ESENCI@L

Este año estrenarán su tercera marca, FT30

Balance Company aspira a liderar el fitness portugués desbancando a Vivagym y Solinca

Prevén cerrar el año con entre 35 y 40 gimnasios en el país luso

PHOTO-2022-04-28-08-57-33

Balance Company prevé abrir ocho Fitness Factory este año en Portugal, además de debutar con su nueva marca, FT30

(11-5-2022) Balance Company aspira a convertirse en la cadena con más gimnasios en Portugal. La cadena espera poder alcanzar en 2023 el medio centenar de unidades, cifra con la que desbancarían a Vivagym y a Solinca, las dos únicas cadenas que de momento le superan en número de centros en el mercado luso.

Balance Company quiere dar un salto a nivel de efectivos en Portugal antes de desembarcar en España el próximo año. La cadena de gimnasios lusa quiere impulsar su crecimiento con nuevos franquiciados para aproximarse o, incluso, alcanzar los 50 gimnasios en 2023. La enseña confiaba en alcanzar esta ambiciosa cifra este mismo año, pero debido a la pandemia tuvieron que aplazar algunas aperturas a un contexto más favorable. 

Anunci-SALTER

En la actualidad, el grupo aglutina 28 gimnasios en Portugal: 23 a través de su marca low cost, Fitness Factory, y 5 con su gama premium, Balance Club. Solo le superan los 42 centros que tiene el grupo Vivagym (a través de su filial portuguesa, Fitness Hut). Esta enseña alcanzará las 43 unidades en septiembre, cuando está prevista la apertura de un nuevo centro en Caçem (área metropolitana de Lisboa). Entre ambas enseñas se encuentra Solinca, que gestiona 34 gimnasios en ese país. 

Balance Company lleva varios meses analizando oportunidades para abrir nuevos centros. El próximo 30 de mayo, por ejemplo, inaugurarán un Fitness Factory que nace como fruto de la reconversión de otro centro que hasta ahora estaba operativo, el Alive Fitness Club de Trofa (distrito de Oporto). 

Tras este gimnasio llegarán otros centros de la marca low cost este mismo 2022: Braga y Santo Tirso, en junio; Entroncamento, en julio; Alenquer, Samora Correia y Caniço (Madeira), en el tercer trimestre; y Almeirim, en el cuarto trimestre. A estos se les sumará otro centro deportivo, el primero bajo la nueva marca intermedia que lanzará el grupo, Fitness Theory 30. El primer centro de esta nueva marca abrirá sus puertas en Caldas da Rainha, municipio ubicado al norte de Lisboa. El grupo, que cuenta con varias peticiones de inversores interesados en expandir esta marca-rótulo, no descarta llegar a cerrar este 2022 con cinco centros FT30 en Portugal. Es decir, que podrían cerrar el año con entre 35 y 50 gimnasios operativos en Portugal. 

El lanzamiento de esta nueva marca se demoró unos meses porque la enseña quiso dar prioridad a la apertura de ocho centros que pasaban por dificultades debido a la pandemia. Tres de éstos eran clubes que estaban operativos y que pidieron reconvertirse a Fitness Factory. 

28.000 CLIENTES

En la actualidad, Balance Company da servicio a unos 28.000 clientes entre los 28 clubes que gestiona. De éstos, 24.000 corresponden a los centros de Fitness Factory y 4.000 a Balance Club. Hace justo un año, cuando aglutinaban 21 centros (18 de la línea low cost y 3 de la premium), la enseña tenía 16.000 abonados. Con respecto a antes de la pandemia, el grupo aglutina un 35% más de clientes. 

Los centros que ya estaban operativos antes de la pandemia, eso sí, aún se encuentran un 27% por debajo de las cifras de marzo de 2020. Eso sí, en estos mismos centros ya han logrado recuperar más del 90% de la facturación que tenían antes del estallido del covid. 

Gracias a las adquisiciones que ha ido realizando tanto en 2020 como en 2021, Balance Company cerró el pasado año con un 14% más de clientes que en 2019 y con un 35% más de facturación. De cara a este 2022, el grupo apunta a mejorar en un 50% los ingresos cosechados en 2019. 

LA GAMA PREMIUM CRECE MÁS

Desde principios de año, el grupo está cosechando unos resultados muy positivos a nivel de nuevas altas. A nivel porcentual, el crecimiento ha sido algo mayor en la línea premium que en la low cost. La mayor recuperación de Balance Club se atribuye, principalmente, a dos factores: la ubicación de estos centros, en zonas residenciales; y los servicios de entrenamiento personal que cada vez más piden sus usuarios. 

De la mano de EGYM, en Balance Club están creando nuevos programas para mayores, usando tecnología y entrenamientos adaptados a esos perfiles de edad. 

PROBLEMAS PARA ENCONTRAR PERSONAL

En la otra cara de la moneda, Balance Company está experimentando un problema que también se replica en España: las dificultades por encontrar personal formado. Desde la cadena aseguran que están teniendo dificultades por encontrar a buenos profesores formados para dar clases dirigidas. 


No hay comentarios

Añade el tuyo