ESENCI@L

La cadena apuesta por nuevos servicios y una mayor virtualización

CET10 apuesta por la “reinvención” tras una caída del 50% en 2020

"Hemos intentado transformar la incertidumbre actual en aspectos positivos"

carles-meilan-cet10

Carles Meilán, haciendo balance del 2020 para la cadena CET10 en la entrevista concedida al clúster Indescat.

(31-3-2021). La cadena de centros deportivos CET10 cerró el ejercicio 2020 con un descenso del 50% tanto en la facturación como en la cifra de clientes. Afronta 2021 con “positivismo” bajo el objetivo de “reinventar” su propuesta para un mercado que tiende hacia la omnicanalidad.

Los efectos colaterales de la pandemia por Covid19 llevaron a la cadena de centros deportivos CET10 a registrar una caída de clientes y de volumen de facturación del 50%, respecto al ejercicio de 2019 en el que registró una facturación de 16 millones de euros. De ello se desprendería que la enseña habría registrado el pasado 2020 una cifra de negocios de 8 millones de euros.

Así lo ha confirmado su presidente Carles Meilán en una entrevista concedida al clúster Indescat, en la que ha calificado la situación vivida durante el pasado 2020 como un “descalabro” que ha traído una “inquietud y una incertidumbre” aún presentes. Con todo, para el directivo lo más reseñable de esta pandemia habría sido el haber “tomado consciencia de nuestra vulnerabilidad como empresas, como personas y como sociedad”.

Adaptación 

Meilán recuerda que el estallido de la pandemia pilló por sorpresa, debiendo decidir en poco tiempo “qué hacer, cómo y cuándo hacerlo”. Remarca el “esfuerzo adaptativo que tuvimos que hacer entonces y aún ahora, en un momento de cambio constante, y cada vez más complejo”. Apostando la cadena catalana en un primer momento por establecer un orden de prioridades en el que destacaron el control de gastos, la gestión de personal a través de ERTEs y la gestión de tesorería.

Proceso de reinvención

Sobre este 2021, Meilán considera que el año continúa “marcado por la incertidumbre”, previendo que los próximos meses sean aún de gran complejidad.

“Seguimos hablando de olas, de restricciones y de afectaciones a los servicios que damos, lo cual sigue generando incertidumbre”, apunta, destacando que “hemos intentado transformar esa incertidumbre en aspectos positivos”.

De hecho, Meilán considera que 2021 puede ser “un año positivo”, no en el aspecto de explotación y de resultado económico, sino “en la obligación de repensarnos”. En este sentido, la cadena confirma estar trabajando en “repensar servicios, aumentar la virtualidad y apostar por la oferta híbrida”, calificando el año de “muy creativo y motivante, aunque en un contexto complicado”.

 


No hay comentarios

Añade el tuyo