ESENCI@L

Aunque prevén cerrar 2021 con un 20% de ingresos menos que en 2019

Atalanta celebrará su 40º aniversario con una deuda prácticamente satisfecha

atalanta-sport-club-bis

Atalanta Sport Club confía en poder celebrar como se merecen las cuatro décadas de vida de la cadena valenciana en mayo del año que viene.

(13-7-2021). Atalanta Sport Club se acerca a su 40º aniversario con una posición financiera muy sólida pese a los estragos causados por la pandemia. La cadena valenciana, que cuenta con tres gimnasios en la capital del Turia, podría liquidar la deuda pendiente en un plazo de entre un año y medio o dos.

A pocos meses de cumplir 40 años de vida, la cadena de gimnasios Atalanta, fundada en mayo de 1982, presume de haber envejecido con una sólida posición financiera. Pese a haber tenido que recurrir a un préstamo ICO para lograr liquidez durante los cierres derivados por la pandemia, la enseña valenciana podría liquidar la totalidad de su deuda entre 2023 y 2024.

Así lo reconoce el fundador de Atalanta Sport Club, Juan Carlos Gómez-Pantoja, que califica de “simbólica” la deuda que aún mantiene la cadena. “En un año y medio o dos ya no tendremos deuda. Una vez nos la quitemos, nos plantearemos cambiar de maquinaria o hacer otro proyecto”, explica.

ATENTOS A LAS OPORTUNIDADES

Aunque a corto y medio plazo el empresario no contempla añadir algún centro más a su cartera, admite que es una posibilidad que no descarta en un futuro más lejano. “Por ahora estamos centrados en superar la crisis. Pero vamos a estar atentos a cualquier posibilidad de negocio futura y a las oportunidades que brinde el mercado”, reconoce.

Atalanta es una empresa familiar, y los tres centros deportivos que gestiona están dirigidos por los tres hijos de su fundador: Juan Carlos, Macarena y Carla. Este componente sentimental es uno de los motivos que explican las reiteradas negativas a las ofertas recibidas por parte de cuatro o cinco grandes cadenas, algunas nacionales y otras internacionales, para vender la compañía.

20% DE LOS INGRESOS DE 2019

La cadena confía en poder celebrar como se merecen las cuatro décadas de vida en mayo del próximo año. Antes, eso sí, debe trabajar aún para recuperar a los socios que aún no han vuelto debido a la pandemia. La previsión de Gómez-Pantoja es poder cerrar el 2021 un 20% por debajo de la cifra con la que culminaron el 2019. El año previo a la pandemia, Atalanta facturó alrededor de 3 millones de euros.

De cara a este año pueden volver a contar con servicios complementarios que no pudieron ofrecer en 2020 debido a la pandemia: desde los cursillos de natación a los campamentos de verano, pasando por otras actividades como el spa, los masajes, la estética o el pádel. Este 2021, incluso, están generando ingresos superiores a los que generaron estas mismas actividades en 2019. La cadena confía en que estos ingresos añadidos ayudarán a amortiguar el golpe de este ejercicio.

CAMPAÑA PROMOCIONAL

La condición de gimnasios premium ha sido un factor que ha jugado a favor de esta cadena durante la pandemia, tal como reconoce su fundador, que admite que sus abonados “han notado menos la crisis económica”.

Sus tres centros acumulan aún una pérdida de alrededor del 25% de los abonados, una cifra ligeramente mejor a la que registra, de media, el sector en la Comunidad Valenciana: entre un 30% y un 35%.

Gómez-Pantoja espera que las Cortes Valencianas impulsen una gran campaña de defensa de la actividad física coincidiendo con la semana europea del deporte (del 23 al 30 de septiembre). Esta iniciativa irá de la mano de las que desarrollen la Fneid, de forma genérica, y cada centro, de forma individual. Con estas iniciativas, confía en rebajar 15 puntos porcentuales la pérdida de abonados que arrastran, de forma que puedan recuperar, durante el primer trimestre de 2022, la totalidad de los socios que tenían antes de la pandemia.

Atalanta está detectando otra tendencia positiva: empiezan a recuperar un gran volumen de socios de entre 45 y 70 años que, tras recibir la pauta completa de la vacuna, han empezado a regresar a sus centros deportivos. “Un número importante de socios de esas edades ya se ha reincorporado. En su subconsciente ya tienen menos miedo. Tener instalaciones amplias con grandes espacios ayuda a ello”, celebra.


No hay comentarios

Añade el tuyo