ESENCI@L

El pasado viernes firmaron el contrato con el IBE

Deporocio debutará en Barcelona el 1 de enero de 2022

El grupo andaluz entrará a operar el CEM Parc de la Ciutadella

piscina-exterior-jul20-ok

Deporocio efectuará su entrada en el CEM Parc de la Ciutadella el próximo 1 de enero de 2022

(20-12-2021) El grupo Deporocio efectuará su debut en Barcelona el próximo 1 de enero de 2022. La gestora andaluza firmó el pasado viernes con el IBE el contrato que les permite entrar a operar el CEM Parc de la Ciutadella en el que supondrá su debut en Cataluña.

Casi un año después de lograr su adjudicación, Deporocio ya tiene fecha para entrar a gestionar el CEM Parc de la Ciutadella. Será el primer día del próximo año, el 1 de enero, cuando oficialmente este recinto deportivo pasará a formar parte del grupo andaluz, que en la actualidad cuenta con 25 centros deportivos (19 bajo su marca Okeymas y otros 6 con el rótulo Round Training Center). 

La empresa firmó la semana pasada con el Institut Barcelona Esports (IBE) el contrato para la gestión del recinto, una vez ambas partes completaron la actualización del estudio de viabilidad del pliego económico, cuyas condiciones eran significativamente distintas a las que había en el momento de la licitación. “Nos hemos encontrado con una administración muy dialogante, que va de la mano con los concesionarios, y eso nos ha dado mucha tranquilidad”, aporta a CMDsport el director de desarrollo y operaciones del Grupo Deporocio, Juan Gil. 

Para la compañía supone “un orgullo” poder seguir adelante con este proyecto, que supone la entrada en un mercado estratégico en el que ponen muchas esperanzas. “Tenemos grandes expectativas puestas con la entrada en Barcelona”, precisa Gil. 

VOLVER A CIFRAS DE 2019

La enseña aglutina una pérdida media del 30% de los abonados con respecto a las cifras que tenía en 2019. Octubre fue un mes “muy bueno”, pero la recuperación se vio estancada a partir de las noticias que informaban de numerosos repuntes de casos a mediados de noviembre, mientras que diciembre está siendo un mes de parón para los centros del grupo. 

Desde Deporocio, sin embargo, aseguran que cumplirán el objetivo presupuestado para este 2021 y presagian un 2022 “ilusionante” que, eso sí, “no será fácil”. “Esperamos superar en 2022 los datos de 2019 a través de las diferentes líneas”, anticipa Gil. 

Uno de los retos que tanto los centros de la enseña como los del resto del sector deberán afrontar el próximo año es la subida general de costes, provocada por conceptos como la devolución de los ICO, la más que probable subida salarial, el aumento del gasto en suministros y del IPC. “Seguramente tendremos que adaptar las tablas salariales en los centros y habrá que repercutir esto en las tarifas”. 

PENDIENTES DE “OPORTUNIDADES”

Para cumplir con estos pronósticos, la empresa tiene expectativas de crecimiento en las distintas áreas en las que trabaja. “Estamos gestionando 39 concursos de prestaciones de servicios en distintas comunidades autónomas. Esta línea de negocio está complementando a la de los gimnasios privados y concesionales y nos está permitiendo crecer”, anota. 

El director de desarrollo y operaciones de Deporocio asegura que no tienen marcada ninguna cifra de aperturas concreta de cara a 2022, pero admite que están atentos a oportunidades que puedan surgir tanto a nivel concesional como privado. “Antes de crecer estamos focalizados en recuperar los datos de los centros que tenemos abiertos”, puntualiza. 

PENDIENTES DEL SEGUNDO RECURSO

El debut de Deporocio en Cataluña se vio frenado por un recurso presentado por la Unión Temporal de Empresas que ejercía como gestores del recinto desde su creación, en 2010, hasta ahora. 

La UTE Club Natació (conformada por el Club Natació Atlètic-Barceloneta, la Fundació Ubae y la Unió de Federacions Esportives de Catalunya) presentó un recurso en febrero ante el Tribunal Català de Contractes del Sector Públic. Este organismo desestimó el recurso presentado, desbloqueando así la adjudicación del CEM Parc de la Ciutadella a Deporocio. 

Ante la resolución del primer recurso, la UTE disponía de un plazo de dos meses para elevar otro recurso ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (Tsjc), trámite que hizo efectivo el pasado martes, 14 de diciembre. En esta ocasión no se pedía la suspensión cautelar de la adjudicación, sino directamente la nulidad. La sentencia del Tsjc no frenará la adjudicación a Deporocio, y podría demorarse varios meses o, incluso, más de un año. 

La gestora andaluza reivindica que sí tienen previsto lograr beneficios a través de su entrada en esta instalación. Cuestionada sobre este segundo recurso, la enseña se limita a declarar que la UTE Club Natación “está en su legítimo derecho de seguir las vías que consideren oportunas”. 


No hay comentarios

Añade el tuyo