ESENCI@L

Debutaron en Madrid a finales de 2021

Bigg Fit, rumbo al sexteto en Madrid en su primer año en España

Esperan sumar cuatro centros más a los dos ya abiertos en la capital

103cb6ad-b6de-45e9-a22a-766fb209a5cf

Bigg Fit se plantea cerrar su primer año en España con entre cinco y seis gimnasios abiertos en Madrid y, al menos, uno más en Barcelona

(13-7-2022) La cadena de gimnasios argentina Bigg Fit sigue dando pasos en su plan de expansión por España. El gigante latinoamericano, que actualmente gestiona dos centros en Madrid, ve factible concluir su primer año en España con entre cinco y seis establecimientos en la capital. La respuesta del público español les anima a proseguir su expansión.

Si el contexto económico no lo impide, Bigg Fit podría cerrar su primer año en España con seis gimnasios abiertos en Madrid y uno o dos más en Barcelona. La enseña avanza con paso firme en su crecimiento en el que es su primer mercado europeo. Bigg Fit desembarcó en Madrid a finales de 2021 con un centro franquiciado en el barrio de Salamanca, donde pronto podrían ampliar su presencia. 

La enseña inauguró su segundo local (el primero propio) en Madrid el pasado mes de mayo en Chamberí. En septiembre verá la luz el tercer centro de fitness en la capital, en la calle Orense, cerca del estadio Santiago Bernabéu. A finales de ese mismo mes también podría ver la luz el cuarto gimnasio en Madrid, entre las calles Alcalá y General Pardiñas, en el sur del barrio de Salamanca. Se ubicarán en un local anteriormente ocupado por un negocio de cerámica. 

Sus planes en Madrid para este 2022 no terminan ahí. La cadena ha presentado ya una oferta para adquirir otro local en el distrito de Goya, que de tirar adelante podría inaugurarse en octubre. Además, están buscando un quinto centro propio (sería el sexto de la cadena en la capital) en zonas céntricas de los barrios de Justicia y de Salamanca. Con éste concluirían la primera fase de su ambicioso plan de expansión en el mercado español. 

El country manager de Bigg Fit en España, Gonzalo Romero, se muestra “optimista” con respecto a la posibilidad de culminar este año con seis gimnasios en Madrid, aunque no descarta que alguno de ellos cierre 2022 en fase de obras. Como ya adelantó CMDsport en septiembre de 2021, Madrid no es la única plaza que interesa a la enseña argentina, que en septiembre también debutará en Barcelona con un gimnasio en el barrio del Poblenou

En la capital catalana también buscan un segundo local que intentarán cerrar antes de terminar el año. Además de Barcelona, también mantienen abiertas opciones menos avanzadas en otros puntos de la geografía peninsular como Valencia, Málaga, Marbella y Sevilla. En todas estas ubicaciones el crecimiento se articularía a través de franquiciados. 

CLIENTES MÁS EXPERIMENTALES

Romero reconoce que la respuesta que están teniendo en los centros abiertos “ha superado las expectativas”. “En el local de Chamberí alcanzamos el punto de equilibrio en un mes, y eso a pesar de abrir en meses complicados como mayo y junio”, comenta. La enseña espera, que ya aglutina unos 200 socios en este centro, poder retomar un considerable crecimiento a partir de septiembre. “Con 300 tendríamos un negocio espectacular, dado que el límite de la capacidad del centro, que permite entrenar simultáneamente a unas 22 personas, está entre los 350 y los 400 abonados”, añade. 

El country manager en España de Bigg Fit reconoce que el cliente español presenta algunas diferencias considerables con respecto a su homónimo argentino. “La primera, cultural: en Argentina el cliente va hacia un producto que tiene un cierto branding en el mercado y que, por tanto, ya está validado. Busca marcas aceptadas y paga por su imagen, mientras que el consumidor español es algo más explorador, vemos gente que busca una alternativa en los gimnasios boutique, que están empezando a crecer”, desarrolla. 

Otra diferencia que han podido constatar es el mayor interés que existe en España por los servicios de entrenamiento personalizado. Aunque los entrenadores de Bigg Fit trabajan en grupos reducidos, procuran que el coach esté constantemente pendiente de planificar los entrenamientos y hacer el seguimiento de los mismos, así como la evolución de los resultados en los clientes. 

“Uno de nuestros lemas es lesión cero, por eso insistimos mucho en que los entrenadores estén pendientes de corregir y manejar la intensidad, porque hay gente que quiere correr demasiado y pronto sufre las consecuencias negativas de esas prisas. Queremos que cada persona entrene de acuerdo con su realidad”, añade Romero. 


No hay comentarios

Añade el tuyo