ESENCI@L

En dos semanas ha abierto 11 nuevos gimnasios

Crossfit retoma la senda alcista en España

Crossfit-logra-mantener-el-vigor-pese-al-crossfit-bis

Crossfit es la marca-rótulo que, con más de 500 centros, lídera, según número de establecimientos, el parque del fitness español.

(31-7-2020). Pese a la polémica surgida tras el desafortunado tuit de su fundador, Greg Glassman, y a los efectos producidos por la pandemia del COVID-19, dos elementos imprevistos que provocaron algunas bajas, la división de CrossFit en España prevé cerrar el año manteniendo los 524 centros que tienen a día de hoy.

“A pesar de la crisis, la gente decide aventurarse. Por ahora no tenemos noticias de cierres, todos están tratando de resistir”, constata el enlace español de CrossFit HQ, Natalia Díez. La marca-rótulo con más centros de fitness en España tenía 513 gimnasios activos hace apenas dos semanas, pero desde entonces ha logrado 11 altas. Una señal que confirma que, incluso en uno de los momentos más delicados e imprevisibles de su historia, la firma, con más de 15.000 centros en todo el mundo, ha logrado mantenerse estable en suelo español.

CrossFit aterrizó en España en 2011, y desde entonces no ha parado de crecer. En 2018 tenía 386 centros, cifra que subió a 498 en 2019. Para este 2020, su intención era mantener el ritmo de casi 100 aperturas anuales, una cifra que ya dan por hecho que no podrán cumplir. Habrá crecimiento, pero será mucho menor. España, pese a todo, se consolida como uno de los cinco países europeos con más centros de CrossFit de toda Europa, tras Italia -donde hay más de 700-, Inglaterra, Francia y Alemania.

La representante de CrossFit en España, además, celebra el gran retorno de abonados a la mayoría de sus clubes. “Está siendo abrumadora la respuesta positiva en general. Muchos afiliados ya vuelven a tener cifras de altas como las que tenían antes del COVID-19. En mi gimnasio tuvimos cinco la semana pasada. Cada día entra gente a probar”, celebra Díez.

MAYOR PROXIMIDAD CON LOS AFILIADOS

Aunque matiza que aún es pronto para analizar las primeras consecuencias que generará el cambio de propiedad -Eric Roza completó esta semana con Greg Glassman, el antiguo CEO, el acuerdo de compraventa de CrossFit-, Díez si anticipa que los altos cargos de la compañía han detectado “muchas carencias a nivel empresarial, fruto de su enorme y rápido crecimiento”. Unos problemas que intentarán corregir en los próximos meses.

Uno de los pocos cambios tangibles hasta la fecha es la mejora en la comunicación entre el enlace español de la firma y sus afiliados. Durante el confinamiento, la responsable en España de CrossFit llegó a contactar de forma individual con 365 de sus afiliados. A estos contactos se suman las reuniones grupales a través de la plataforma Zoom, un elemento que ha llegado para quedarse. Las videollamadas, eso sí, no sustituirán por completo los encuentros presenciales territoriales como el que celebraron hace una semana en las Islas Canarias con los 35 afiliados de aquella zona. “Tras un día entero con ellos, las cosas avanzan de una manera increíble, mucho más que hablando por correo o con llamadas”, confiesa.

La mayor interacción entre los afiliados supone un gran avance para CrossFit, sobre todo en tiempos de crisis e incertidumbre. “Ven que el resto están igual que ellos, y pueden aprender entre sí, sobre todo los que acaban de abrir o lo han hecho hace poco, ya que pueden consultar a los más veteranos. Se han creado relaciones y flujos de información que antes no existían”, destaca Díez.

Para paliar una de las reivindicaciones de los afiliados, la entrenadora y atleta de CrossFit  también ha impulsado otras mejoras comunicativas como el envío de correos semanales en español con todas las novedades que llegan de CrossFit HQ.


No hay comentarios

Añade el tuyo