ESENCI@L

En un webinar del Círculo de Gestores Deportivos de la Comunidad de Madrid

Ayuntamientos advierten que no podrán cubrir las pérdidas del segmento concesional

Piden ayudas económicas a las administraciones superiores

webinar-circulo-de-gestores-deportivos-de-madrid

De izquierda a derecha (arriba), Manuel Valcarce (Valgo); Oscar Peiró (Smart Club); y José Antonio Sevilla (Altafit). En la fila inferior: Juan Carlos Rodríguez (alcalde de Moralzarzal); Rafael Gutiérrez (Jefe de servicios deportivos del ayuntamiento de Móstoles); y Milagros Díaz (presidenta del Círculo de Gestores).

(19-11-2020). Los operadores de la gran mayoría de centros deportivos concesionales tendrán que buscar fórmulas para lograr sobrevivir a la pandemia que no incluyan un gran rescate por parte de las administraciones locales. Así lo aseguraron algunos ponentes en una mesa redonda organizada por el Círculo de Gestores Deportivos de la Comunidad de Madrid.

“Asumir las pérdidas de los centros concesionales es prácticamente imposible. Estamos limitados por nuestras normas. La ley no estaba preparada para esta pandemia”. Quien lanzó esta advertencia es el alcalde del Ayuntamiento de Moralzarzal, Juan Carlos Rodríguez. Lo hizo en la mesa redonda que de modo telemátiuco organizó el Círculo de Gestores Deportivos de la Comunidad de Madrid el pasado lunes, 16 de noviembre.

El problema que sufren en este municipio de la Sierra de Madrid es aplicable a la gran mayoría de administraciones locales, que también padecen desde hace meses una notable caída de ingresos derivados del Covid-19. “La ley tendría que acompañar las restricciones y los cierres de medidas económicas, ya que los ayuntamientos estamos encorsetados”, alertó Rodríguez.

NÚMEROS ROJOS

En otra ciudad más poblada de Madrid, Móstoles, viven una situación similar con respecto a los centros concesionales. “Los operadores están estudiando qué compensaciones pedir, ya que depende mucho de la relación contractual con las administraciones. En Móstoles hay seis centros concesionales, pero si tuviéramos que asumir la totalidad de las cantidades que reclaman los seis, estaríamos en números rojos”, lamentó el concejal de deportes del Ayuntamiento de Móstoles, Rafael Gutiérrez.

Ambos testimonios corroboran la dificultad con la que se están encontrando los gestores deportivos de centros concesionales a la hora de pedir ayudas. Un problema que ya anticipó hace unas semanas a CMDsport el gerente de la Asociación Catalana de Entidades de Gestión de Instalaciones Deportivas Públicas (Gestiona), Josep Viladot: “De momento todo son buenas palabras. Los Ayuntamientos muestran empatía y sensibilidad, pero de momento no se ha concretado nada”.

MONETIZAR OTRAS INICIATIVAS

La dificultad para recuperar parte de los ingresos perdidos mientras dure la pandemia será un problema común en todo el sector del fitness.

Otro de los participantes en la mesa redonda, Óscar Peiró, explicó algunas de las acciones que está impulsando para tratar de mantener en pie los dos centros que regenta, el Smart Club y el Estudio Uno, y que han perdido el 50% de sus socios y el 60% de la facturación que tenían hace un año.

“Hemos iniciado muchas pequeñas iniciativas para que la gente que sigue se gaste más en nosotros: hemos impulsado productos nuevos, hemos lanzado un workshop de entrenamiento, nos hemos enfocado más al entrenamiento personal y hemos trabajado más la plataforma online, entre otras”, desgranó.

El reto no es otro que monetizar nuevos servicios que les permitan lograr la tesorería necesaria para subsistir en un contexto “muy difícil”, especialmente para los pequeños empresarios que no saben hasta cuándo podrán resistir al miedo generado por la pandemia.

CENTROS DE SALUD

Por su parte, Manuel Valcarce, CEO de la consultoría Valgo, confirmó que el sector del fitness español sufre una pérdida media del 53% de sus ingresos con respecto al año pasado. Para remontar esta situación, insistió en la necesidad del sector de “reivindicarse como un sector esencial de forma unánime”.

Valcarce también animó a los centros deportivos a diferenciarse de otros sectores potenciando la percepción de que ir a sus negocios es invertir en “salud”. Algo que, a su entender, permitirá captar más clientes que, siguiendo el efecto rebote que se prevé una vez termine la pandemia, estarán más concienciados sobre el deporte como elemento clave para mantener una buena salud.

NUEVA BASE DE CLIENTES

El director general de Altafit, José Antonio Sevilla  añadió que  “se está generando una nueva base de clientes y tendremos que estar atentos y preparados todos para captarlos en el futuro”, añadió.

Esa  idea fue complementada por el alcalde de Moralzarzal, Juan Carlos Rodríguez, quien pidió “medidas especiales” a las administraciones competentes en favor del deporte como un decreto que lo convirtiera en servicio esencial.

El alcalde subrayó posteriormente que “los centros de salud deberían ‘recetar’ deporte. Eso abriría el mercado y ayudaría a consolidar el deporte como un hábito entre más ciudadanos. Si damos prioridad a la actividad física irá más gente a los centros deportivos”.


No hay comentarios

Añade el tuyo