ESENCI@L

La pandemia truncó un plan de crecimiento muy importante para la cadena

BeOne refuerza su estructura para reemprender su expansión orgánica e inorgánica

Su CEO anuncia que la retomarán a finales de este año

roberto-ramos-custer-gallego

Roberto Ramos, Ceo de BeOne, en su intervención en el primer encuentro digital del recién creado Clúster Gallego de la Industria del Deporte y el Bienestar.

(19-4-2021). BeOne ha confirmado su intención de retomar su plan de expansión orgánico así como las operaciones corporativas que se han quedado en el tintero por la pandemia, a finales de este año. Así lo ha avanzado su Ceo, Roberto Ramos, en un encuentro digital del cluster del deporte gallego en el cual analiza las oportunidades y retos de la industria del fitness, la cual estaría siendo “infravalorada”.

BeOne retomará a finales de año su plan de expansión, frenado en el pasado 2020 con la eclosión de la pandemia por Covid19. La compañía ha comenzado a reforzar su departamento de expansión con el objetivo de activar tanto la apertura de nuevos centros como las operaciones corporativas. Así lo ha confirmado el Ceo de la cadena gallega, Roberto Ramos, en su intervención en el estreno de los ‘Encuentros Digitales: Hablando con la Industria del Deporte’, impulsados por el recién creado Clúster Gallego de la Industria del Deporte y el Bienestar, al que se sucederán otras entrevistas con referentes de la industria gallega.

En su intervención, Ramos ha confirmado haber trazado para BeOne un plan de crecimiento pre-Covid “muy importante”, encontrándose su compañía inmersa en “varios procesos corporativos y expansivos”, a lo que se sumaba un proceso de “consolidación” del sector concesional que supone, según cifra el directivo, entre el 25 y el 30% del total del sector fitness, moviendo 500 millones de euros anuales.

Según afirma el directivo, aquellos proyectos “tuvieron que posponerse pero están por venir y vendrán”, y ha situado la reanudación de dicho plan de crecimiento para finales de este 2021. Precisamente, este año,   la cadena cumple su 28º aniversario, concretamente el próximo 7 de mayo, aglutinando en la actualidad 40 instalaciones, más de 1.200 empleados y cerca de 200.000 clientes.

Somos un sector que estamos haciendo que la gente viva más y mejor

Una industria infravalorada

BeOne es una de las 65 empresas que han conformado el Clúster Gallego de la Industria deportiva. Una iniciativa que busca impulsar un sector que en el conjunto de Galicia está compuesto por unas 2.000 empresas, supone el 2,5% del PIB y genera más de 12.000 puestos de trabajo.

Pero, en opinión de Ramos, su valor radica en algo más que en las cifras. “Estamos haciendo que la gente viva más y mejor”, afirma resaltando el “importante efecto que la industria del deporte y la actividad física ejerce en las personas”, posibilitando además abaratar el coste sanitario.

Es en base a esa razón que el ejecutivo cree que “merecemos un reconocimiento por parte de las administraciones públicas, que no tenemos”. Y muestra de ello sería el IVA del 21% que, si bien considera que “no debe ser la lucha principal del sector”, evidencia la “falta de reconocimiento” y que “no está compensado lo que damos a cambio de lo que recibimos”.

Educación física, el pilar principal

Para lograr ese reconocimiento, Ramos opina que el primer paso debe ser conseguir el reconocimiento para la educación física y situarla como material troncal. “Se acercan a las instalaciones deportivas cuando ya se trata de una necesidad, cuando lo ideal sería de que existiera una concienciación desde la escuela y los institutos que generara una cultura saludable para que nosotros nos pudiéramos centrar sólo en dar el servicio y no también en concienciar”.

Los centros deportivos deberíamos centrarnos en dar servicio y no tener que concienciar también

Este reconocimiento de la asignatura de la educación física desembocaría, prosigue, “con el reconocimiento de la actividad física como actividad ligada a la salud”, así como “la receta deportiva, una reducción del IVA y más apoyo por parte de las administraciones públicas, que la última vez que impulsaron una campaña de concienciación sobre la actividad física fue en los años 80”.

Ramos cree que “hay un potencial importante para mejorar la condición de vida de los ciudadanos y para ello necesitamos un cierto apoyo y reconocimiento”. En este sentido, añade, “el clúster gallego nos permitirá ganar en visibilidad y en voz”.

Los retos del fitness gallego

Para el Ceo de BeOne, el fitness gallego ha progresado mucho en los últimos 30 años aunque “sin hacer ruido”, lo que ha provocado que sea “una gran desconocida”. Afirma que “los mejores gestores del sector son gallegos” y que “ese conocimiento y valor es una fuente inagotable para conseguir hechos importantes”.

Aún así, existen unas carencias dentro de la industria gallega de instalaciones deportivas que a ojos de Roberto Ramos se deberían trabajar.

Por una parte, aumentar el índice de práctica deportiva que en el caso de Galicia se encuentra en el 36%, por debajo de la media española que se sitúa en el 46%. “Hay mucho trabajo por hacer pero es también una oportunidad de crecimiento para la industria”, apunta al respecto.

El segundo reto, la actualización del parque de instalaciones deportivas. “Está obsoleto y tenemos la oportunidad de renovar las instalaciones y convertirlas en referentes de las instalaciones respetuosas con el medio ambiente, que realmente dan respuesta a las necesidades de los clientes, que sean versátiles y adaptables a las nuevas tendencias, y con un alto nivel de tecnología”.


No hay comentarios

Añade el tuyo