ESENCI@L

Cierre temporal de todos sus clubes en Europa

Basic-Fit negocia una ampliación de 150 millones de euros de la línea de crédito

Iniciarán un ERTE y van a posponer la apertura y la construcción de nuevos centros

basic fit cierre

Basic-Fit cierra de forma temporal todos sus gimnasios europeos por el coronavirus

(16-3-2020). Basic-Fit cierra de forma temporal todos sus gimnasios europeos para contener la propagación del coronavirus. Por ello, pondrá en marcha un ERTE entre sus empleados españoles y está iniciando negociaciones con la banca para ampliar en 150 millones de euros su línea de crédito.

Basic-Fit ha empezado a tomar decisiones para hacer frente al coronavirus. La cadena de gimnasios low cost ha cerrado de forma temporal todos sus gimnasios europeos y ha iniciado negociaciones con la banca para ampliar en 150 millones de euros su línea de crédito.

La compañía ha informado, a través de un comunicado, que toman esta decisión “para garantizar aún más que tenemos suficiente margen de liquidez”. La incertidumbre actual también ha salpicado a Basic-Fit, que todavía no tiene claro “en qué medida la situación del covid-19 podría afectar nuestros resultados”. Por ello, han empezado a tomar medidas proactivas para “reducir los gastos generales y de club, que incluyen el aplazamiento de proyectos así como detener el mantenimiento innecesario y la limpieza de los clubes cerrados”.

Iniciarán un ERTE

Basic-Fit ha anunciado, en el mismo comunicado, que solicitarán una compensación en los diferentes países en los que está presente para afrontar el cierre de sus clubes. En España, la solución para por el inicio de un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) que podría afectar a los empleados, unos 250, que la cadena tiene en sus 36 gimnasios de España.

“Buscamos mantener a nuestros empleados a bordo hasta que todos puedan volver a trabajar normalmente”, han afirmado.

Aperturas pospuestas

Debido al cierre de los gimnasios que se ha producido en España por el inicio del decreto de estado de alarma, Basic-Fit cerrará las puertas de sus centros hasta, como mínimo, el 27 de marzo. Como consecuencia, y “debido a la incertidumbre de los desarrollos futuros, hemos decidido posponer temporalmente la apertura de clubes y no comenzar la construcción de nuevos”.

La compañía ha explicado que, una vez la propagación del coronavirus esté bajo control, “recomendaremos el lanzamiento de nuevos centros”.

Soluciones para los abonados

La cadena de gimnasios low cost ha destacado que “en los primeros dos meses del año, el desarrollo de la cifra de abonados fue sólido e incluso en las primeras dos semanas de marzo estuvo en línea con el presupuesto”. “Prevemos que los cierres tendrán un impacto negativo temporal en el desarrollo de las adscripciones”, han añadido.

A raíz de ello, la cadena ha comunicado a sus abonados que “estamos buscando fórmulas adecuadas para compensarlos por la oportunidad perdida de hacer ejercicio en nuestros clubes y en las próximas semanas decidiremos la mejor forma de hacerlo”.

La semana pasada la compañía Basic-Fit hacía públicas las cifras de facturación de 2019. La cifra concluyó el año con un beneficio neto de 21,1 millones de euros a nivel europeo y una facturación de 23,7 millones de euros en España, un 3% más que en el año anterior.


No hay comentarios

Añade el tuyo