ESENCI@L

CrossFit lleva a Reebok a los tribunales

Por supuesto incumplimiento de contrato

reebok-crossfit

Según CrossFit, Reebok no ha cumplido ni en los pagos de regalías ni en la inversión en márketing para promocionar la marca y sus productos.

(15-6-2018) CrossFit Inc., ha interpuesto una demanda en el Tribunal de Distrito de Norte California en Estados Unidos contra Reebok, por considerar que ha incumplido reiteradamente algunas cláusulas de su acuerdo de licencia.

CrossFit Inc. Asegura haberse visto “obligado” a presentar una demanda contra su socio exclusivo de licencias, Reebok. La disputa surge de un cambio unilateral hecho por Reebok en cuanto a cómo calcula las regalías, los esfuerzos para ocultar los pagos insuficientes de CrossFit y el incumplimiento de Reebok de sus obligaciones de comercialización en virtud del acuerdo de licencia, según se refleja en la demanda.

Reebok y CrossFit firmaron su acuerdo por una duración de diez años en 2010, el cual otorgaba a Reebok la licencia exclusiva para vender prendas de deporte y productos de calzado con la marca CrossFit. Nadie más que Reebok, incluido CrossFit, podría producir ropa o zapatos con la marca registrada CrossFit. A cambio, Reebok acordó pagar las regalías de CrossFit por los productos con la marca CrossFit e hizo un compromiso de comercialización para ayudar a vender esos productos.

La demanda presentada por CrossFit alega que en 2013, Reebok comenzó a alterar la forma en que calculaba los pagos de regalías. El método de cálculo de Reebok, que Reebok no reveló a CrossFit, y que era contrario a los términos del acuerdo, dio como resultado millones de dólares en regalías mal pagadas a CrossFit. Según la denuncia, desde 2013 hasta 2016, Reebok continuó con este esquema, sabiendo que era poco probable que CrossFit detectara los pagos insuficientes debido a las meteóricas ganancias de ventas a medida que la popularidad de CrossFit continuaba creciendo y porque Reebok estaba excluyendo información relevante de sus informes de regalías a CrossFit. Luego, después de que CrossFit planteó preguntas sobre los pagos de regalías de Reebok, se revelaron los esfuerzos de Reebok para camuflar sus pagos insuficientes.

La demanda alega que las sospechas de CrossFit se confirmaron en febrero de 2017 cuando Reebok admitió que había estado realizando pagos de regalías “lo que resulta en un déficit de pago”. Durante los primeros tres trimestres de 2017, y por primera vez desde 2012, Reebok pagó regalías de conformidad con el acuerdo. Sin embargo, a fines de 2017, Reebok retomó su anterior esquema de cálculo de regalías y, hasta la fecha, Reebok nunca ha pagado a CrossFit por ninguna porción de su “déficit de pago” admitido.

Durante este mismo período de tiempo, entre 2011 y 2017, Reebok también debió gastar 51.75 millones de dólares en marketing. Sin embargo, Reebok ha fallado y se ha negado a presentar pruebas fehacientes de sus esfuerzos de mercadotecnia y, en su lugar, ha proporcionado solo conjuntos de datos de regalías múltiples y contradictorios, y no ha mantenido registros financieros precisos, completos y actualizados.

“Reebok firmó un trato antes de que CrossFit fuera un nombre popular y nuestro crecimiento ayudó a hacer que su marca fuera relevante de nuevo”, dijo el Ceo de CrossFit, Inc. Jeff Cain. “Pero ya es hora de que cumplan con los términos de nuestro acuerdo y eso es todo lo que pedimos hoy”.

CrossFit presentó la demanda en el Tribunal de Distrito de los Estados Unidos, Distrito Norte de California.

Fuente: CrossFit Inc.


Hay 2 comentarios

Añade el tuyo
  1. Fitapalooza

    Una información muy interesante. A veces no nos enteramos de este tipo de guerras entre marcas. Buscaré más información al respecto, que ahora me ha picado la curiosidad. ¡Un saludo y gracias por compartirlo!


Publicar un nuevo comentario.