ESENCI@L

La cadena ha ideado un plan que contempla la renovación de los centros y una nueva estrategia de marca

Claror se reposiciona en el mercado

Gabriel Domingo, director general de Claror.

(23-9-2014). El grupo Claror inició, coincidiendo con los momentos más negativos de la crisis para el sector del fitness, en el año 2012, un plan de reposicionamiento de la marca, que contempla tanto la renovación de los centros como la formulación de una nueva estrategia enfocada a exaltar el valor del servicio. La semana pasada se reinauguró el centro Claror Sardenya, una de las piezas claves de este nuevo plan.

Según ha explicado el director general del grupo Claror, Gabriel Domingo, el plan de reconversión de la marca Claror “se inició en 2012, momento en el que sufrimos la mayor pérdida de usuarios de la historia de Claror y que coincidió con otras variables, como la llegada del modelo low cost”. De esta forma, continúa, “nos planteamos volver a reposicionarnos en el mercado, con la duda de hacerlo apostando por el precio o por el valor, entendido como buen servicio y calidad, y nos decantamos por la segunda opción”.

Así, el plan, cuya finalización está prevista para 2016, busca materializar, en palabras de Domingo, el objetivo de “abrir la época del valor personal dentro del fitness, ensalzando el servicio personalizado, las emociones, los sentimientos y las experiencias de los usuarios”. Una exaltación de las emociones y el valor, con el máximo objetivo de conseguir la máxima retención de usuarios. Un objetivo que el mismo Domingo asegura estar cumpliéndose y pone como ejemplo la evolución de la empresa en el pasado año: “en 2013, aumentamos en un 7% la captación de clientes y redujimos en un 5% las bajas en nuestros centros”.

Cambios a pequeña escala
El plan no sólo plantea la renovación de la estrategia y el discurso de marca, sino que además engloba una renovación completa o parcial de los centros Claror, unificando la imagen de la marca y modernizando las instalaciones. “Nuestro objetivo es hacer pequeños cambios, a los que resulte fácil adaptarse, que sean digeribles. Además, nos hemos comprometido a mantener nuestro personal sin reducir la plantilla, apostando mucho por la formación y el uso de la tecnología”, añade.

Modernización de Claror Sardenya
En los últimos meses, se han llevado a cabo pequeñas renovaciones, como es el caso de la zona de vestuarios del centro Claror Cartagena, así como la completa renovación que se ha realizado este verano del centro Claror Sardenya.

Precisamente, las obras de Sardenya, el centro más antiguo de todos los que pertenecen al grupo Claror, son el ejemplo más significativo del cambio progresivo que está llevando a cabo la marca.

Según explica la directora ejecutiva de Claror Sardenya y Claror Cartagena, Núria Borràs, “el centro de Sardenya se ha renovado completamente, pareciendo un centro de nueva creación”. La inversión realizada en la renovación del centro ha sido de 450.000 euros, que comprenden la renovación del interiorismo del centro, la remodelación de las distintas salas y reubicación de servicios, la renovación de la piscina y la inclusión de la nueva actividad Indoor Walking.

“Los motivos que nos han llevado a realizar esta renovación son principalmente dos; mejorar el aprovechamiento del espacio, que por ser un edificio antiguo y de arquitectura complicada en el pasado no había sido posible, así como ampliar los servicios y las actividades a ofrecer”, describe Borràs, quien asegura que “es importante mantener el factor sorpresa en los usuarios, ya sea con novedades, con una renovación del centro o con ambas, como hemos realizado en Claror Sardenya”.

El renovado centro Sardenya se inauguró la pasada semana y se puede acceder a la información e imágenes del nuevo centro aquí.

En los próximos meses, está previsto que se sigan adecuando los cinco centros que gestiona Claror en la actualidad, más dos nuevos centros que gestionará en breve, a una imagen unificada y acorde a la nueva estrategia del grupo.


No hay comentarios

Añade el tuyo