ESENCI@L

El Business Development Manager de LifeFitness, Joaquin Utrera, nos aconseja

¿Dónde debo implantar mi nuevo gimnasio para que tenga éxito?

"Sin una buena localización, cualquier gimnasio tendrá muy bajas probabilidades de éxito"

Lifefitness-Joaquin_Utrera_Ponce-1–bis

Joaquin Utrera (Cádiz, 1976) es ingeniero químico por la Universidad de Barcelona. Se incorporó a Life Fitness como director comercial para Andalucía en el año 2004 y, actualmente, es el Business Development Manager de dicha compañía.

(9-8-2018). La ubicación es uno de los temas más críticos a la hora de implantar un nuevo gimnasio. Hemos hablado con el Business Development Manager de Life Fitness, Joaquin Utrera, para que nos asesore sobre los aspectos más relevantes para tomar esta determinante decision.

La elección del local donde implantar un gimnasio ¿es crucial para su éxito o solo es un elemento más?

La ubicación es un factor crítico en el éxito de cualquier negocio y en nuestro sector, cada vez más próximo al sector del retail, también resulta muy una decision muy crucial. Sin una buena localización, cualquier gimnasio tendrá muy bajas probabilidades de tener éxito.

Desde Life Fitness realizamos venta consultiva y asesoramos a los clientes sobre la ubicación del gimnasio al objeto de acompañarlos desde el inicio de su proyecto.

¿ Qué aspectos previos debemos tener claros antes de empezar a buscar un local para nuestro gimnasio?

Un paso inicial debe ser tener muy claro quiénes queremos ser y a quién queremos llegar con nuestro negocio. Aunque este aspecto parece sencillo y, a menudo, se da por hecho, no todo el mundo se ha respondido previamente estas preguntas básicas. Una vez respondidas con seguridad, podremos comenzar a buscar los ‘huecos’ donde nuestro gimnasio podría tener cabida. Habrá que tener en cuenta, asimismo, aspectos como la competencia actual y posible competencia futura en la zona donde deseamos implantarnos, si la densidad de población es acorde al ‘target’ de clientela que pretendemos satisfacer, si necesitamos disponer de parking o no; el precio medio del metro cuadrado, la densidad de población dentro de nuestro radio objetivo, las variables socio-económicas de nuestra ‘población objetivo’, la pirámide poblacional del área de influencia del establecimiento…

Como nuestro negocio no es el inmobiliario, será mejor que nuestro local esté en régimen de alquiler

El local: ¿mejor de propiedad o de alquiler?

Nuestro negocio no es el inmobiliario, por tanto, para nuestra cuenta de resultados será mejor que nuestro local esté en régimen de alquiler. No obstante, ese aspecto dependerá de cada negociación, ya que, podríamos conseguir un alquiler con opción a compra, y si tras la amortización de la inversión inicial seguimos dando beneficios, podríamos incluir importantes y valiosos activos a nuestro negocio.

¿Qué aspectos debemos tomar más en consideración en cuanto a la ubicación?

Además de aspectos como el tipo de localidad, tipo de barrio, tipo de calle, tipo de consumidor de la zona, medios de transporte públicos, parquing, cercanía o lejanía de competidores, etc, conviene analizar la tasa de penetración real, los hábitos culturales de la zona donde pretendemos implanter nuestro centro, el número y tipo de negocios alrededor del que será el nuestro…

Si la densidad de población no responde a los mínimos que necesita el negocio, éste dificilmente funcionará

¿ Qué aspectos clave nos ayudarán a decidir si el local que vemos debe ser descartado por motivos de ubicación?

Parece claro que si la densidad de población  no responde a los mínimos que necesita el negocio difícilmente funcionará. De todos modos, ello dependerá también del tipo de gimnasio que vayamos a explotar. No es lo mismo un gimnasio de concesión pública de más de 6.000 metros cuadrados, con infinidad de servicios, plazas de parking aseguradas y un precio asequible, que un gimnasio de conveniencia o ‘boutique’ con 400 metros cuadrados y precios altos.

¿Qué aspectos físicos debe reunir el local para ser una buena opción: superficie, número de plantas, luminosidad, antigüedad, estado…

Dependerá del segmento en el que esté nuestro negocio. En líneas generales, cuanto más se acerque al concepto ‘proximidad / conveniencia’, las características físicas deberían acercarse más a las de cualquier negocio del retail como las tiendas de ropa de moda, supermercados,…

En cambio, cuanto más nos acerquemos al concepto ‘Big Box’, en la mayoría de casos se trata de construcciones nuevas que se adaptan a las necesidades del negocio. En cualquier caso, siempre resulta de ayuda encontrar un local en alquiler o compra con instalaciones de aire acondicionado y aislamiento acústico incluidos, siempre y cuando el proyecto de ejecución de obra cumpla la normativa vigente en cada ubicación.

Los costes medios de inversión total pueden oscilar entre los 400 €/m2 y los 1200€/m2

¿ Existe algún tipo de fórmula que permita calcular los costes de adecuación del local para convertirlo en un gimnasio?


Este es un aspecto que, como mencionábamos al principio, dependerá del estado inicial del inmueble y del tipo de negocio que queremos ser. Los costes medios de inversión total (incluyendo maquinaria) pueden oscilar entre los 400 €/m2 y los 1200€/m2.

¿Qué aspectos clave nos ayudarán a decidir si el local que vemos debe ser descartado por motivos del propio local en sí?

Básicamente este descarte vendrá provocado por la normativa vigente para el desarrollo de la actividad como, por ejemplo, la altura mínima del loca, sus salidas de emergencia,… En el caso de locales ubicados en los bajos de edificios es importante tener en cuenta la normativa de la comunidad de propietarios, ya que, son posibles vecinos y clientes.

¿Qué incidencia debe tener sobre el presupuesto del plan de negocio el precio del local, o alquiler y las obras de habilitación?

En función del tipo de gimnasio que queramos ser, esta cuestión pesará más o menos en el plan de viabilidad. Y es que, junto con la maquinaria, el local y su habilitación constituyen la mayor partida en nuestro negocio. No obstante, si está bien diseñada, esa partida puede acabar erigiéndose en una parte importante del retorno de la inversion realizada. En cualquier caso, la partida de obra o adecuación debe considerarse como inversión y el alquiler como un gasto operativo.


No hay comentarios

Añade el tuyo