así como estudiando nuevos sistemas de acceso a nuestros centros que , hasta antes del coronavirus eran mediante la huella del abonado, y ahora deberán ser distintos debido a que, posiblemente, las medidas sanitarias y de higiene continuarán siendo muy estrictas”.

CLASES EN LAS PISTAS DE PÁDEL

Precisamente en esa órbita de la limpieza e higiene, el gestor ha destacado que “todos los centros deberemos ser especialmente escrupulosos para garantizar a nuestros abonados la práctica del ejercicio con completas garantías sanitarias”. Gómez-Pantoja y su equipo ya están pensando en que las clases de actividades dirigidas las desarrollarán en las pistas de pádel que tienen en sus instalaciones.

Por otro lado, el gestor ha apuntado un leve optimismo en relación a la atracción superior que las piscinas de los centros urbanos puedan suscitar entre los ciudadanos durante el periodo estival. “Probablemente, a raíz de la situación económica y de las empresas, la gente no se marchará durante un mes, sino que hará unas vacaciones más cortas, lo cual podría propiciar que acudiera más gente a nuestras instalaciones”.

REACTIVACIÓN “MUY DURA Y MUY LARGA”

Pero a pesar de estar trabajando intensamente en cómo afrontar el escenario post-confinamiento, Gómez Pantoja reitera que “la vuelta a la normalidad será muy dura y muy larga”.

En su opinión, “la velocidad de crucero que llevábamos antes del estallido del coronavirus probablemente no la recuperaremos hasta el mes de febrero del año que viene”.

En sus centros han congelado las cuotas de este mes de abril y el gestor ya prevé que, a raíz del aforo limitado presagiado, “seguramente tendremos que reactivar el cobro de la cuota de forma escalonada, al objeto de que los socios empiecen pagando un mes el 25% de la misma, luego el 50%… e irla incrementando mensualmente hasta llegar a la cuota habitual, a medida que vayamos recuperando la normalidad en los servicios”.

COMPAGINAR SESIONES PRESENCIALES CON SESIONES ONLINE

En los gimnasios Atalanta no descartan que, la limitación del aforo presencial  supondrá, a los que lo están desarrollando, tener que mantener el servicio de clases online paralelamente con las clases presenciales que se realicen en el centro y que habrá que ofrecer a los usuarios la opción de apuntarse previamente online a las clases presenciales del día para que sepan si quedan plazas o no en la sesión a la que pretenden acudir.

Gómez Pantoja asegura que toda esta dinámica debida a los aforos presenciales limitados va a suponer “trabajar con grupos más pequeños, incrementar el número de clases y, quizás, el de instructores, lo cual va a generar más costes”.

EL CONSUMIDOR UNA INCÓGNITA

El máximo responsable de la cadena Atalanta ha reconocido que la gran incógnita que tienen todos los gimnasios ahora es cuál va a ser la reacción del consumidor cuando el confinamiento deje de ser tan restrictivo. Gómez Pantoja ha lanzado las preguntas “¿volverá? ¿Tendrá miedo? ¿Cómo va a comportarse?”. Todas esas cuestiones le han llevado a reiterar la necesidad de que “todos los gimnasios extrememos al máximo las medidas de sanidad e higiene para suscitar la mayor confianza entre nuestros usuarios”.

Precisamente el contacto con los usuarios es una actividad que los gimnasios Atalanta han estado y están desarrollando intensamente desde que se decretó el confinamiento. “Según ha concluido el gestor, “queremos que nuestros abonados sientan que estamos junto a ellos. En esa proximidad están jugando un gran papel nuestros instructores con sus clases virtuales. No en vano, son las personas de nuestros centros a quienes más conocen. La buena acogida que estamos registrando entre  nuestros abonados avala nuestra política”.


No hay comentarios

Añade el tuyo