ESENCI@L

Basic-Fit Intl cierra el primer semestre con una caída del 24% de su facturación

Basic-Fit-Intl-CEO-Rene-Moos-2017-bis

Rene Moos, CEO de Basic-Fit Intl, ha asegurado que "hemos visto un gran apoyo por parte de nuestros socios, proveedores, bancos y propietarios durante el difícil período de cierre de clubes. Juntos hemos navegado a través de la tormenta y estamos deseando volver a nuestro camino de crecimiento juntos".

(31-7-2020). Las ventas de Basic-Fit Intl han caído en el primer semestre de este 2020 un 24% en relación al mismo periodo del año pasado. Pese a ello, la cadena ha abierto 47 nuevos clubes y su cifra de abonados ha crecido un 9% alcanzando los 2,17 millones de personas.

“El último medio año ha sido el período más duro de la historia de la industria del fitness. Los cierres de clubes a causa del COVID-19 han afectado a nuestros miembros, empleados, socios, propietarios y bancos”. Con estas palabras ha introducido los datos registrados por Basic-Fit Intl durante la primera mitad de este 2020, el CEO de esta cadena de gimnasios, Rene Moos.

Las ventas de la enseña a nivel mundial han caído un 24% durante el primer semestre de este 2020,  tras situarse en 183 millones de euros, después de que en  el mismo periodo del año pasado se alcanzaran los 240 millones de euros.

El Ebitda se ha situado en 62,2 millones, frente a los 68,3 millones en que se situó al final del primer semestre del año pasado.

De enero a junio Basic Fit Intl ha abierto 47 nuevos centros lo cual ha permitido que la enseña haya alcanzado los 831 establecimientos, aumentando en un 5,99% la cifra de instalaciones con que contaba al final del año pasado (784).

La compañía sostiene que, si no se producen más cierres a gran escala, tiene previsto abrir 100 clubes este ejercicio y que su objetivo de alcanzar los 1.250 clubes en 2022 se mantiene.

También ha crecido durante el primer semestre de este 2020 la cifra de abonados. Lo ha hecho en un 9% alcanzando los 2,17 millones de personas. La enseña se ha mostrado muy satisfecha, asimismo, de la progresiva recuperación de la membresía en sus establecimientos, cuyo total, al final de este mes de julio, ha alcanzado lo 2,20 millones de personas.

Rene Moos ha concluido señalando que “la industria del fitness puede tener una contribución positiva en la lucha contra el Covid-19 pues ofrece entornos de entrenamiento seguros, lo cual permite permite a las personas trabajar en su estado físico y fortalecer su sistema inmunológico”.


No hay comentarios

Añade el tuyo