ESENCI@L

La cadena catalana instalará espacios boutique en sus centros

Claror: “Las concesiones cortas pueden afectar al servicio de los gimnasios municipales”

Predice un aumento de precios ante una subida de los salarios

claror

Gabriel Domingo, director general de la Fundació Claror.

(11-7-2018). Gabriel Domingo, director general de la Fundació Claror, cuestiona la idoneidad de las concesiones cortas de los gimnasios municipales porque pueden afectar a la oferta de un servicio de calidad. La entidad catalana incorporará espacios boutique a sus centros e invertirá cerca de un millón y medio de euros en transformar sus salas de fitness durante 2018.

El surgimiento de los gimnasios low-cost obligó a Claror a replantearse su posición en el mercado del fitness y a apostar por un modelo basado en la calidad del servicio y la innovación. Esta estrategia de diferenciación para evadir la guerra de precios comporta un elevado gasto en renovación cuyo retorno no se produce hasta pasados diez años, según apunta el grupo catalán.

Por eso Gabriel Domingo, director general de la Fundació Claror, alerta de los peligros de reducir demasiado la duración de las concesiones administrativas. Domingo cree que las instituciones públicas deben diferenciar entre la inversión inicial y la inversión de mantenimiento, y tener en cuenta que éstas últimas no son “gastos pequeños” en un contexto de desarrollo tecnológico continuo.

Así, Domingo afirma que “las concesiones cortas pueden afectar al servicio de los gimnasios municipales” y cuestiona que puedan despertar el ánimo inversor necesario de los gestores privados. Todo ello en un momento en el que el Ayuntamiento de Barcelona se plantea adaptar los contratos de gestión indirecta a la ley contractual vigente y limitarlos a diez años.

ALABA EL ‘MODELO BARCELONA’

No obstante, Domingo alaba el modelo deportivo de la ciudad, herencia de los Juegos Olímpicos de 1992, y defiende que ha sabido adaptarse a los nuevos tiempos: “Ha habido un cambio espectacular en los últimos diez años; si no hubiéramos sabido adaptarnos no existiríamos”, sentencia.

Además, el director general de Claror reivindica “el éxito de la ciudad de Barcelona en la promoción de la práctica deportiva” y bendice el modelo público-privado sin ánimo de lucro como “la mejor manera para hacer avanzar los proyectos deportivos”, sin estar sujetos a las exigencias de los fondos de inversión.

AUMENTO DE PRECIOS

Paralelamente, Domingo advierte de un aumento de la cuota de todas las tipologías de gimnasios tras una inevitable subida de salarios de los trabajadores del sector. El directivo de Claror considera que una futura regulación de las profesiones del deporte que “establezca obligaciones de titulación a los técnicos provocará una inflación de los salarios y, en consecuencia, del precio de la cuota de los gimnasios”.

Domingo asegura que el gran reto de futuro del fitness es la formación y cómo conseguir “profesionales polivalentes y que sepan provocar una experiencia en el cliente”.

EL PLAN DE CLAROR

El plan estratégico de Claror 2018-2020 está basado en tres pilares: la excelencia, la innovación y el ámbito social. Respecto al primero, la compañía barcelonesa acaba de recibir el sello EFQM 500+ por su eficaz gestión deportiva. Se trata de una certificación que Domingo califica de “modelo inspirador” y que ha analizado los últimos cinco años de trabajo de la fundación.

Vamos a instalar espacios boutique en nuestros centros

En cuanto a la innovación, Claror se ha propuesto transformar sus salas de fitness para convertirlas en verdaderos parques temáticos. Este año la empresa catalana prevé igualar los 1,4 millones de inversión del 2017 en renovaciones de instalaciones y nuevo equipamiento digital. Además, Domingo señala que Claror “está terminando de trazar un plan para instalar espacios boutique en sus nueve centros a finales de año”.

SE PLANTEA CRECER

Preguntado por una posible expansión física o de la presentación a concursos de licitación pública, Domingo admite que Claror se plantea crecer en número de centros pero “eso no cambiará nuestra política de concursos. No nos presentamos a puerta fría o si los contratos solo valoran el precio final, solo si la propuesta encaja”.

Domingo opta por una estrategia de estabilidad, en la que el crecimiento del número de abonados solo busca compensar la rotación. Respecto a esta tasa, el directivo se congratula por haber reducido la media anual por debajo del 50%, aunque en el caso del centro Can Caralleu, Domingo quiere que se sitúe por debajo del 30% antes de finalizar el 2018 (actualmente se encuentra en el 31,3%).

Otro de los objetivos de Claror este año es potenciar las segundas ventas, es decir, la venta de servicios agregados a la oferta estándar del centro deportivo. Tal y como apunta su tercer pilar, su misión es promover la actividad física en su ámbito de actuación y realizar acciones de responsabilidad social corporativa.

Con todo, la Fundació Claror se plantea cerrar el 2018 con un crecimiento similar al del año anterior, cuando incrementó su facturación un 4,8% hasta los 22 millones de euros. Actualmente, la compañía administra 9 centros municipales (5 concesionales y 4 en prestación de servicios) que ocupan un espacio total de 94.606 m2 y dan servicio a 44.500 abonados.


No hay comentarios

Añade el tuyo