ESENCI@L

Los operadores tendrán que asumir el resto del coste

Barcelona pagará 5 millones de la factura energética de los centros deportivos municipales

"Es un hito extraordinario y de buena comunión con el IBE"

FflNbs7XgAAKozV

El concejal de deportes del Ayuntamiento de Barcelona, David Escudé, se ha reunido con representantes de las empresas gestoras de los centros deportivos municipales para tratar cuestiones como la factura energética

(21-10-2022) El Ayuntamiento de Barcelona aportará, a través del Institut Barcelona Esports (IBE), un total de cinco millones de euros para pagar parte del sobrecoste energético que los centros deportivos municipales sufrirán este 2022 como resultado del aumento de los precios de la luz y del gas. Gestiona celebra el acuerdo, aunque inicialmente reclamaba una cantidad superior.

El Ayuntamiento de Barcelona da un pequeño respiro a los cerca de 40 centros deportivos municipales que se ubican en la capital catalana. El consistorio barcelonés ha decidido atender la petición de la Asociación de Gestores de Instalaciones Deportivas Públicas de Cataluña (Gestiona), de la que CMDsport se hizo eco el pasado mes de septiembre, y repartirá un total de 5 millones de euros.

Esta cifra apenas supone poco más de un tercio de los 14 millones de euros que, según Gestiona, los diversos CEM barceloneses terminarán pagando este 2022 en relación a la factura energética de 2021. El presidente de la asociación de centros municipales, Josep Viladot, asegura sin embargo que estos 5 millones suponen “un hito extraordinario” para el sector deportivo concesional de la capital catalana.

“Demuestra, además, la buena comunión que existe con el IBE”, resalta Viladot. Cerrado este acuerdo, Gestiona ya negocia con el consistorio un nuevo acuerdo de cara a 2023, año para el cual se prevé que los costes de la energía vuelvan a superar, de largo, los habituales antes de la guerra en Ucrania. De cumplirse los pronósticos realizados por Gestiona, los distintos CEM afrontarán finalmente un sobrecoste de 9 millones de euros, lo que representa una media de 225.000 euros más por instalación. Sin esta ayuda pública, el sobrecoste por centro se habría elevado hasta los 350.000 euros. La diferencia, por tanto, es de 125.000 euros menos por centro.

ENCUENTRO DE CEM

Esta inyección económica extraordinaria para atender la situación de urgencia que se ha generado en los últimos meses con los fuertes incrementos de los precios de la energía ha sido presentada por el propio Ayuntamiento de Barcelona en un encuentro que ha celebrado en el CEM Estació del Nord con los gestores de los distintos centros deportivos municipales.

La aportación económica es la medida más destacada, pero no la única. También se prevén otras iniciativas a medio plazo como la instalación de cerca de 13.000 m2 de placas fotovoltaicas en 11 de los CEM y la implementación de buenas prácticas en el consumo energético.

Según cálculos del consistorio barcelonés, los CEM de la capital catalana dan servicio a unos 500.000 usuarios.


No hay comentarios

Añade el tuyo