ESENCI@L

En la actualidad ya dispone de cuatro centros

Areafit invertirá 3 millones en la implantación de dos nuevos gimnasios

Uno en Andalucía y el otro en Castilla-La Mancha

Sala de fitness de Areafit en Lanzarote.

Sala de fitness de Areafit en Lanzarote.

(31-5-2021). La cadena Areafit, con cuatro centros, abrirá dos nuevos gimnasios, uno de ellos a finales de este año y el otro a principios de 2022. La inversión total suma 3 millones de euros y se realizará con fondos propios.

La cadena de gimnasios Areafit se fundó en Sevilla el año 2017 y en la actualidad cuenta con cuatro centros: Montequinto, Aleste y Cuesta del Rosario (los tres en Sevilla) y Arrecife (en la isla de Lanzarote). La empresa tiene un total de 11.000 abonados, 75 trabajadores y una cifra global de 20.100 metros cuadrados de instalaciones interiores y exteriores.

José Antonio Gobea, uno de los cofundadores de Areafit. Los otros dos socios son José Luís Rull y Sebastián Domínguez.

Uno de los cofundadores de la empresa, José Antonio Gobea, explica la próxima incorporación de dos nuevos centros a la cadena. “El primero de ellos”, afirma, “estaba previsto que abriera este mismo año, pero se inaugurará a principios de 2022. Está situado en la Comunidad de Castilla-La Mancha y es una instalación totalmente nueva con una superficie de 3.000 metros cuadrados y que nos supone una inversión de 2 millones de euros”.

“La segunda”, detalla, “estará lista a finales de este año 2021, en Andalucía, aunque fuera de Sevilla. Se trata de la readaptación de un local de 2.000 metros cuadrados y la inversión final será de 1 millón de euros”.

El directivo destaca que “los nuevos centros de la cadena se abrirán con fondos propios, sin recurrir a fondos de inversión ni franquicias. Por ello, estudiamos muy bien los locales y los gastos que suponen”.

Mejoras continuas

José Antonio Gobea resalta que la cadena aplica inversiones constantes en los clubs. “Tenemos una partida específica para las renovaciones y mejoras. Es el caso de la inversión reciente en el centro de Montequinto, donde hemos invertido 200.000 euros en nueva maquinaria”.

En el resto de gimnasios, algunas mejoras han supuesto añadir estructuras de calistenia y de entoldados, instalar placas fotovoltaicas, construir accesos mejorados, e inaugurar nuevas salas con más elementos para nuevas actividades, como el entrenamiento de boxeo.

Concepto

Gobea define la personalidad de los centros Areafit como gimnasios que permiten un “acceso a la alta calidad pero con un precio económico de 29 euros. Somos lowcost en precio pero Premium a nivel de servicios e instalaciones como, por ejemplo: duchas de comodidad privadas con disposición de gel de baño y champú, utilizamos el marketing olfativo, maquinaria de máxima calidad, etc.”. También se incluyen servicios de Fisioterapia, Nutrición, Ludoteca, taquillas y maquinaria de fitness con pantallas y conexión a Netflix.

El responsable detalla que han apostado por salas de fitness donde el número de máquinas supera ampliamente el porcentaje de media en otros gimnasios. “Ocupamos todos los metros cuadrados”, afirma, “con maquinaria suficiente para absorber sin problemas ni saturación, el número de usuarios”. Las salas incorporan máquinas de marcas como Technogym, Matrix y Precor.

Los centros cuentan con zonas de saunas, algunos con restaurante, y han creado una aplicación para que los usuarios realicen online las reservas de clases y poder recibir información y comunicados, a través de la empresa Trainingym.

Sala de actividades dirigidas en uno de los centro Areafit.

Tras la pandemia

Gobea reconoce que la crisis provocada por el Covid-19 ha dado como resultado “vivir una etapa extremadamente dura. Cada cierre o ajuste de horarios se ha traducido en pérdidas de cientos de socios. Ahora estamos en proceso de restablecerlos, pero aún lejos de las cifras de febrero de 2020. Es una pena, porque el sector había conseguido un fuerte incremento de la actividad física entre 2018 y 2019, y todo eso se ha perdido”.

El cofundador de Areafit opina que este año 2021 aún será “una etapa de dificultad, especialmente porque habrá que recuperar a los abonados de más de 50 años. Muchos compañeros del sector han cerrado y numerosos centros, más pequeños y con menos recursos, han sufrido su desaparición. Mi opinión es que será 2022 el año en que mejore la situación”, finaliza José Antonio Gobea.


No hay comentarios

Añade el tuyo