ESENCI@L

Simulan ingravidez

El CAR de Madrid incorpora dos máquinas Alter G

El CAR de Madrid incorpora dos máquinas Alter G

(7-1-2019). El Centro de Alto Rendimiento de Madrid incorpora dos máquinas Alter G de última generación para los deportistas. Simulan condiciones de ingravidez para regular la pisada del tren inferior. Este tipo de dispositivos también los usan equipos de la NBA y de LaLiga española y la Premier.

El Consejo Superior de Deportes ha incorporado al centro de Alto Rendimiento de Madrid dos máquinas Alter G de última generación, que estarán a disposición de todos los deportistas que quieran utilizarlas. Estos dispositivos se caracterizan por restar peso en el tren inferior, simulando condiciones de ingravidez, y minimizando por tanto la intensidad de la pisada.

El principal uso del dispositivo es, por una parte, para las recuperaciones de los deportistas lesionados (fracturas, esguinces…), ya que acelera el tiempo necesario para volver al pleno rendimiento. Por otra parte, también son muy útiles para no perder sesiones de entrenamiento en los días que hay que disminuir la carga o intensidad, como por ejemplo en las vísperas de las competiciones o cuando aparecen pequeñas molestias o sobrecargas musculares.

Fernando Gutiérrez, director del centro de Medicina del Deporte de la Agencia Española para la Protección de la Salud del Deportista (AEPSAD), explica la utilidad de la Alter G: “La máquina sirve tanto para el rendimiento como para la rehabilitación de lesiones. Hace que el deportista lesionado acelere las etapas de recuperación, ganar tiempo, algo que para los deportistas es fundamental. Permite la carrera, la marcha, en condiciones que antes eran impensables. Antes se usaba la piscina como elemento de recuperación pero las condiciones eran constantes”.

Diseño

En su diseño participó un ingeniero de la NASA, para recrear precisamente las condiciones contrarias que se dan en el espacio, donde se sufre atrofia muscular, tal y como explica Antonio Alix, responsable de comunicación de Luna Solutions, la firma distribuidora en España: “Es verdad, el creador fue un ingeniero de la NASA. Lo que él desarrolló fue una máquina para los que estaban en las estaciones espaciales durante mucho tiempo, les permitía ejercitarse añadiendo peso porque en el espacio los huesos y los músculos se atrofian y pierden propiedades. Esto les encendió la bombilla para hacer precisamente lo contrario; para que estando en la tierra, se lograse la ingravidez que han tenido en el espacio, pero de manera controlada”.

En qué consiste

El dispositivo Alter G consiste en un tapiz para caminar o correr, al que se acopla una bolsa que crea un vacío de aire que permite ir restando de un 1% en un 1% el peso del deportista, hasta llegar a un máximo de un 20%, disminuyendo así el impacto contra el suelo: “La máquina cuenta con un tapiz para andar o para correr, al que se añade una bolsa que al usuario lo tapa de cintura para abajo. Esta bolsa, una vez inflada y calibrada, permite ir regulando el peso del usuario, para simular quitarle hasta un 80% de su peso, para así ejercitarse, ya sea andando o corriendo,  teniendo fracturas o lesiones en el tren inferior”, explica Alix.

En concreto, estas máquinas incorporan como novedad tecnología de última generación: grabación en video, la medición del tiempo de contacto de la pisada, la cadencia y longitud de la zancada y permite regular la inclinación del tapiz. Para su puesta en marcha se desplazó personal especializado desde el Reino Unido, que han instalado ambos aparatos en el Centro de Alto Rendimiento de Madrid. Entre los usuarios habituales de este tipo de dispositivos, están los equipos de la NBA, los principales clubes españoles de LaLiga, de la Premier, del Calcio y de la Bundesliga, así como deportistas de alto rendimiento como Rafa Nadal, Pau Gasol o Cristiano Ronaldo, entre otros.

Dos máquinas

“Las dos que ha adquirido el CSD para sus deportistas, en esta configuración de tapiz y motor, son únicas. En España hay otras 100 máquinas de este tipo, pero con menos prestaciones, que están en clínicas de rehabilitación, mutuas o incluso clientes particulares” cuenta Antonio Alix.

La única diferencia entre ambas máquinas adquiridas por el CSD es la talla, ya que una de ellas está diseñada para deportistas con altura entre 1.50-1.80, y la otra está adaptada para quienes midan entre 1.80-2.10. En el mercado estadounidense existe una talla extra más grande, para deportistas de hasta 2.30 metros, jugadores de la NBA y la NFL principalmente.

Mejores entrenamientos

La llegada de las Alter G también ha sido celebrada por los entrenadores que ejercen su labor en el CAR. Luis Miguel Martín Berlanas, diploma olímpico en Sidney 2000 y Atenas 2004, comenta: “Era una máquina que estábamos esperando aquí en el CAR desde hace bastante tiempo porque tanto Juan del Campo como yo la conocíamos y sabíamos el beneficio que puede aportar. Como entrenadores, creemos que es un gran ayuda desde el punto de vista de la fisioterapia y la recuperación como del rendimiento también. Podemos moderar bastante las cargas de entrenamientos, sobre todo en fondistas y mediofondistas, que tienen que minimizarlas en algunas fases del año. Así que es un día importante y celebramos la posibilidad de empezar a utilizarla con nuestros atletas”.

A la presentación de los dispositivos de última generación, celebrada en el CAR  de Madrid, asistió personal técnico de varias federaciones deportivas españolas, como atletismo, gimnasia, lucha, triatlón, fútbol y judo.


No hay comentarios

Añade el tuyo