ESENCI@L

La organización evalúa el registro horario de la jornada laboral tras su implantación legal

Consejo Colef reclama “más y mejores servicios de inspección”

Consejo Colef Nuestro sector debería contar con más y mejores servicios de inspección

“Aplaudimos la voluntad de controlar cuantitativamente el horario de trabajo para que no haya horas extras sin compensar ni escaqueos que dan pérdidas de productividad”, afirma Vicente Gambau.

(20-5-2019). Vicente Gambau, Presidente del Consejo Colef, que reúne a los 17 Colegios Oficiales de la Educación Física y del Deporte de España, nos explica las valoraciones que hace el colectivo a la aplicación del control horario de la jornada laboral en gimnasio y centros deportivos.

Los gimnasios y centros deportivos afrontan desde hace una semana la obligación de registrar los horarios de la jornada laboral de sus trabajadores.

Un control obligatorio  que ha supuesto diversos contratiempos, adaptaciones y planificaciones entre los centros.

Tras las opiniones de clubes, gimnasios, y entidades representativas de éstos, recabamos la opinión del Consejo Colef, que reúne a los 17 Colegios Oficiales de la Educación Física y del Deporte de España.

Vicente Gambau, Presidente de Consejo Colef

Su Presidente, Vicente Gambau i Pinasa, es también profesor en Dirección y Gestión Deportiva de la Fccafyde (Facultad de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte) de la Universidad de A Coruña.

¿Cómo valora la implantación del control horario en los centros y gimnasios?

El control horario en la labor de los profesionales de la educación física y deportiva no es un tema de extrema importancia para los colegios profesionales en unos momentos en los que nos preocupa mucho más la falta de cualificación de personas que ofrecen servicios deportivos, la falta de garantías y protección de las personas deportistas, la falta de identificación y reconocimiento de los educadores físico deportivos, la precariedad laboral del sector, la economía sumergida  y la falta de ordenación en las ocupaciones del deporte.

No obstante, consideramos que se trata de una medida insuficiente ya que nuestro sector debería contar con más y mejores servicios de inspección para que hubiese una correcta información y prestación del servicio.

¿Qué problemas se pueden producir o se están ya generando?

En un sector donde el servicio deportivo se debe prestar en presencia física, interactuando con los practicantes deportivos; en la que existen muchas personas autónomas y profesionales deportivos eximidos de esta obligación; donde la jornada se extiende a competiciones y actividades de fin de semana e incluso en varios días, como campamentos y concentraciones; y donde existe un componente vocacional y de voluntariado muy importante, posiblemente el registro de la jornada laboral no sean el principal problema.

¿Es una buena medida o no?

En el sector de los servicios de práctica deportiva aplaudimos la voluntad de controlar cuantitativamente el horario de trabajo para que no haya horas extras sin compensar ni escaqueos que dan pérdidas de productividad. Pero es mucho más necesario el control cualitativo en base a ofrecer garantías constitucionales de seguridad y salud que tienen las personas que practican deporte.

¿Hay que hacer algún ajuste?

Sería necesario diferenciar las sesiones interactivas con las personas deportistas de las horas necesarias para el análisis de información y conocimientos y para la planificación del trabajo.

La labor de los profesionales de la educación física y deportiva no sólo consiste en la fase de interacción o impartición de sesiones, sino que detrás hay una gran labor de análisis, de decisión, de planificación, de gestión, de control y de evaluación. Además es imperioso el desarrollo profesional continuo para una correcta adecuación de las evidencias científicas y avances tecnológicos. Esa dedicación no suele computarse.


No hay comentarios

Añade el tuyo