ESENCI@L

Aspiran a crecer en un 13% en relación a 2019

BH Fitness apunta hacia los 50 millones de facturación este 2021

BH-Fitness-ceo-Pablo-Perez-de-Lazarraga-3-bis

Para Pablo Pérez de Lazárraga, CEO de BH Fitness, la empresa nacida en Vitoria, este segundo año de crecimiento consolidaría una tendencia al alza que rompería con los cinco años de decrecimiento consecutivos registrados entre 2015 y 2019.

(28-9-2021). Exercycle, la sociedad que gestiona BH Fitness, prevé aumentar su facturación este 2021 hasta los casi 50 millones de euros, lo que supondría un aumento interanual superior al 13% en relación a la cifra obtenida en 2020. El aumento registrado en exportaciones está siendo clave para seguir mejorando sus registros.

Exercycle, la compañía que comercializa sus productos bajo la marca BH Fitness, espera batir su récord de ingresos por segundo año consecutivo. Tras crecer el año pasado un 65,85% con respecto a 2019, disparando su volumen de negocio hasta los 44,41 millones de euros, la empresa proveedora de equipamientos de fitness augura unos ingresos para este 2021 que podrían rozar los 49 o 50 millones de euros.

Así lo reconoce a CMDsport el CEO de BH Fitness, Pablo Pérez de Lazárraga, que ve factible terminar el año creciendo aproximadamente un 13% respecto a 2020.

Para la empresa nacida en Vitoria, este segundo año de crecimiento consolidaría una tendencia al alza que rompería con los cinco años de decrecimiento consecutivos registrados entre 2015 y 2019. Precisamente, en 2019, la facturación de la compañía se situó en 26,78 millones de euros.

Los datos son en euros. FUENTE: Elaboración propia de CMDsport a partir de datos extraídos del Registro Mercantil.

CRECIMIENTO EN EXPORTACIÓN

La explicación principal de esta previsión de crecimiento radicaría en un incremento en las cifras de exportación, que este año han crecido a un ritmo del 30% interanual. La empresa vasca se ha consolidado en Alemania, Francia y Rusia. Ésos son sus principales mercados en el mundo.

Les siguen otros territorios europeos y los países de la zona de Oriente Medio.

La enseña está ampliando su cobertura geográfica cerrando acuerdos importantes en Vietnam, Corea, así como en el norte de Europa, lo que les están ayudando a compensar el descenso en ventas que han vivido las empresas que hasta hace poco actuaban como sus filiales en Estados Unidos, China y una en Taiwán. “Hemos pasado de tener una fábrica y una empresa en aquellos países donde contábamos con filial a operar en ellos a través de un distribuidor” explica De Lazárraga, que asegura que el proceso de recentralización “está saliendo francamente bien”.

El CEO de BH Fitness confía en seguir dando pasos en este proceso de recentralización de la facturación el año que viene, en el cual confían tenerlo prácticamente culminado. Una vez concluido, la empresa espera facturar en España el 95% de la cifra de ventas total de la marca. No será del 100% porque la empresa mantendrá algunas de las filiales que aún tiene (las de México y alguna en Taiwán, además de alguna otra puntual) porque “siguen siendo rentables”.

OBLIGADOS A SUBIR PRECIOS

Igual que le ha ocurrido al resto de empresas de equipamientos deportivos que fabrican en Asia, BH Fitness se ha visto obligada a subir precios ante los desmesurados aumentos de costes registrados.

Los de la materia prima aseguran que se han elevado, de media, entre un 10% y un 12%, tras dos subidas registradas a finales de 2020 y durante la primavera de 2021.

Lo que más preocupa a esta y a otras empresas del sector, sin embargo, son los costes de los fletes: por el mismo contenedor por el que antes de la pandemia nunca pagaban más de 3.000 dólares, ahora les toca invertir 15.000 y no descartan que, para estas Navidades, la cifra se acerque a 20.000.

Como consecuencia, BH Fitness tuvo que aplicar una primera subida de precio ya que el impacto de los fletes varía en función de si los equipamientos están formados por piezas pequeñas o por grandes carcasas que no permiten tantas unidades por contenedor.

La subida del precio de los productos no es lineal, ya que el impacto es menor en aquellos con piezas pequeñas y notablemente mayor en los que tienen grandes carcasas y, por tanto, no pueden transportarse tantas unidades en cada contenedor. La media registrada entre los de homefitness y los de profesional se sitúa en torno al 10%.

El proveedor espera no tener que estudiar otra subida -sería la tercera desde el estallido del covid- hasta al menos a partir de marzo de 2022, una vez pase la ISPO y haya que renovar el catálogo de productos de homefitness. Todo ello, admite, depende de los costes que tengan.

ALTERNATIVAS A LAS FÁBRICAS SOBREOCUPADAS

El retraso en las entregas de los pedidos es otro problema común que afecta a éste y a muchos otros sectores económicos que importan pedidos desde Asia. “Esperamos que para 2022 se estabilice todo y ya no haya tantos problemas, pero hasta ahora hemos sufrido un desabastecimiento que afecta especialmente a los componentes electrónicos”, expone el máximo responsable de la firma vitoriana.

BH Fitness se las ha ingeniado para reducir los tiempos de entrega encontrando otros fabricantes en los dos países donde concentran su producción, China y Taiwán, que cumplen con sus estándares de fabricación. “Hasta hace un par de años rechazábamos ofrecimientos porque no los necesitábamos, pero ahora tenemos que hacerlo porque ya no puedes estar con un solo fabricante”, reconoce De Lazárraga.

ESPERAN ALEGRÍA DE CARA A 2022

BH Fitness constata un “frenazo” de las ventas de homefitness desde el pasado mes de junio que coincide en tiempo con “una cierta recuperación” del sector profesional en España.

Pese a registrar un septiembre con cifras por debajo de lo que serían las habituales antes de la pandemia, De Lazárraga es optimista en relación a 2022. El CEO de BH Fitness augura un primer trimestre de año “con más alegría”, lo cual espera que se traduzca en “bastantes proyectos”, mayoritariamente más renovaciones que aperturas, que ahora están en stand by.


No hay comentarios

Añade el tuyo