ESENCI@L

Prevé dos aperturas más en Portugal

Balance Company inaugurará su primer Fitness Theory 30 en diciembre

El desembarco en España se retrasa pero esperan hacerlo en 2022

c65844b0-5e9c-4eb9-8ff2-f6046882a73b

El grupo Balance Company, que gestiona en la actualidad 23 gimnasios Fitness Factory y 5 Balance Club, inaugurará en diciembre en Portugal una marca intermedia, Fitness Theory 30

(9-11-2021). Balance Company estrenará en diciembre su nueva marca intermedia: Fitness Theory 30. Tras consolidar Fitness Factory (low cost) y Balance Club (premium), el grupo luso inaugurará el próximo mes el primer centro en Portugal de su tercer rótulo, basado en entrenamientos de 30 minutos.

El grupo portugués Balance Company cerrará el año incorporando al mercado su tercera marca de gimnasios: Fitness Theory 30 (FT30). Como adelantó CMDsport el pasado mes de abril, la intención de la compañía es convertirse en un grupo muy transversal con capacidad para atender a todo tipo de públicos y de bolsillos.

El primer centro Fitness Theory 30 abrirá sus puertas en Portugal el próximo mes de diciembre. Un mes después, en enero, llegarán los dos siguientes, también en territorio luso. La intención de la cadena, como ya explicó este medio, es introducir esta marca en el mercado español.

DESEMBARCO EN ESPAÑA

Una expansión internacional para la que aún no hay una fecha exacta, aunque el deseo sigue siendo lograrlo ya el próximo año. “Primero evaluaremos cómo funciona en Portugal. Antes de iniciar un crecimiento es necesario un periodo de estabilidad y tranquilidad que nos permita analizar los procesos”, precisa el CEO de Balance Company, Pedro Simao.

El grupo gestiona en la actualidad 28 gimnasios (23 Fitness Factory y 5 Balance Club) tras abrir en lo que llevamos de segundo semestre del año dos Fitness Factory más. La intención de la compañía era cerrar el año superando la treintena de centros, unos planes que se demorarán unos meses por retrasos en las entregas de equipamientos y materiales y también de las obras.

Desde Balance Company aseguran que no tienen prisa por abrir y que siguen trabajando la precomercialización de sus centros para que, cuando abran, lo hagan con un punto de equilibrio de socios. El grupo mantiene intactos sus planes de alcanzar los 50 gimnasios operativos a lo largo de 2022. Eso implicaría realizar más de 20 aperturas durante todo el año.

MÁS FACTURACIÓN QUE ABONADOS

El máximo responsable de Balance Company da por buenas las cifras de captación de socios logradas durante la campaña de septiembre y octubre. “Hemos tenido muchas altas, sobre todo de usuarios de entre 30 y 45 años, y pocas bajas, lo que nos ha permitido situarnos en el 75% de clientes que teníamos antes de la pandemia”, aporta.  En la actualidad registran unos 27.000 abonados, 7.000 más de los que tenían a principios del pasado mes de julio.

Más positiva aún es la recuperación de facturación. “Hemos captado un 20% más de facturación que de socios, de forma que ya estamos con casi el 95% de los ingresos que teníamos antes del covid”, celebra.

AUMENTO DE SERVICIOS CONTRATADOS

La explicación a esta diferencia radica en la mayor contratación de productos por parte de sus usuarios: “Estamos ingresando más por cada usuario, ya que están comprando servicios más caros, sobre todo de entrenamiento personal”, añade.

Esta demanda creciente les ha llevado a reforzar su oferta de entrenamientos personalizados y de otros servicios como la nutrición o la tecnología, a través de los equipamientos de eGym.

RESTRICCIONES “EQUILIBRADAS”

Desde Balance Company valoran positivamente el nivel de restricciones que afectan a los gimnasios portugueses. “Han mejorado, ya no tenemos que dejar tres metros entre usuarios, sino un metro y medio, tanto en sala de fitness como en clases dirigidas. Eso supone aproximadamente un 85% del aforo total, algo que casi nunca se alcanza. Ahora hay un equilibrio, de forma que las restricciones actuales son menos perjudiciales y afectan menos a los resultados de los clubes”, comenta.

Otro aspecto diferencial de Portugal con respecto a España ha sido la no obligación de uso de las mascarillas durante la práctica deportiva. “Sólo tienen que usarlas los usuarios durante el tránsito por las instalaciones y los entrenadores”, aclara. Desde la compañía, eso sí, insisten en recordar a sus usuarios y al resto de ciudadanía acerca de la importancia de mantener los cuidados individuales para que no haya nuevos retrocesos sanitarios que frenen la recuperación de las empresas.

CERTIFICADO COVID

Desde el pasado 1 de octubre, además, los gimnasios portugueses ya no tienen que pedir el certificado covid, medida que se instauró a principios del mismo mes, pero que apenas duró pocas semanas gracias al alto nivel de vacunación de la población lusa.

La única modificación provocada por la pandemia que Balance Company mantendrá en sus centros es el sistema de reserva previa de todos sus servicios. “Nos permite controlar mejor los clubes, que ahora tienen una mayor distribución de usuarios durante todo el día. Da a los abonados una mayor sensación de tranquilidad”, sentencia.


No hay comentarios

Añade el tuyo