ESENCI@L

A raíz del aumento de los costes energéticos

Se dispara la demanda de placas solares fotovoltaicas entre los gimnasios

También crece la de bombas de calor y equipamiento ecosostenible

paneles solares fotovoltaicos gimnasios

El auge en la demanda de placas solares fotovoltaicas como solución para ahorrar costes energéticos y aprovechar las subvenciones disponibles dentro de los Fondos Next Generation, estarían derivando en una "sobrecarga de trabajo en el sector", según admite la empresa especializada Pansogal, quien advierte que puede dar lugar a una falta de "instaladores profesionales cualificados".

(25-3-2022). Los desorbitados aumentos de los costes energéticos están llevando a los gimnasios a buscar en la instalación de placas fotovoltaicas y otras soluciones ecosostenibles, una alternativa que aligere sus costes y además contribuya a la sostenibilidad del planeta.

Las continuas y fuertes subidas de los costes energéticos están poniendo en jaque a muchos sectores y a la población española en general, que ve incrementarse mes a mes su factura de la luz de forma incontrolable y cada vez menos sostenible. El sector del fitness no es ajeno a la coyuntura, habiéndose visto ya forzadas algunas instalaciones deportivas a cerrar temporalmente equipamientos que implican un alto consumo energético como son las piscinas climatizadas.

Anunci-OSSFITNESS

Ante esta situación, alternativas como la instalación de placas fotovoltaicas para el autoconsumo se está convirtiendo cada vez más en una opción más demandada por particulares y también por la industria de los gimnasios. Así lo constatan desde la empresa Pansogal, especializada en el diseño, instalación y mantenimiento de instalaciones relacionadas con las energías renovables entre las que se incluyen placas fotovoltaicas, soluciones geotérmicas, aerotérmicas y de autoconsumo solar residencial.

Según el director comercial de la empresa, Manuel Fernández Vázquez, la demanda de instalaciones solares fotovoltaicas comenzó a incrementarse “hace año y medio”, si bien, “en los últimos meses, con el aumento del precio de la energía, el cambio de mentalidad de la sociedad y la existencia de subvenciones, nos encontramos en pleno auge”. Un fuerte incremento de la demanda que esta compañía calcula que “se ha triplicado respecto a hace poco más de un año”.

Placas fotovoltaicas en gimnasios

Entre los interesados por estas soluciones de generación de energía, Fernández destaca especialmente la industria del fitness, la cual, afirma, “se ha convertido en un sector prioritario para Pansogal”.

“Los gimnasios y centros deportivos son grandes consumidores energéticos y la subida de los costes de la luz y el gas les ha afectado de manera muy directa”, apunta el director comercial de esta empresa, quien añade que “es un sector cuyo consumo energético se prolonga más de 16 horas al día, 6 ó 7 horas a la semana, y que además de equipamiento fitness se debe sumar otras instalaciones como piscina, spa o sauna”.

Por las características de las instalaciones fotovoltaicas, Fernández considera que ofrecen una solución adecuada a la actividad de los clubes de fitness. “Los gimnasios ofrecen un servicio diario durante un elevado número de horas diurnas, que es cuando nosotros, con la instalación de planes fotovoltaicos, podemos aportarles energía limpia y gratuita. De hecho, con los paneles se puede conseguir que prácticamente toda la energía generada de manera sostenible se consuma, potenciando la eficiencia energética y un ahorro”.

Proyectos en auge

Pansogal se encuentra ejecutando instalaciones fotovoltaicas en gimnasios por todo el territorio nacional. A destacar, el acuerdo cerrado con la cadena de centros deportivos Supera para instalar más de 3 Megawatios en 20 instalaciones por todo el país. La cadena ha cerrado este mes de marzo piscinas en más de una decena de centros. Además de los proyectos finalizados en la cadena Dos Deportes, con dos instalaciones en Madrid, una de 70 Kwp y otra de 100 Kwp, y una instalación de 100 Kwp en el gimnasio CSC de A Coruña, por destacar algunos.

Rendimiento y amortización

Preguntado por el coste de estas instalaciones, Fernández comenta que “éste dependerá de las necesidades energéticas del cliente, la posible localización de los paneles y otros aspectos técnicos y de ingeniería”.

Independientemente del tamaño de la instalación, desde Pansogal se asegura que un proyecto de energía solar fotovoltaica “se amortiza en un plazo de 4 a 5 años, y si se obtiene una subvención, este plazo se reduce en 1 año”, apunta Fernández. De hecho, asegura que algunos gimnasios han amortizado sus inversiones en placas solares en 3 años, “teniendo en cuenta que un panel solar fotovoltaico tiene una garantía de producción de 25 años”, remarca.

En cuanto a la rentabilidad de estas instalaciones, Fernández explica que “la fotovoltaica presenta un rendimiento de un 30%, que viene a ser como si mañana metemos 1 euro en un banco y al año siguiente el banco nos devuelve ese euro más el 30% a mayores, pero extrapolándolo a mayores cantidades monetarias”.

Fondos Next Generation

Además de la subida de los costes energéticos, otro de los factores que está alimentando la demanda de placas solares fotovoltaicas es la existencia de subvenciones para este tipo de instalaciones, previstas en los fondos Next Generation de la Unión Europea.

En este sentido, desde Pansogal afirman llevar “meses tramitando subvenciones con estos fondos en toda España”. Y aseguran que “en estos momentos ya contamos con clientes que han obtenido la subvención y próximamente tendrán el dinero ingresado en su cuenta bancaria”.

Fernández asegura que “es posible conseguir las subvenciones que se están presentando”, considerando que “lo más importante para obtenerlas es que una empresa profesional y con conocimientos se encargue de gestionarlas”.

Sobrecarga del mercado

Admite que la alta demanda, ya sea para buscar alternativas a las facturas actuales de luz y gas o para beneficiarse de las subvenciones disponible, está “sobrecargando” el mercado, hasta el punto de que “empieza a detectarse una falta de personal técnico cualificado”.

Una problemática que Fernández admite que “puede provocar situaciones incómodas”, aunque asegura que por el momento se trata de casos puntuales y aislados.

Alternativas eco-sostenibles

Pero no solo las placas solares fotovoltaicas están cogiendo protagonismo en el sector del fitness, sino que su demanda se ha comenzado a complementar con un incremento en la búsqueda de soluciones ecosostenibles que posibiliten ahorros a las instalaciones. Entre ellas, destaca la retirada del uso de gas y su sustitución por bombas de calor para la mejora de los procesos de climatización del agua, permitiendo mantener el agua caliente con la electricidad aportada por las placas solares.

Otra solución en auge es la demanda de equipamiento ecosostenible. Ámbito por el que la empresa de equipamiento fitness RocFit hace años que apostó, habiendo detectado un repunte en su demanda.

Destaca la comercialización de la línea de estaciones de cardio Eco-Powr de la empresa SportsArt, de la que RocFit es distribuidora oficial en el mercado español. Un tipo de equipamiento, del que la distribuidora asegura que es “el único del mercado que es capaz de generar energía”. Una energía obtenida del ejercicio humano y de la que hasta un 74% llega a ser transformada en electricidad reutilizable, según destaca la comercializadora.

Otra de las líneas de equipamiento fitness en la que RocFit ha notado un mayor interés es la línea Eco-Natural, “que ahorra energía y fomenta el consumo energético más sostenible, contribuyendo a reducir la huella de carbono de la industria”.

Ahorro y diferenciación

Aunque hasta el momento son principalmente las grandes cadenas de instalaciones deportivas las que más se habrían interesado por estas soluciones eco-sostenibles, desde RocFit comentan que “cada vez más tipologías de gimnasios se interesan por esta maquinaria y por esta manera de entender el fitness, en la que influye el ahorro y la intención de consumir de una forma más sostenible”.

En este sentido, desde la distribuidora afirman que esta tendencia ligada al ahorro, la sostenibilidad y el cuidado del medio ambiente, no sólo permitiría contribuir a reducir costes y huella de carbono, sino que “también puede producir un efecto llamada en aquellos usuarios de gimnasios más concienciados que busquen un valor añadido a sus entrenamientos, diferenciando sus instalaciones de la competencia”.


No hay comentarios

Añade el tuyo