ESENCI@L

Brooklyn Fitboxing se expandirá a cinco nuevos mercados este 2019

Planea llegar a los 600 clubes en el mundo

brooklyn-fitbox

(27-6-2019). La cadena de boutiques de fitboxing prosigue con su plan de expansión internacional que le debe llevar a aterrizar este año en cinco nuevos mercados, y a alcanzar en cinco años los 600 clubes en el mundo.

Brooklyn Fitboxing comienza su expansión a cinco nuevos mercados en 2019. Este proceso de crecimiento ha arrancado ya en Estados Unidos, Italia, Holanda y Bélgica, siendo los próximos países en los que se abrirá: Australia, Alemania, Reino Unido y Francia. Asimismo, de forma paralela, la empresa de fitness española continuará su expansión en iberoamérica añadiendo México y Brasil a Argentina, Colombia y Perú, donde ya tiene presencia.

Este plan de expansión a cinco años, en el que se espera llegar a los 600 centros en el mundo, se ha iniciado después de que la compañía haya consolidado su posición líder en España con 97 centros, haya alcanzado los 28 centros en el resto del mundo y cuente con una estimación de 150 centros abiertos antes de fin de 2019. En el segundo semestre de 2019 Brooklyn Fitboxing abrirá cuatro nuevos centros en Argentina, uno en Moscú, dos en Miami y al menos 22 en España.

En palabras de Juan Pablo Nebrera, socio fundador y CEO de Brooklyn Fitboxing: “La compañía ha tenido desde el inicio mentalidad de internacionalización” y tras su entrada en distintos países ha quedado patente que “es una experiencia que se puede replicar fácilmente en diferentes culturas y que permite ir montando unidades sin perder su esencia”.

15 millones de euros de facturación en 2018

A nivel global, explica su socio fundador y director financiero, Miguel Ángel de Pablos, Brooklyn Fitboxing “ha duplicado cada año su facturación de manera sostenible y con deuda cero” hasta llegar a los 15 millones en 2018. Además, suma ya los 300 trabajadores y cerca de 50.000 clientes en todo el mundo. Estas cifras, unidas al éxito de su plan de crecimiento en franquicias, han hecho posible que la compañía active la siguiente fase de su plan de expansión internacional.

Una de las claves del éxito de expansión de Brooklyn Fitboxing ha sido que la inversión inicial para montar cada centro es muy reducida, ya que no se necesitan muchos metros cuadrados, gran número de personal o inversión en equipo. “El franquiciado consigue la rentabilidad rápido, alcanzando punto de equilibrio en menos de cuatro meses, y hace un payback, o una devolución de su inversión, en menos de 24 meses. Esto es bastante complicado de encontrar en el mundo del fitness”, asegura Nebrera.

Innovación tecnológica y Responsabilidad Social Corporativa

El sistema de entrenamiento de Brooklyn Fitboxing se basa en una rutina que combina golpes de boxeo y artes marciales con entrenamientos funcionales. Los sacos de los centros están equipados con sensores que hacen un seguimiento del desempeño individual de cada uno de los asistentes. Esto permite, además, organizar campeonatos internacionales entre todos los usuarios.

“El gaming es una parte muy importante dentro de nuestra empresa, la forma en la que los usamos para conectar a nuestros clientes de todo el mundo en tiempo real nos diferencia del resto de ofertas de fitness. Hacemos un esfuerzo continuo para conseguir que los juegos que planteamos sean atractivos para nuestros clientes y plantearles nuevos retos cada poco tiempo”, explica Héctor Santoveña, director de I+D de Brooklyn Fitboxing.

La tecnología patentada por Brooklyn Fitboxing está en continua evolución, la compañía de fitness dispone de un plan de innovación tecnológica y desarrollo de gaming que cubre los dos próximos años.

Según Adolfo Fernández, Director de Marketing de Brooklyn Fitboxing, “la comunidad que forman nuestros clientes tiene una profunda conciencia social. Están preocupados por la sostenibilidad, la igualdad de oportunidades y el medio ambiente. En la compañía hemos hecho propio este compromiso”.

De esta manera, este esfuerzo en innovación y atención a las necesidades del cliente tendrá un nuevo hito en octubre de 2019. “Seremos capaces de transformar la energía que nuestros Fitboxers emplean cada día en sus entrenamientos en ayuda real que se destinará a financiar proyectos solidarios”, explica Adolfo. Así, la compañía comenzará a donar el uno por ciento de su facturación, unos $150,000 anuales, mediante un nuevo “game solidario”.

Vocación internacional

Brooklyn FItboxing ha abierto el mismo número de centros en los primeros seis meses de 2019 que en todo 2018. Pero desde la compañía se asegura que el número de centros no es algo que les obsesione. “Preferimos abrir menos centros y hacerlo con una rentabilidad buena, que acelerar demasiado y perder la calidad del servicio o la rentabilidad”, afirma su CEO.

Como en cualquier proceso de internacionalización el reto reside en el mantenimiento de la esencia del producto, en este caso, la calidad de las clases y la experiencia de cliente en todos los centros.

“Requiere bastante esfuerzo por parte de la compañía que se mantengan los parámetros de calidad y al mismo tiempo no perder nuestra esencia adaptándonos al mercado local y sus diferencias culturales”, explica Nebrera.


No hay comentarios

Añade el tuyo