ESENCI@L

Con concursos, aperturas de clubes y la culminacion de operaciones corporativas

BeOne acelera en el segmento privado y en el concesional

roberto-ramos-beone

Roberto Ramos, CEO y cofundador de BeOne, en una imagen de archivo.

(28-1-2020). La gestora gallega planea un 2020 de gran movimiento, en el que confía en desencallar hasta cuatro proyectos en el segmento privado, atender a varios concursos públicos y culminar operaciones corporativas que se encuentran en negociaciones.

BeOne arranca un 2020 que se presenta movido para la gestora, que tiene entre manos diversos proyectos tanto en el segmento concensional como privado.

Tras formalizar a inicios de mes la adquisición de dos centros deportivos concesionales a la gestora Gaia, -con las que la cadena gallega se reafirmaba en la segunda posición del ránking del segmento concesional por número de instalaciones (33), por detrás de Forus (36)-, anuncia parte de sus planes para este año, entre los que figuran optar por varios concursos públicos, desencallar hasta cuatro proyectos de gimnasios privados y culminar las negociaciones de operaciones corporativas en las que la compañía se encuentra inmersa desde el pasado 2019.

Nuevas licitaciones en Madrid y Barcelona

En el terreno público-privado, BeOne ha comunicado su intención de atender a distintos concursos públicos de licitaciones de instalaciones deportivas que se ha previsto que se pongan en marcha durante este año, existiendo principalmente dos “focos importantes”, según apunta el ceo de la compañía Roberto Ramos, que son Madrid y Barcelona. “Intentaremos conseguir alguna de las licitaciones que salgan, con especial interés en los movimientos que se den en estas dos ciudades”, apunta el directivo, quien se muestra confiado de las posibilidades de éxito de su gestora: “Ganamos el 80% de los concursos a los que nos presentamos, y es porque nos hemos vuelto muy selectivos y acertamos el tiro”, comenta al respecto.

Gimnasios privados

Asimismo, la gestora confía en desencallar durante este año varios proyectos de centros deportivos de gestión privada, cuya apertura se había previsto inicialmente para el pasado 2019 y que han sufrido nuevos retrasos. En concreto, apunta Ramos, la compañía espera poder “cristalizar” hasta cuatro proyectos en cartera.

Entre ellos se encontrarían los dos clubes privados que la cadena anunció en 2017 en Lugo y en Logroño, para los que había previsto una inversión de 9 millones de euros, y que se han demorado indefinidamente debido a los retrasos en la obtención de licencias, entre otros trámites administrativos.

Operaciones corporativas

Mientras, el tercer foco de acción de BeOne durante este 2020 serán las operaciones corporativas, asegurando Ramos encontrarse en “negociaciones para varios acuerdos”, las cuales deberían culminar durante “el primer semestre del año”.

Entre estas operaciones, se encuentra la oferta por la división de centros concesionales de la catalana Duet Sports, operación anunciada a mediados del pasado año y cuyo desenlace se espera para esta primera parte del año. Se trata de una operación que, de formalizarse, permitiría a BeOne obtener un posicionamiento destacado en Catalunya, así como hacerse con un hipotético liderazgo en el segmento concesional por número de instalaciones.

Sin embargo, según remarca Ramos, la de Duet Sports no sería la única operación en la que se encontraría inmersa BeOne, dando paso a posibles cambios en el liderazgo de este segmento en los próximos meses.

Buen arranque de año

En lo que se refiere a sus centros operativos, la compañía se muestra satisfecha con los resultados de la campaña de captación lanzada a principios de año, con la que “a día 20 de enero ya habíamos cubierto los objetivos planteados”.

Asimismo, la cadena ultima la puesta en marcha de obras de reforma de la parte exterior de su centro deportivo ubicado en Rincón de la Victoria, donde se ha previsto la construcción de una pista de pádel, una pista polideportiva descubierta y una pista de running, entre otros equipamientos, cuya obra se iniciará “en breve”.

BeOne culminó el año 2019 alcanzando por primera vez en los 26 años de trayectoria del grupo una facturación de 30 millones de euros, lo que supone una mejora del 5,26% respecto a 2018 en el que facturó 28,5 millones. También elevó su beneficio operativo hasta los 6,1 millones de euros, un 19,6% superior al ebitda registrado en 2018, que ascendió a 5,1 millones.


No hay comentarios

Añade el tuyo