ESENCI@L

Entrevista al entrenador y fundador de Aerobic Studio Formación

César Millán: “El aeróbic desaparecerá por la falta de interés de los gimnasios, no de los usuarios”

cesar-millan-aerobic

César Millán es el proietario de la escuela Aerobic Studio Formación, además de otros proyectos dentro del fitness.

(14-9-2017). El aeróbic ha pasado de ser un fenómeno de masas en los años 80 a ser una disciplina abocada al olvido. Pero ¿es porque ha pasado de moda o son los mismos profesionales del sector los que han permitido su abandono?

Uno de los defensores más acérrimos del Aeróbic, y de su disciplina hermana Step, es el entrenador y formador, impulsor de la escuela Aerobic Studio Formación, César Millán. Este técnico de fitness es consciente de que el aérobic no pasa por un buen momento a nivel mundial. Pero duda de que su declive se pueda atribuir al auge de nuevas disciplinas y critica los pocos esfuerzos hechos por el sector para mantener disciplinas que en su época dorada movieron masas.

¿Qué vinculación mantiene con el aeróbic?

Mi pasado, presente y futuro con el aeróbic pasan por mi madre Manuela, ya que fue ella quién me introdujo en 1996 en esta disciplina que yo llamo ‘ye-ye’ y que, con el paso de los años, me he dado cuenta que no debía de haberse perdido y que tanto hemos criticado, yo el primero. Actualmente me encuentro promocionando la actividad vía redes sociales y con mi escuela de formación Aeróbic Studio Formación, una promoción que tiene y que dará un giro en un corto periodo de tiempo.

¿Qué primeros recuerdos alberga del aérobic en España?

Mis recuerdos vienen ya desde principios de los 80 que, aunque era muy pequeño, ya se hacía ese Gym Jazz que después se transformó en Aeróbic. Recuerdo también el curso de monitor de aeróbic y step que hizo mi madre en la escuela de formación Orthos en 1985 que, como dice ella, tuvo que hacerlo por obligación ya que no encontraban profesores de aeróbic para su gimnasio. Podríamos decir que a mediados de los 80 fue cuando comenzó a sonar más gracias al programa de televisión española Puesta a Punto con Eva Nasarre. ¡Madre mía lo que ha llovido!

¿Cómo cree que ha evolucionado esta disciplina en los últimos años?

Esta pregunta es muy interesante y a la vez polémica, ya que más que evolucionar se ha estancado pasando a ser una actividad no crucial en cualquiera de las programaciones de las instalaciones deportivas ya no de nuestro país, si no a nivel global. Y no gracias a la inclusión de otras actividades dirigidas, sino por una falta de atención y seguimiento de lo que se está haciendo.

El aeróbic se ha estancado y no gracias a la inclusión de otras actividades, sino por una falta de atención y seguimiento por parte de los profesionales

Podríamos decir que ha pasado de moda.

Yo no diría que el aeróbic, y digamos también el Step, hayan pasado de moda. Son actividades dirigidas que no son demandadas por falta de interés, primero del gerente del centro deportivo y del director deportivo, que a su vez no es capaz de entender y motivar al instructor que una clase de aeróbic y step no tiene que ser el algoritmo más completo jamás creado por él. Ahí es donde reside el verdadero problema.

¿Dónde se pueden encontrar aún reductos de práctica de aérobic en la actualidad?

Mi primer centro de fitness fue exclusivo de aeróbic y step, pero la mala fortuna y factores externos hicieron que tomara la decisión de cerrar. Después he estado como unos 4 años viajando por España con mis formaciones y los centros donde se practica aeróbic son, en su mayor medida, gimnasios familiares, centros deportivos municipales y asociaciones. Podríamos decir que las grandes marcas tienen una o dos clases como máximo en sus programaciones semanales y cuando les preguntas el por qué la respuesta siempre es la misma: a la gente ya no le gusta. La realidad va mucho más allá.

Así, ¿qué factores cree que han llevado al aeróbic a esta situación?

Lo primero de todo es la cantera. Déjame que te explique un proyecto que preparé para una archiconocida marca española de gimnasios, el ‘Tour Step’. El proyecto consistía en asistir a todos sus centros los viernes por la tarde para ofrecer una masterclass gratis dirigida por mi. ¿El objetivo?Fomentar la captación de futuros alumnos para las formaciones, de manera que esos alumnos que luego serían profesores podrían seguir con la promoción de la actividad. La respuesta de la dirección fue que “esto no es una galería de publicidad”. Conclusión: ni los mismos centros apoyan proyectos como estos. Si no se promociona desde los centros o grandes marcas, difícilmente el aeróbic y el step podrán estar en boca de los usuarios de los gimnasios. Sería más sencillo si, por ejemplo, la mayor cadena de gimnasios de nuestro entorno dijera: “César, porqué no dedicamos este presupuesto a la formación de nuestros técnicos y todos los sábados organizamos una masterclass en nuestros centros”. ¿Cómo nació la conocida Zumba? Está claro; con presupuesto y muchos dólares. Pero eso en este país no pasa, ¡menos mal que todavía nos queda Youtube!

Hay que entender que una clase de aeróbic y step no tiene que ser el algoritmo más complejo jamás creado por el entrenador

Pero, se sigue demandando formación en aeróbic. Sino su escuela no tendría razón de ser.

La formación es otro tema, y más ahora con la nueva ley de profesiones, cuyo apartado de formación hay que cogerlo con pinzas. Hay alumnos que quieren pagar y que le des un título que ponga que es monitor de aeróbic y step, alumnos que no han hecho aeróbic y step en su vida pero en el gimnasio al que van les han dicho que si hacen un curso les ofrecen trabajo y, como no, formaciones lo más cortas posibles al menor precio posible. Se trata de un entorno que uno ya no sabe cómo manejar y que te hace replantearte muchas cosas en lo que a formaciones se refiere. Recuerdo que mi curso de monitor de aeróbic y step comenzó en octubre y finalizó en mayo del año siguiente. Cuando les explico a mis alumnos que mi formación fue de 8 meses, la respuesta es siempre la misma: “Yo no hubiera hecho la formación por ‘factores varios”.

Un profesor que acredita dos décadas de experiencia no puede cobrar lo mismo que uno de mis alumnos, por muy bueno que sea

¿Cómo pueden influir tendencias como la irrupción de los gimnasios boutique, la tecnología y las clases virtuales en la supervivencia de esta actividad?

Partimos de la base que nuestro sector no valora la profesionalidad de verdad. Un profesor con más de 20 años de experiencia no es contratado por ningún gran centro. Y, que yo sepa, ningún boutique se ha interesado por impulsar clases de aeróbic y step.

Creo que una clase de aeróbic de un profesor que acredita dos décadas de experiencia, no puede cobrar lo mismo que uno de mis alumnos. Aunque sea un crack en la materia, la experiencia tiene un valor y conozco colegas que se han tenido que ir a trabajar al extranjero por este motivo. Veo difícil que un centro boutique invierta en experiencia, si hay alguno que lo haya hecho, por favor, que me lo haga saber.

Respecto a la tecnología y las clases virtuales, la primera cadena de gimnasios low cost a nivel europeo ha anunciado la inversión de un millón de euros en este renglón. ¿Por qué? Dicen que es porque el usuario lo demanda, pero quizás sea porque se han cansado de no encontrar profesionales dentro de estas dos actividades.

¿Hacia dónde se dirige el aeróbic como actividad de fitness?

Por mucho que me duela a mi y a otros colegas del sector, el camino del aeróbic, y del step, es sino desaparecer, quedar como una actividad residual que el director del centro tiene que mantener porque 10 ó 15 alumnos se lo demandan. Porque en vez de crear sinergias con otras actividades que mueven masas, se fomentan las que mueven más alumnos y se menosprecian las que menos.

Se debería tener dos dedos de frente y si ves que tu clase cada día tiene menos alumnos, seguro que no es porque está a una hora u a otra o porque se llama aeróbic o step.

En vez de crear sinergias con otras actividades que mueven masas, se fomentan las que mueven más alumnos y se menosprecian las que menos mueven

Para finalizar, déjame que te cuente mi última experiencia en Guatemala. Es un país en el que existen escuelas públicas de aeróbic como si de una escuela de fútbol se tratara. Pero el aeróbic que hacían era tan desordenado y tan rápido (si no trabajas a 170 bpm no eres nadie allí) que los usuarios de los centros buscaban Zumba como alternativa, que además está muy bien promocionada. Mi trabajo allí fue explicar que lo que les estaba pasando ya había pasado en España hacía unos 5 años. Pero viendo los vídeos que veo en redes sociales, para 2020 estarán como nosotros, con una o dos clases como máximo a la semana de aeróbic o step.


Hay 4 comentarios

Añade el tuyo
  1. SEGUNDO LEMA

    Estoy tan de acuerdo con la información que ha sido publicado por un excelente conocedor del tema ya que luego de haber visto el deterioro de tan maravillosa actividad hoy se vea empañada y con un que me importismo..
    saludos profesor Cesar desde Quito capital del Ecuador.

  2. Patricia

    Amo los aeróbicos y el step, pero tienes razón con lo promocionan mucho. Asisto a un gimnasio y me compré para seguir sus videos en casa.

  3. Yolanda

    Totalmente de acuerdo. Soy Técnico instructor de aeróbic y step, desde hace muchos años, y no comparto lo que se está haciendo con él. Es una actividad muy bonita , que permite trabajar la memoria, complicarla hasta el punto que se quiera complicar, y que además es la base de todas estas actividades que han ido surgiendo después.
    Yo trabajo en un centro municipal, y se mantiene como has dicho de forma residual. Pero en ningún caso porque a los usuarios no les guste, de hecho por eso se mantiene.
    Un saludo


Publicar un nuevo comentario.