ESENCI@L

Mesa redonda sobre el presente y su futuro, organizada por CMDsport

Comunidades fitness, un aliado en la recuperación de los gimnasios

Accede al vídeo sobre el evento por gentileza de T-Innova

mesa redonda comunidades fitness

Inma Quintana (Reebok Sports Club), Daniel Izquierdo (Crossfit España) y José Antonio Sevilla (Altafit) analizan el presente y el futuro de las comunidades de usuarios de gimnasios y su rol en beneficio de los negocios fitness.

(18-5-2022). Las comunidades de clientes de gimnasios configuran una pieza clave en el proceso de recuperación que afrontan estos centros. Así lo han destacado los participantes de la mesa redonda organizada por CMDsport con el apoyo de T-Innova.

Las comunidades de practicantes de fitness generadas en torno a los gimnasios no han vivido ajenas a la pandemia y, como todos los ámbitos de la sociedad, también han sufrido su particular metamorfosis. Un cambio en el que destaca un rejuvenecimiento y una ampliación del rango de edades de sus integrantes, como parte del cambio experimentado en las mismas instalaciones deportivas.

Asimismo, ha ganado peso su rol dentro de la gestión de los clubes fitness, configurándose como una de las mejores herramientas con las que contaría el sector fitness hoy para encauzar el tramo final de su recuperación. Así lo consideran al menos Inma Quintana, Directora Comercial en Reebok Sports Club, el responsable de Comunicación de Crossfit España, Daniel Izquierdo, y el Co-fundador y director general de Altafit, José Antonio Sevilla, en la mesa redonda organizada la pasada semana por CMDsport, con el patrocinio de T-Innova.

Fidelización, captación y mayor ticket medio

Un encuentro en el que se ensalzó el poder de las comunidades fitness que, según Inma Quintana, contribuirían a “fortalecer la fidelización, trabajar la motivación y mejorar la retención de las bajas”, así como ayudar a “subir el ticket medio mediante la contratación de otros programas, servicios o entrenamientos personales”.

Ventajas a las que Daniel Izquierdo añadió la posibilidad de “construir una imagen de marca tan potente que permita seducir nuevos clientes solo a través de lo que se comenta y comparte en estas comunidades”.

Motivos por lo que José Antonio Sevilla advertía la necesidad de trabajar bien las comunidades “obligándonos y ayudándonos a estar más encima de las personas”.

Nuevos perfiles

Los ponentes repasaron el efecto que ha ejercido el paso de la pandemia por las comunidades fitness, en las cuales se habría producido un rejuvenecimiento y una ampliación de los perfiles de usuarios que las integran. “Si antes de la pandemia, el motor de las comunidades lo constituían los usuarios comprendidos entre los 30 y los 45 años, ahora se ha desdibujado porque se han añadido muchos practicantes de entre 18 y 25 años, así como de más de 50”, comentaba en este sentido Daniel Izquierdo.

Asimismo, apuntaba José Antonio Sevilla, se estaría dando una reconfiguración sobre las actividades y disciplinas que más contribuyen a generar sentimiento de tribu y de permanencia a una comunidad. “Si bien las actividades dirigidas son las que aglutinan mayor cantidad de personas activas en la comunidad y dispuestas a contribuir siempre en cualquier acción del gimnasio, al igual que se está viendo un cambio en la sala de fitness, donde encontramos más mujeres que ya no centran su entrenamiento solo en las actividades de las salas grupales, también se está percibiendo más movimiento en la comunidad procedente de las zonas de cardio y fuerza”.

Más social y menos fitness

Sobre los contenidos que mejor funcionarían en el mantenimiento y ampliación de las comunidades, los ponentes señalaban todos aquellos que hagan referencia a cambios de vida y de condición física con los que el público se identifica, consejos sobre técnica y práctica deportiva, alimentación y nutrición; así acciones solidarias y los eventos que conforman “el story-telling de una comunidad, como son desde pedidas de mano, a nacimientos de bebés y matrimonios entre personas que se hayan conocido en el gimnasio y como miembros de una comunidad”, comentaba Daniel Izquierdo.

Reto: destacar en las redes sociales

Lo que sí que no habría cambiado es el mejor canal para dirigirse y alimentar las comunidades de gimnasios, que seguirían siendo las redes sociales, con Instagram y Youtube a la cabeza.

Sin embargo, alertaba José Antonio Sevilla, “las redes sociales tienen hoy un carácter muy invasivo y en ellas existe mucho ruido entre el que hay que ser muy relevante para poder destacar y ser visto”. Algo que pasaría por la creación de contenidos “que realmente aporten valor”, añadía.

Entre el ‘off’ y el online

Sobre el futuro de las comunidades, los tres ponentes coincidieron en dibujar un futuro muy próspero en el que “seguirán integrando practicantes de fitness y haciéndose cada vez más grandes”.

Si bien, también se acrecentaría el papel de los gimnasios como motivadores de estas comunidades. Con un reto añadido: “acompañar a las comunidades en su evolución dentro del plano off line y online, pero con un especial peso en el contacto humano y la relación experiencial con los clientes, porque si no funciona el ‘off’, no lo hará el ‘on’, ni tampoco reportará los beneficios que reportan las comunidades a los clubes de fitness”, concluía Sevilla.


No hay comentarios

Añade el tuyo