ESENCI@L

Rupert Fornell, jefe de operaciones de Caldea

Cuatro maneras de hacer rentable el espacio fitness de un hotel

Rupert Fornell Área Fitness Hostelco hotel

Rupert Fornell acaba de desarrollar las aplicaciones de entrenamiento de Matrix y Evergy.

(25-10-2016). El jefe de operaciones de Caldea Andorra, Rupert Fornell, explicó en Hostelco cómo conseguir rentabilidad en los gimnasios de los hoteles.

La feria Hostelco que se está celebrando en Barcelona tiene una área dedicada única y exclusivamente al fitness, ya que “el gimnasio es el tercer motivo de las personas a la hora de elegir un hotel”, según explica la propia web del evento.

Allí, quién mejor que el CEO de Mybeweeg y jefe de operaciones de Caldea Spa (Andorra), que factura 12 millones de euros en entradas y tiene 2.000 socios, para explicar cómo hacer rentable el espacio dedicado al fitness en un hotel.

Rupert Fornell lo dividió en cuatro modelos:

  • El valor añadido: Consiste en ofrecer el servicio gratuitamente, algo que no se puede hacer en un gimnasio puro. “El principal peligro”, advierte el ejecutivo, “es pensar que por ser gratuito ya da un valor añadido. No es así. Si se tiene el servicio hay que cuidarlo con un espacio cuidado, un buen equipamiento, la correcta climatización y algunos otros extras como agua, fruta o toallas”. De lo contrario, “se puede sumar una mala calificación en Internet”.
  • Las entradas: Consiste en tenerlo separado y cobrar entrada por el servicio. Es el core business de Caldea. En el caso de los hoteles, Fornell recomienda “añadirse a Gympass o Gymforless, plataformas que dan visibilidad al negocio”.
  • El gimnasio: Consiste en ofrecer a la población local la posibilidad de hacerse socio, como en cualquier otro gimnasio. Según el CEO de Mybeweeg, “es un negocio apalancado, porque el recepcionista y el gimnasio van a estar allí igualmente y en cambio nos puede beneficiar mucho tener 100 socios que generen unos ingresos fijos al mes”. Los problemas de este servicio  son, según Ruper Fornell, “que en España está mal visto que gente no alojada en el hotel pasee libremente por allí”.
  • La experiencia: Consiste en aprovechar cosas únicas para ofrecer experiencias. El jefe de operaciones de Caldea recomienda establecer sinergias con entrenadores personales y pone el ejemplo de Álex Ventura, que tiene un espacio en Dolce Sitges y es algo que el cliente valora muy positivamente.

El ejecutivo terminó la charla resolviendo algunas dudas de los presentes, a los que aconsejó que es básico que un gimnasio de hotel tenga una cinta de correr (y si hay espacio, bici y elíptica), algunas mancuernas y una máquina de entrenamiento funcional. Además, vaticinó que las aplicaciones jugarán un papel importante en el futuro, también en los hoteles: “ahora las app tienen un índice de penetración del 20% entre los abonados, pero va creciendo y acabará llegando, por supuesto, al 80%”.


No hay comentarios

Añade el tuyo