ESENCI@L

La cadena prosigue con la modernización de sus instalaciones

CET10 se desmarca de las operaciones corporativas y prosigue su camino hacia los 16 millones

Afirma que persiste la “amenaza de burbuja” en el mercado concesional

cet10-jupiter

CET10 apuesta por crecer en el segmento concesional renovando sus instalaciones, como el CEM Júpiter en la imagen, que acaba de estrenar sala de fitness, así como nuevos espacios para la familia y boutiques.

(8-7-2019). La cadena se mantiene firme en el “rol” que quiere ejercer en el mercado concesional español, mientras planea la inversión de más de 1 millón de euros en renovar sus instalaciones más emblemáticas, con la vista puesta a alcanzar un crecimiento del 1,5%.

El director general de CET10, Pedro Villarroya, afirma que “nuestro fuerte es la gestión municipal y seguiremos apostando por ello como hace ya más de 20 años que hacemos”.

Con un cuarto de siglo a sus espaldas, la cadena catalana CET10 tiene muy claro el camino a seguir. “Somos conscientes de cuál es nuestro lugar en el sector del fitness en España y qué rol queremos jugar y cuál no”, señala su director general, Pedro Villarroya.

El directivo es consciente del momento que vive el segmento concesional, con varias operaciones de compra-venta ya culminadas o sobre la mesa, impulsadas por “la cantidad de dinero que los fondos de inversión han decidido poner a disposición del sector”. Las más recientes, la protagonizada por Forus y Santagadea, o la que podría culminar en breve entre BeOne y Duet Sports.

En estos casos, como en los de operadores de otros segmentos como el low cost, con Vivagym y Altafit como máximos exponentes, la entrada de capital procedente de fondos de inversión está impulsando al sector a protagonizar unas operaciones con “unos precios al alza, en muchos casos establecidos de una manera no racional”, apunta Villarroya. Y ello conduce a una concentración de mercado en la que CET10 espera mantener su espacio sin “participar en este escenario de crecimiento”.

Apuesta decidida por el segmento concesional

CET10 se desmarca de la fórmula del crecimiento inorgánico, pero con el propósito en mente de seguir creciendo dentro del mercado concesional, motivo por el que asegura mostrarse abierta a “acudir allá donde haya una concesión en la que podamos desarrollar un buen trabajo”.

Actualmente, la cadena fundada por Carles Meilán gestiona 8 centros deportivos municipales concesionales, que suman 40.300 m2 de superficie y dan servicio a unos 31.000 abonados. Cifras que sitúan a la cadena actualmente en el Top10 de los principales operadores concesionales en España.

Peligro de burbuja

El objetivo es ampliar su huella en el mercado, aún consciente de que las grandes operaciones pueden conducir al segmento concesional hacia una “burbuja”, como ya advirtió el pasado año el propio Meilán a CMDsport y que ratifica ahora Pedro Villarroyo. “El mercado concesional evoluciona paralelo a la entrada de dinero de la mano de los fondos de inversión. Tras una etapa marcada por el alza en los cánones ofrecidos a la administración pública, múltiples operadores consiguieron captar fondos para presentar grandes proyectos y ofrecer grandes cánones. Este escenario parece haber vivido un parón en los últimos dos años pero se está volviendo a reactivar conforme a los cambios de Gobierno en las administraciones públicas”, analiza. Cree, como Meilán, que se corre riesgo de producirse una burbuja, “no obstante, ya hemos visto concursos en la modalidad de prestación de servicios que en otros tiempos hubiesen sido a riesgo y ventura”, señala. Aunque, a su modo de ver, “no es necesariamente bueno ni malo, simplemente exige que alguien asuma las inversiones que un centro concesional necesita para ofrecer un buen servicio, bien sea el gestor porque tiene la prestación de servicio a largo plazo o bien la Administración como propietaria de la instalación”, opina.

Casi 2 millones en actualizarse

Ante este escenario, y a la espera de que surjan nuevas oportunidades en el mercado, CET10 centra su actividad en la renovación y actualización de sus instalaciones actuales.

La pasada Navidad, realizó una inversión de 700.000 euros en renovar la sala de fitness de Bac de Roda, con la inclusión del circuito de maquinaria de fuerza de eGym, la plataforma de conectividad MyWellness, un espacio boutique de trabajo de alta intensidad con elementos de Crossfit y la línea Skill de Technogym.

Durante el primer trimestre de este 2019, culminó también la redefinición del centro CET10 Júpiter, en la que invirtió 900.000 euros para orientar la instalación hacia las familias, con la inclusión de una sala de ocio familiar, entre otros servicios, así como la puesta en marca de los espacios boutique CetCycle y Row&Box de propia creación de la cadena, además de la puesta al día de la sala de fitness.

CET10 también ha previsto para los próximos meses la inversión de más de 1 millón de euros para la renovación de la zona termal de Bac de Roda, y en la mejora energética de los centros de Bac de Roda y Júpiter. El siguiente en pasar por el taller de renovación sería CET10 CEM Maresme, para el que aún no hay fecha definida de actuación.

Apuesta por el concepto boutique

Villarroya comenta que en la actualización de cada centro “apostamos por la singularidad de cada instalación y por dotar de identidad a cada proyecto”. El hecho de que, por ejemplo, Bac de Roda y Júpiter se encuentren en un radio de acción cercano, “nos permite diseñar actividades complementarias”.

Este es el caso de la apuesta por espacios boutique que CET10 ha comenzado a incluir en sus centros deportivos. En el caso de Bac de Roda, se instauró una zona boutique de entrenamiento de alta intensidad, mientras que en el caso de Júpiter, se ha apostado por la creación de nuevos conceptos como Row&Box (R&B). Una disciplina que la cadena comenta que combina el trabajo en remo, con el funcional y el boxeo, en una actividad de alta intensidad distribuida en tres bloques de trabajo con descanso en las transiciones.

Con ella, explica Villarroya, “queremos hacer llegar la cultura del remo como elemento de entrenamiento de alta intensidad que hasta hoy sólo el modelo CrossFit tiene en cuenta, y sumarle el boxeo, especialmente de moda entre el público femenino”.

Franquicia y centros propios boutique

El director general de CET10 no descarta que la actividad R&B se instale en otros centros de la cadena a medida que vayan integrando renovaciones, así como que “aparezcan nuevos conceptos”.

En el caso concreto de R&B, “nos encontramos en fase de mejora de la actividad, que requiere de profesionales muy especializados en la gestión de trabajos en bloque y en controlar transiciones”, explica añadiendo que “una vez concluida, valoraremos franquiciar la actividad y abrir centros propios”.

Tras facturar 15,9 millones de euros en 2018, la previsión de la compañía pasa por incrementar su facturación en un 1,5% este año, para alcanzar los 16,1 millones de euros. Cifra que Villarroya ve posible cumplir “aún con la creciente aparición de nuevos competidores en las cercanías de nuestros clubes”, concluye.


No hay comentarios

Añade el tuyo