ESENCI@L

Campus de verano en gimnasios, una herramienta de fidelización en auge

Se percibe un incremento de la demanda en la temporada 2018

campus-verano

Además de un ingreso extra, los campus de verano permiten a los gimnasios captar socios potenciales y mejorar la satisfacción de sus socios actuales, al 'cuidar' de sus hijos en la época estival.

(29-6-2018). Siete cadenas de gimnasios que organizan campus de verano comparten sus impresiones sobre un sector en auge que espera un incremento de inscritos de hasta el 10% respecto al año anterior. Los centros utilizan los campamentos como fuente de fidelización de los socios adultos y de captación de nuevos abonados.

Con el final del periodo escolar llegan los campus de verano en los centros deportivos. Muchos gimnasios, ya sean privados o concesionales, apuestan por la organización de campamentos estivales. CMDsport ha contactado a siete de ellos (BeOne, CET10, Atalanta, Duet Sports, Ego Sport Center, Santagadea y Yo10) para conocer su oferta y el impacto económico que prevén en sus operaciones.

MÁS SOCIOS Y MÁS FIELES

Los centros consultados coinciden en señalar que los campus son una herramienta de fidelización de sus abonados. Al tratarse de un complemento a los servicios ordinarios de un gimnasio, los padres abonados agradecen que el centro organice este tipo de actividades mientras ellos trabajan.

A la vez, algunos de los padres no son socios de la instalación y se convierten en nuevas altas a partir de septiembre. Además, el gimnasio tiene la oportunidad de construir una comunidad de futuros socios entre los menores que asisten al campamento.

UN SECTOR EN AUGE

Javier Bellver, coordinador del área de menores de Ego Sport Center, afirma que “sin duda, los campus nos ayudan a pasar mejor el verano frente al descenso de socios”. Es una realidad que no todas las cadenas admiten, pero que la alta tasa de abandono durante el periodo estival hace evidente, aunque no para todos compense el número de bajas.

Respecto a su impacto económico, la mayoría han detectado un crecimiento de la asistencia a los campamentos este año, e incluso Daniel Serrano, director técnico de Duet Sports, lo sitúa entre el 5 y el 10% de aumento respecto al 2017.

Estos ingresos adicionales son bienvenidos por todos los grupos, si bien algunos prefieren no valorar la rentabilidad de dicho proyecto y apuntan al valor intangible de luchar contra el sedentarismo infantil y promover la actividad física. Al mismo tiempo, Saúl Álvarez, director de uno de los centros más grandes de BeOne, señala que los campus también provocan un coste extra, sobre todo en recursos humanos.

Estas son las respuestas que ofrecen los responsables de siete de las cadenas líderes en España en materia de campus de verano:

BEONE/SERVIOCIO   Saúl Álvarez, director de BeOne Ourense

Se trata de luchar contra el sedentarismo infantil. Aunque se centran y adaptan según las edades, la mayor parte de la oferta son actividades físicas: baloncesto, pingpong, gymkanas… pero también hay talleres creativos y lúdicos. Pero sin duda, las actividades estrella se realizan en la piscina.

Cada año aumenta la demanda. Los padres ven los beneficios que aportan los campamentos tanto sociables como saludables y acuden a este tipo de actividades para que sus niños pasen un gran verano.

No es tanto el beneficio económico como el servicio complementario que podemos ofrecer a nuestros socios. Si es cierto que supone un ingreso extra, también supone un coste extra. La seguridad es importante, y esto se traduce en recursos humanos. No compensa las bajas, pero si es cierto que es un servicio que fideliza. En este punto, la conciliación vuelve a ser relevante.

Aunque la mayor parte de los usuarios de campamento son abonados, hay un porcentaje que no lo son. Con los campamentos conocen las instalaciones y los profesionales que trabajan en ellas y esto se traduce en nuevos clientes a partir de septiembre.

CET10   Carles Meilán, presidente

Nuestra propuesta son los Campus Olimpia dentro del marco de la campaña municipal. Como entidad, nuestro objetivo es fomentar la actividad física, la salud y el deporte. Por eso hacemos todo lo que está en nuestra mano para hacer crecer a los niños mediante el deporte.

Para este 2018, proyectamos un pequeño crecimiento respecto al verano anterior. En la actualidad estamos potenciando el crecimiento de las semanas con menor afluencia de participación. Como medidas hemos seleccionado unas salidas atractivas para nuestros participantes.

La fidelización de las diferentes instalaciones pasa por varios procesos. El hecho de que nuevas familias que realizan campus en nuestras instalaciones vengan y nos conozcan, nos ayuda a emprender una nueva relación con ellas. Para nosotros lo más importante es que sus hijos/as hagan deporte y se lo pasen bien en su primera experiencia con nosotros.

ATALANTA SPORT CLUB-SPA  Macarena Gómez-Pantoja, directora adjunta

La escuela de verano que organizamos ofrece actividades tanto indoor como outdoor. En la primera incluimos psicomotricidad, natación, bailes y juegos populares. En el exterior practicamos pádel, fútbol, raquet-beisbol y baloncesto.

Desde que lo lanzamos hace tres años hemos crecido en el número de niños que atendemos. Muchos de ellos después continúan en los centros realizando cursos de kárate o natación, por ejemplo.

El campus se imparte con empleados del club, todos licenciados y graduados en Tafad. Las actividades más demandadas son el pádel y la natación.

Este servicio a los niños atrae a los clientes. Ayuda a fidelizar a las familias al ofrecer un servicio añadido. Los socios que lo utilizan perciben que el centro le ofrece un servicio más completo.

DUET SPORTS, Daniel Serrano, director técnico

Los campus de verano nos reportan beneficios de tres maneras distintas. Por un lado, como ocurre con los cursos de natación, suponen unos ingresos adicionales a las cuotas mensuales de los abonados y, por tanto, son una importante parte de la cuenta de explotación de cada centro. Por otro, el campus permite fidelizar clientes que son padres con niños, puesto que les ofrecemos un servicio adicional que es una opción familiar muy atractiva en verano. Por último, los campus nos ayudan a tener más niños de cara a los cursos trimestrales de natación y a las clases infantiles de cualquier tipo de actividad. Y si los más pequeños están a gusto en nuestras instalaciones, es muy probable que los padres también lo estén. Además, el campus nos permite desarrollar otros productos con los que podemos abarcar toda la unidad familiar.

Realmente, se trata de una demanda bastante estable a lo largo de los años, pero solemos crecer entre un 5 y un 10% anualmente. Para ello, invertimos en acciones publicitarias que dirigimos tanto a padres como hijos. Por lo tanto, tratamos de tener presencia publicitaria en lugares que habitualmente visitan padres e hijos. También utilizamos las bases de datos de años anteriores así como los datos de los cursillos de natación.

EGO SPORT CENTER  Javier Bellver, coordinador del área de menores

Los campus que desarrollamos se clasifican por edades. Módulo A: de 3 a 5 años, Módulo B: de 6 a 11 años y Módulo C: de 12 a 16 años. El primero de los módulos incluye contenidos lúdico-deportivos, lúdico-acuáticos en piscina y educativos. Como actividades deportivas, se desarrollan las que trabajan psicomotricidad, lateralidad y equilibrio a través del baile, deportes de pelota y juegos de todo tipo.

En cuanto al módulo B y C se desarrollan actividades deportivas, evitando los deportes más usuales. Permite que los menores disfruten de forma lúdica sin grandes diferencias de nivel entre todos ellos. Es el caso de deportes alternativos como Touchball, padbol, ultimate y otras actividades como deportes adaptados y defensa personal. Por otro lado, actividades dirigidas adaptadas a la edad definidas como Junior fit y Teen fit permiten hacer uso de las instalaciones y sobretodo del potencial humano.

Con los campus atendemos  la necesidad general de la sociedad de hacer disfrutar a los menores de sus vacaciones en un lugar seguro y con una enorme variedad de actividades. También fidelizamos al cliente de invierno gracias a los beneficios en los precios y acercamos al centro a los que no lo son, permitiendo que conozcan las instalaciones y sus servicios. Además, a través de una oferta, se les permite hacerse abonados con la contratación del campus en condiciones ventajosas.

Las actividades del campus se imparten desde el primer día de vacaciones y hasta el último de ellos. Generamos diferentes periodos de contratación, adecuándonos a los periodos de trabajo de los padres durante el verano. El staff está formado por técnicos del centro durante invierno y a estos se suman nuevos técnicos, previa formación propia, en las actividades a desarrollar.

Los niños y las familias demandan seguridad, diversión y variedad de actividades. Dentro de los deportes, las que más valoran son las acuáticas. Todos los años, a la finalización del campus se les envía una encuesta de satisfacción que nos da a conocer lo que más y menos ha gustado. Además, anualmente se analizan las tendencias para valorar nuevas actividades a incluir.

Sin duda los campus nos ayudan a pasar mejor el verano frente al descenso de socios. Desde la apertura del centro, ha sido una fórmula para mantener a las familias durante el verano ligadas al club. Queda claro que cuando se es capaz de fidelidad a un hijo, se fideliza a la familia entera.

SANTAGADEA

La organización de los campus de verano en Santagadea no se realiza con la idea de ‘sacar partido’ o rentabilidad. En los últimos años se ha apostado por organizar estas iniciativas durante los meses estivales para que las vacaciones de los niños no supongan un inconveniente para los padres a la hora de entrenar y de conciliar la jornada laboral. Asimismo, es una excelente forma de que los no abonados conozcan nuestras instalaciones y nuestro buen hacer, y que cuando finalice el periodo estival continúen con nosotros.

Tenemos una demanda creciente ya que en todas las instalaciones del grupo contamos con la organización de campus de verano o ‘stages’ para dar servicio a todos los abonados familiares. Y se organizan actividades tanto deportivas como educativas y lúdicas. Ofrecemos actividades de lunes a viernes para niños de 3 a 14 años, de carácter tanto lúdico como educativo.

YO10 SPORT & SPA CLUB   Emilio Torregrosa, director

Nuestro Fitness Kids Campus va dirigido a niños y niñas de entre 3 y 14 años de edad. Dentro de la programación hay un gran contenido deportivo basado en la diversión: yoga infantil, circuitos, gymkanas, juegos tradicionales y zumba infantil.

Llevamos 9 años organizando el campus. Los resultados son muy buenos y la satisfacción de los padres es muy alta. Nuestro profesorado está formado sólo por graduados en educación primaria y, estamos convencidos, de que es una de las claves del éxito.

El campus comienza el primer día que deja de ser lectivo en los colegios y acaba el día anterior al primer día del siguiente curso. Dentro de la organización del campus, además de los graduados, nuestros técnicos de sala, socorristas e instructores de zona de aguas colaboran en el desarrollo. Además, velan por el buen uso de las instalaciones y la seguridad de los niños y niñas.

Los factores más demandados es que los niños se diviertan. Cansados de un curso completo en el colegio, esperan encontrar diversión, entretenimiento y hacer nuevos amigos. Los padres buscan fiabilidad, seguridad y buen servicio, así como profesionales cualificados.

Sin duda son ingresos muy bienvenidos, sobre todo teniendo en cuenta que son los meses que representan menos facturación en el cómputo anual. Además, sirve para dar a conocer otros servicios como cursos de natación, fitness infantil, etc…


No hay comentarios

Añade el tuyo