ESENCI@L

Entrevista a Salvador Cereceda, director del CEM Joan Miró

Critican que Barcelona siga anclada en el modelo deportivo de los Juegos Olímpicos del 92

joanmiro

Salvador Cereceda, director del CEM Joan Miró, gestionado por la Associació Esportiva Central.

(21-6-2018). El director del centro concesional CEM Joan Miró, Salvador Cereceda, considera que urge actualizar el modelo deportivo de Barcelona a través de la promoción de la actividad física, la digitalización y los incentivos fiscales para las empresas relacionadas con el deporte.

Un año después de la celebración del 25º aniversario de los Juegos Olímpicos de Barcelona’92, salen voces que critican que el modelo deportivo de Barcelona sigue anclado a la herencia de la cita olímpica. Las instituciones siempre han presentado a la Ciudad Condal como un modelo de éxito deportivo, pero profesionales del sector creen que urge una actualización.

Anunci-NIKE-KIDS

Salvador Cereceda es el director ejecutivo de la Associació Esportiva Central, una empresa barcelonesa que gestiona el centro municipal CE Joan Miró, de más de 3.000 m2 y 5.500 abonados. Cereceda lamenta que “desde Barcelona’92 no se ha realizado una revisión del modelo deportivo de la ciudad” y considera que hace falta una estrategia conjunta de todos los actores de la sociedad para promover el ejercicio físico.

“Todos los modelos de éxito, incluida la escuela finlandesa, deben evolucionar si no quieren acabar fracasando”, sentencia el director.

LA REVISIÓN DEL MODELO

El directivo pone en tela de juicio la reciente encuesta del Ayuntamiento de Barcelona que apunta que el 71,6% de los habitantes practican deporte, incluyendo a las personas que salen a caminar con el objetivo de hacer deporte. Además, Cereceda señala que hace años que el consistorio barcelonés no cuenta con un regidor de deportes y que todo el peso del sector recae en la comisionada Marta Carranza.

Hace falta más coordinación entre el sector público y privado

Cereceda pide “un cambio de chip” ante la rápida evolución del sector deportivo, que debe contemplar una campaña conjunta de la Administración y el sector privado: “Hacen falta políticas de concienciación que promuevan la actividad física, y una coordinación con el sector de la sanidad para derivar a los centros deportivos a aquellos pacientes que necesitan practicar deporte por cuestiones de salud”.

LA DIGITALIZACIÓN DEL DEPORTE

Por otro lado, Cereceda considera que el sector deportivo no puede dar la espalda a la innovación tecnológica, y reclama una profunda digitalización de los espacios deportivos: “Nuestro conocimiento digital no crece al mismo ritmo que la innovación tecnológica”, señala.

El CEM Joan Miró ha decidido invertir un millón de euros en digitalizar su sala de fitness a través de los sistemas de eGym y Precor, además de introducir el sistema CRM de T-Innova y acondicionar una zona de HIIT. “El problema es quedarse quietos”, afirma Cereceda, que invita a los proveedores a buscar alianzas para ofrecer soluciones integradas para los gimnasios.

LOS INCENTIVOS FISCALES

El tercer pilar del modelo deportivo propuesto por Cereceda contempla la promoción de incentivos fiscales para las empresas en dos casos: por un lado, el directivo considera que la rebaja del IVA de los centros deportivos es una necesidad inmimente; por el otro, opina que se deberían aplicar desgravaciones fiscales a las empresas que promuevan la actividad física entre sus trabajadores.

Si las concesiones son de 5 años, ninguna empresa querrá invertir

La Associació Esportiva Central tiene la concesión administrativa del CEM Joan Miró hasta 2030, tras obtener una prórroga de cinco años por su inversión de tres millones de euros en 2013 para remodelar el centro.

A colación de la intención del Ayuntamiento de reducir la duración de las concesiones para adaptarlas a la ley contractual vigente, Cereceda apunta: “Si las concesiones son de 5 años, ninguna empresa querrá invertir en remodelar el centro”.


No hay comentarios

Añade el tuyo