ESENCI@L

Coplefc alude a “presiones del sector privado” en la aprobación de la moratoria para socorristas

El Colegio se siente "traicionado" ante la medida

socorrista-piscina

(7-6-2019). El Colegio catalán de los profesionales de la actividad física y el deporte considera un acto de “traición” la moratoria aprobada por la Generalitat para que los socorristas sin regularizar puedan ejercer este verano. Invita a la movilización para evitar que la situación pueda suceder de nuevo en el futuro.

El Colegio de profesionales de la Actividad Física y el Deporte de Catalunya, Coplefc, ha emitido un comunicado manifestando públicamente su “desacuerdo” y “profundo malestar” a raíz de la nueva moratoria a la ley 3/2008, aprobada por la Generalitat esta semana.

Una moratoria que permite a los socorristas acuáticos que no hayan aún acreditado sus competencias y se hayan inscrito en el Ropec, poder ejercer durante este verano sin que se pueda aplicar sobre ellos el régimen sancionador que se puso en práctica a principios de este 2019.

“Presiones directas”

Desde el Coplefc consideran que la medida tomada por la Generalitat de Catalunya responde a “presiones directas al gobierno catalán por parte del sector privado vinculado al socorrismo acuático”. Lo cual, “genera inseguridad jurídica” además de poner “en riesgo” la salud de las personas usuarias de las instalaciones acuáticas.

Asimismo, califica de “traición” a todos aquellos profesionales que “sí que habíamos hecho el esfuerzo administrativo y/o formativo para adaptarnos a la norma”. Y llama a la unión para evitar que esta situación pueda repetirse, quizás, el próximo verano.

A continuación, reproducimos íntegro el comunicado del Coplefc:

Con la publicación en el DOGC del Decreto ley 11/2019, de modificación de la disposición transitoria séptima de la Ley 3/2008, de 23 de abril, del ejercicio de las profesiones del deporte en Cataluña, se pone en marcha una nueva moratoria, hasta el 30 de septiembre de 2019, la aplicación del régimen sancionador para los socorristas acuáticos. Por ello, el Colegio de Profesionales de la Actividad Física y del Deporte de Cataluña (Coplefc), como representante del colectivo de profesionales que siempre ha trabajado por una prestación de calidad de los servicios de actividad física y deportiva, y como garante para la ciudadanía de la deontología inherente a la prestación de estos servicios en todos sus ámbitos, se siente obligado a manifestar públicamente su desacuerdo y un profundo malestar por la publicación del Decreto ley mencionado.

Desde el Colegio, en ningún caso podemos compartir lo que se indica en la exposición de motivos, que “la Administración deportiva ha podido conocer que el número de profesionales inscritos y en activo para desarrollar las tareas de salvamento y socorrismo, a día de hoy, son insuficientes para atender toda la demanda requerida para la próxima temporada estival “. La situación no es de falta de profesionales, sino de situación laboral precaria, que no genera suficientes incentivos, tal como también plantean otras voces del mismo sector y sindicales. Asimismo, respecto de la consideración esgrimida que se hace “peligrar la seguridad de las personas usuarias de las correspondientes instalaciones, recintos y playas del territorio catalán “, Coplefc se ve obligado a rebatirla precisamente porque la disposición de profesionales con la correspondiente tramitación mediante el Ropec o la colegiación devenía garantía de la necesaria seguridad para los usuarios de estos espacios.

Y en cuanto al cuerpo normativo de la disposición transitoria séptima, apartado 1, en el que se indica que el período de moratoria comprende: “A partir del 1 de enero de 2019 y hasta el 30 de septiembre 2019 “, Coplefc lo analiza meramente como fruto de presiones directas al Gobierno del sector privado vinculado al socorrismo acuático, hasta desvirtuar el régimen sancionador desde el primer momento en que se debía aplicar. Coplefc, además, no puede dejar de considerar que se trata de un camino inapropiado, en tanto que genera inseguridad jurídica, la cual conlleva una vía muy peligrosa para el funcionamiento económico del conjunto del sector. Los profesionales que sí habían hecho el esfuerzo administrativo y / o formativo para adaptarse a la norma deben sentirse “traicionados” por esta nueva disposición, sensación que el Colegio comparte. Como también los empresarios que están asumiendo la necesidad de incorporar profesionales con las titulaciones oficiales. Porque ahora ha sido el ámbito del socorrismo acuático, pero ¿será el último? … La situación parece validar, precisamente, una mala praxis empresarial de directivos que no dudan en poner sus intereses económicos por delante del riesgo que conlleva para la ciudadanía este modo de actuar.

Finalmente, Coplefc concluye que este es un paso atrás profesional muy importante y exige de todos los agentes implicados en este sector una mejor coordinación y debate en profundidad, para remediarlo ante posibles situaciones futuras, que sin duda se volverán a producir si no se interviene. Porque no se puede olvidar que se está haciendo referencia a una Ley de 2008, y que ya había tenido cuatro moratorias para el conjunto del ejercicio de las profesiones del deporte en nuestro país, tiempo más que suficiente para “facilitar la adaptación del sector de los técnicos y profesionales de las actividades físicas y deportivas en el contexto normativo “. Coplefc quiere trabajar, y lo hará siempre que sea convocado, con la Administración y con los agentes con quienes haya que hacerlo. Una decisión que busca dos objetivos: no ver repetidas situaciones como la actual, y que la ciudadanía, centro último de nuestra actuación colegial, vea garantizada con la calidad correspondiente la prestación de servicios de actividad física y deportiva.

 


No hay comentarios

Añade el tuyo