ESENCI@L

Dreamfit abrirá un mínimo de 11 gimnasios en los próximos dos años

La cadena prevé cerrar 2018 alcanzando los 20,5 millones de facturación

rafael_cecilio-dreamfit-bis

(23-11-2018). La maquinaria expansiva de Dreamfit funciona a todo rendimiento para cumplir los plazos que le permitan inaugurar durante el próximo 2019 un total de ocho gimnasios. Cifra a la que se sumarán un mínimo de tres instalaciones, que podrían ser cinco, en 2020, con los que la cadena alcanzaría la cifra de 25 instalaciones en territorio español.

Sin presiones procedentes de inversores ni preocupaciones por cerrar un año sin estrenar instalaciones, como va a ser este 2018, Dreamfit sube una marcha y prepara dos intensos años en los que ha previsto abrir un mínimo de 11 gimnasios en España, que podrían llegar a ser 13.

De materializarse todos los proyectos previstos hasta 2020, la cadena pasaría de 14 a un mínimo de 25 clubes, aumentando su huella en el segmento low cost-smart prize que actualmente lideran Altafit (54 gimnasios) y Vivagym (23), ambas tras haber completado operaciones corporativas en los últimos meses.

Un terreno, las adquisiciones, en el que Dreamfit no contempla adentrarse. “Ni nos planteamos comprar ni dejaremos que nos compren”, se muestra taxativo el fundador de la cadena Rafael Cecilio.

Centrada por el momento en el crecimiento orgánico, la cadena muestra sus deseos de “seguir creciendo y expandiéndonos”, señala Cecilio, quien reitera que “no significa nada no abrir gimnasios un año”. Afirma “seguir las oportunidades que se presentan en el mercado, cuando aparecen”, siendo el máximo objetivo de la compañía “no equivocarnos con los proyectos que se ponen en marcha”.

8 gimnasios en 2019

Y con el pensamiento de no errar, Dreamfit ya prepara la apertura durante el próximo 2019 de un total de 8 instalaciones, repartidas por distintas partes de la geografía española. La primera en abrir sus puertas será el club que ya se está construyendo en Logroño (La Rioja) cuya inauguración está fijada para febrero.

Le seguirán en abril el desembarco de Dreamfit en las Canarias, con su entrada en Las Palmas, así como la localidad barcelonesa de Sant Boi de Llobregat y Moratalaz en Madrid. Por su parte, entre los meses de mayo y junio, llegará el turno de Gijón (Asturias), al que seguirá dos gimnasios más en Madrid, concretamente en Coslada y Getafe, y otro en Barakaldo (Vizcaya), cuyas fechas de apertura prevista no están aún definidas.

Continúa la expansión en 2019

Atendiendo a estos planes, Dreamfit cerrará 2019 con 22 gimnasios, afrontando un 2020 en el que ya se han proyectado un mínimo de tres aperturas, según ha avanzado Rafael Cecilio a CMDsport. Tres proyectos que podrían verse aumentados a cuatro o incluso cinco si “surge la oportunidad”, señala el directivo quien prefiere no confirmar ubicaciones hasta que no se haya efectuado la firma de los mismos.

Apuesta tecnológica

Lo que sí que ha transmitido es que todas estas nuevas instalaciones experimentarán un salto en cuanto a innovación tecnológica. “Vamos a evolucionar el modelo hacia la digitalización, aportando novedades como actividades digitales, más gamificación y app propia, en línea a lo que están haciendo todas las cadenas”, señala.

20,5 millones de euros

En lo que se refiere a este 2018, Cecilio eleva las previsiones realizadas a principios de año confirmando una facturación que rondaría los 20,5 millones de euros, lo cual supone un incremento de dos cifras respecto a 2017, año en el que facturó 17,8 millones.

Parte de esta evolución positiva que está experimentado la cadena este año se debe a la consolidación del primer año de funcionamiento de los dos clubes que inauguró en 2017 en Segovia y Sevilla.

Un buen año

“2018 está siendo un buen año para Dreamfit y para el sector en general”, valora. Considera que, por primera vez desde que estalló la crisis “se nota que las empresas están estabilizadas y que se está creciendo”.

“Se producen más inversiones y también más gasto. La gente vuelve a acudir a restaurantes, a viajar y también va más al gimnasio. Ha crecido el poder adquisitivo y también la conciencia de la práctica de ejercicio físico. Como consecuencia, el sector está creciendo. No a niveles de 2007 que parecía que nos comíamos el mundo, pero crecemos”, reflexiona.

De hecho, Cecilio se muestra sorprendido del gran avance que ha experimentado el sector en la última década. “Muchas de las cadenas líderes actuales no existían hace diez años. El sector ha vivido una evolución de gran envergadura y muy rápida”. Tanto, admite, que se está llevando a algunas víctimas por delante: “En una evolución tan rápida es natural que algunos negocios lo pasen mal. Ahora está sufriendo sobre todo el pequeño gimnasio, el de barrio y el empresario independiente”, analiza admitiendo que el sector se dirige cada vez más hacia “la concentración”.


No hay comentarios

Añade el tuyo