ESENCI@L

Core Health & Fitness confía paliar la caída del 39% del primer semestre en el segundo

Core-Healt-Fitness-CEO-Isidre-Sistare-bis

Isidre Sistaré, CEO de la filial española de Core Health & Fitness.

(9-7-2020). Tras una primera mitad de este 2020 que ha supuesto que la filial española de Core Health & Fitness haya registrado una caída en ventas del 39% en relación a los resultados del mismo periodo del año anterior, el máximo responsable de la firma, isidre Sistaré, se ha mostrado confiado en aminorar el índice de regresión durante el segundo semestre.

La filial española de Core Health & Fitness ha cerrado el primer semestre de este 2020 con una caída en su facturación del 39,16% respecto al mismo período del 2019. La regresión de los resultados fue especialmente significativa en el primer trimestre cuando sus ventas estuvieron un 45% por debajo de las previsiones que tenían.

Durante el segundo trimestre, Core Health & Fitness España ha logrado aminorar el índice de involución en relación al periodo análogo del ejercicio anterior y sus resultados se han situado un 19,37% por debajo de los de 2019

El director general de Core Health & Fitness España, Isidre Sistaré, espera paliar el impacto del coronavirus en los próximos meses. En esa línea, el directivo pronostica un tercer trimestre de 2020 en el que la facturación acumulada podría acercarse a las previsiones que se marcaron a principios de año.

Aunque reconoce que, a corto plazo, hay que ser prudentes por la incertidumbre actual y sostiene que el descenso de ventas se prolongará durante algunos meses, Sistaré augura un cierto optimismo de cara al largo plazo: “estoy seguro de que nuestro sector es vital para el bienestar del individuo y eso se terminará reconociendo de alguna manera”.

El directivo pronostica que, pese a la prudencia actual, “en un futuro, los gimnasios no limitarán sus inversiones en las instalaciones”. A la espera de esa reactivación, Sistaré apuesta por “estar atentos a la situación y actuar en consecuencia. Admiro la respuesta de los operadores de centros de fitness que han sabido gestionar los efectos de la pandemia con un rigor y una profesionalidad excelentes”.

Pese al impacto de la pandemia, Sistaré se muestra satisfecho de que todos los acuerdos con administraciones públicas que tenían “tiran para adelante”. También lo harán aquellos proyectos privados que tenían pactados, aunque la mayoría se reanudarán en septiembre.

AUMENTAN LAS VENTAS DE HOME FITNESS

Como les ha ocurrido a otros fabricantes, en Core Health & Fitness han registrado un significativo aumento de sus ventas de fitness doméstico. En su caso, el aumento porcentual se ha situado entre el 22% y el 25%, respecto a lo que venían facturando antes de la pandemia. La cifra de ventas de homefitness, no obstante, ha bajado en las últimas semanas, aunque se mantiene en unos porcentajes superiores a los de antes de la pandemia.

La línea más vendida de la división doméstica ha sido la nueva Serie 4, destinada principalmente al mercado vertical. También han tenido gran demanda las líneas profesionales de cardiovascular y de bicicletas de Group Cycling, cuya venta ha crecido en un 29,6% respecto al año anterior gracias a la venta a particulares.

La Serie 4 ha representado un 28,2% de todo el equipamiento cardiovascular vendido, por delante de las cintas (12,5%), las elípticas (9,4%) y las bicicletas (6,3%).

En la línea profesional, Core Health & Fitness mantiene sus planes de innovación. Sistaré anuncia que “hay distintas nuevas propuestas de equipamientos que verán la luz durante el último trimestre de este 2020”. Estas novedades estarán incluídas en las cinco marcas que se encuentran bajo su propiedad, especialmente en Nautilus, StarTrac y Schwinn.


No hay comentarios

Añade el tuyo