ESENCI@L

BPXport supera los 18 millones en 2019 y se aventura en la gestión privada

Abrirá en Bilbao su primer club privado, con una inversión de 4 millones

la-naja-bilbao

Vista del exterior de la antigua estación de La Naja, en Bilbao, donde BPXport está construyendo su primer gimnasio de gestión privada.

(9-1-2020). La gestora vasca cerró un positivo ejercicio 2019, con un incremento en su facturación del 30%, una plantilla de casi un millar de trabajadores y 40.000 abonados. En este 2020, prepara su debut en la gestión privada con un club en un enclave histórico de Bilbao, al tiempo que estudia nuevos concursos dentro del ámbito concesional.

BPXport culminó 2019 con una facturación superior a los 18 millones de euros, lo que supone una mejora del 30% respecto a su ejercicio de 2018, según ha informado la gestora vasca, concluyendo el año con 14 contratos de gestión integral en régimen de concesión administrativa y 36 de prestación de servicio.

La compañía, que este 2020 cumple 14 años de trayectoria en el mercado nacional del fitness, aglutina una plantilla cercana al millar de trabajadores, 900 profesionales, que dan servicio a 40.000 abonados, sin contar las gestiones de servicios.

Unos números que la empresa valora positivamente y reafirman su apuesta por una filosofía de crecimiento “estructurado y no desde un punto de necesidad que nos limite para nuevas oportunidades por la urgencia en la toma de decisiones de proyectos limitados en su viabilidad”, afirman.

Nueva línea de negocio

De hecho, BPXport ya se encuentra trabajando en proyectos que deben ver la luz durante este 2020, además de mantenerse atentos a “todo concurso que salga en el segmento concesional sin límite geográfico, teniendo en cuenta también los contratos de gestión integral que van unidos a una inversión en obra pública”, advierten.

Entre los proyectos en marcha, la construcción de un nuevo centro deportivo en Riberas de Loiola (Donostia), que la gestora explotará en régimen de concesión administrativa y para el que ha destinado una inversión superior a los 4 millones de euros.

Paralelamente, ha iniciado las obras del que se convertirá en el primer club de la compañía de titularidad privada, con el que abrirá una nueva línea de negocio complementaria al segmento concesional, dentro del segmento privado.

Se trata de un centro deportivo que se ubicará en interior de los espacios de la antigua estación del ferrocarril de La Naja, en Bilbao, en desuso desde hace dos décadas. Allí, en pleno balcón a la ría, BPXport ha proyectado un gimnasio de 2.000 m2 cuya apertura se ha previsto para el último cuatrimestre de este año y en el que ha estimado una inversión aproximada de también 4 millones de euros.

El proyecto de obra comprende tanto la adecuación del interior de la antigua estación, como la continuidad del Muelle de Ripa y la reordenación de la Plaza situada enfrente de la Antigua Estación de la Concordia, según explica la compañía.

“El proyecto se dirige a la unión de la personalización del diseño por la estructura arquitectónica donde nos encontramos, con la adecuación hacia una experiencia del cliente muy personalizada. Espacios para incluir las nuevas tendencias fitness sin olvidar las nuevas tecnologías que hagan al cliente crecer en el sentido de pertenencia”, señalan.

El objetivo de BPXport, una vez en marcha el proyecto de La Naja, será seguir ampliando su cartera de centros propios para lo que “nos encontramos estudiando nuevas ubicaciones sin limitaciones geográfica”, complementando esta línea de negocio con la tradicional dentro del segmento concesional. “Lo bueno es que estamos estudiando proyectos sin que la limitación sea el tipo de gestión -privada o pública-, sino la viabilidad de cada ubicación”, apuntan en una clara declaración de intenciones de seguir expandiendo su presencia dentro del mercado nacional de fitness.

Un carrera de fondo en el segmento concesional

BPXport comenzó su andadura en 2006 realizando la primera prestación de servicios en el centro deportivo de Hernani, en San Sebastián. En 2009 se hizo con su primer contrato de gestión integral, en el centro deportivo de Anoeta, pasando a sumar en 2012 cuatro gestiones integrales y 7 prestaciones de servicio.

La compañía ha seguido creciendo, pasando en 2015 a contar con seis gestiones integrales y 15 prestaciones de servicio, todas ubicadas entre las comunidades de País Vasco y Navarra. En 2017, salió de su zona de confort consiguiendo su primer contrato de gestión integral fuera de estas regiones, concretamente en Cantabria, expandiéndose en 2018 a Valencia, Alicante y Granada, finalizando aquel año con 12 contratos de gestión integral y 26 de prestación de servicio, a los que durante este pasado 2019 ha sumado dos contratos más de gestión y 10 más de prestación de servicio.

Con su apertura hacia la gestión privada, la gestora vasca espera seguir ganando notoriedad en un mercado en el que los grandes operadores del segmento concesional pugnan a golpe de talonario por expandir su huella en el mercado a través del crecimiento orgánico e inorgánico, con referentes en este mercado como GO Fit, Forus, Be One o Supera.


No hay comentarios

Añade el tuyo