ESENCI@L

La cadena inaugurará su cuarto centro deportivo el próximo otoño

Be Up invertirá 6,5 millones en su debut en el País Vasco

FOTO-EXTERIOR-BEC-bis

El Be Up de Barakaldo contará con 5.020 metros cuadrados incluyendo tres piscinas; una sala de fitness de 1.100 metros cuadrados, cinco salas de actividades colectivas y una ludoteca para los más pequeños.

(17-3-2021). La cadena de centros deportivos Be Up estrenará el próximo otoño un espectacular centro deportivo en Barakaldo, muy cerca de Bilbao. A falta de culminar las obras, la enseña invertirá unos 6,5 millones en su estreno en el País Vasco, casi un millón más de los 5,6 que anticiparon en diciembre de 2018, cuando anunciaron públicamente el proyecto.

En 2013, el Bilbao Exhibition Center (BEC) acogió un partido de la NBA. En 2018, fue la sede de los Premios MTV EMA. Y, a partir del próximo otoño, también habilitará un espacio, más permanente que los anteriores, para un centro deportivo de la cadena Be Up. El cuarto establecimiento de la enseña, la cual ya tiene presencia en Santander (por partida doble), así como en Burgos, espera convertirse en un referente del eje metropolitano de Bilbao.

Inicialmente estaba previsto que este centro viera la luz a principios de 2020. Sin embargo, sufrió distintos aplazamientos. En este sentido, a la pandemia, que frenó su apertura, se añadieron unas obras exigentes -hubo que realizar un refuerzo estructural para poder soportar el peso de las piscinas- y numerosos permisos administrativos.

ALQUILER DE 30 AÑOS

La instalación deportiva se establecerá en el crucero norte del BEC, y contará con 5.020 metros cuadrados incluyendo tres piscinas; una sala de fitness de 1.100 metros cuadrados, cinco salas de actividades colectivas y una ludoteca para los más pequeños.  El centro puede albergar de manera simultánea unas 400 personas. La cadena ha alquilado este espacio por un período de más de 30 años. Una vez inaugurado, el gimnasio abrirá todos los días, salvo Navidad, Año Nuevo y Reyes.

Según explica el responsable de edificación e infraestructura de Be Up, Fernando San Emeterio, “ya nos sentimos parte de la familia BEC, que no solo es un espacio ferial, sino multiusos, y que cuenta con eventos de una alta calidad. El listón está muy alto y estamos recibiendo mucha ayuda por su parte, que siempre es de agradecer”.

ESPERAN DEBUTAR CON FUERZA

El estreno de este establecimiento será en plena campaña de abonados de septiembre y octubre y también en el momento de inscripción de los cursos de natación y actividades deportivas infantiles. Esa fecha juega a su favor también a nivel pandémico, ya que se espera que para entonces el nivel de vacunación de la población contribuya a que la gente tenga menos miedo a volver a los gimnasios.

En los próximos meses terminarán las reformas interiores y la confección de una parrilla de  actividades que ya tienen muy avanzada. Además de los servicios habituales que ya ofrecen en los otros centros, están estudiando añadir actividades familiares outdoor, servicios de entrenamiento personal, servicios de fisioterapia o de estética.

“Queremos prestar un buen servicio a la población de Barakaldo y de todos los municipios limítrofes”, explica a CMDsport el director de operaciones de Be Up, Manuel Abajo. Antes de la pandemia, la cadena superaba los 14.700 usuarios procedentes de más de 8.600 contratos. Un año después del estallido de la pandemia en España, esperan cerrar este mes de marzo con unos 5.600 contratos.

INVOLUCIÓN DE ABONADOS E INGRESOS

En Burgos, una de las ciudades más afectadas por los cierres autonómicos, han perdido el 48% de sus clientes, mientras que en los dos centros de Santander la caída ha sido algo menor, de un 38%. Aunque prefiere no hacer públicas sus cifras de facturación, la cadena reconoce que la caída a nivel de ingresos en 2020 fue superior al porcentaje de pérdida de abonados. “Los gastos no bajaron igual que los ingresos”, puntualizan.

La cadena da trabajo en la actualidad, de forma directa o indirecta, a 128 empleados. En el centro Be Up Bec tienen previsto ofrecer otros 50 empleos a personal joven titulado.

BUSCAN UN ALIADO PARA LA GAMIFICACIÓN

Para adaptarse a los cambios que ha vivido el fitness durante la pandemia, la cadena ha modificado un poco sus planes y ha añadido más elementos para potenciar la digitalización del centro.

Además de incorporar puestos de actividad cardiovascular con conexión a internet, TV y plataformas como Netflix, Be Up está sondeando con distintas marcas la incorporación de productos, básicamente para las salas de spinning, que faciliten la gamificación de sus actividades.

Según explica el director de operaciones de Be Up, Manuel Abajo, “trabajamos contrarreloj para que en nuestra sala de spinning, además de moverse y divertirse, como decimos en nuestro lema, la gente también pueda establecer dinámicas para competir”.

En este sentido, una de las ideas de la enseña es llegar a proponer a los usuarios de las bicicletas estáticas de cada uno de sus centros poder competir contra los usuarios de otros centros de la misma cadena, fomentando así la socialización y la diversión entre sus abonados. “Nos gustaría llegar a este tipo de propuestas, hay plataformas que lo trabajan a nivel de homefitness, pero nuestra intención es colectivizarlo y traerlo también al gimnasio”, añade Abajo.

También quieren potenciar los contenidos de su app. Su intención es llenar su aplicación de más clases grabadas, pero por ahora descartan hacer sesiones en directo. “El desarrollo de la app se hará con cautela, porque nuestro objetivo es que la gente disfrute de nuestra instalación”, puntualizan desde la enseña.


No hay comentarios

Añade el tuyo