ESENCI@L

Inicia obras en Barakaldo y espera arrancar las de cuatro centros más

Dreamfit frena las bajas de socios por primera vez desde el estallido de la pandemia

Supera en un 5% sus previsiones de altas para marzo

Dreamfit-bis

Dreamfit confía en iniciar la recuperación en septiembre, para alcanzar cifras "cercanas a las de 2019" a finales de 2022.

(7-4-2021). Dreamfit ha cerrado marzo como el primer mes sin acusar bajas de socios desde que estalló la pandemia. Iniciadas las obras de su futuro gimnasio en Barakaldo, la cadena ultima cuatro proyectos más que deberían inaugurarse a finales de año, si el ritmo de vacunación de la sociedad acompaña.

Dreamfit comienza a ver la luz al final del túnel. La cadena de gimnasios low cost ha cerrado el mes de marzo con un crecimiento en la cifra de altas del 5,4% respecto a la previsión que la enseña había realizado al comienzo de este 2021.

Un dato que para su fundador y presidente, Rafael Cecilio, cobra aún más significado si se tiene en cuenta que “este mes ha sido el primero desde que estalló la pandemia en marzo de 2020, en el que no hemos sufrido ninguna baja”. Una circunstancia que “a nivel de cifras supone poco”, admite, pero que en significado determina “empezar a ver el final del túnel”.

Recuperación de antiguos clientes

Sobre las nuevas altas, Cecilio remarca que se trata en su mayoría de antiguos clientes de la cadena, que vuelven tras unos meses de incertidumbre. En total, Dreamfit cerró 2020 con un descenso del 47,1% en la cifra total de socios, lo que supone la pérdida de más de 45.700 abonados, de los cuales algunos habrían emprendido durante este primer trimestre la vuelta a su gimnasio habitual.

“Detectamos una cierta tendencia a volver al gimnasio y ello da muchas esperanzas de cara a los próximos meses”, apunta situando el punto clave de inicio de recuperación para el próximo septiembre. “Si bien nos ha sorprendido gratamente el comportamiento de este mes de marzo, no prevemos un cambio de tendencia positivo hasta septiembre, cuando se podría iniciar una progresiva recuperación”, comenta Cecilio, quien admite sin embargo que “no vemos posible llegar a unos datos cercanos a los obtenidos en 2019 hasta finales de 2022”.

Del avance del plan de vacunación y de si llega o no una cuarta ola dependerá gran parte de los planes que se ha marcado Dreamfit. El Gobierno ha anunciado un plan para alcanzar para finales de agosto 33 millones de españoles vacunados, lo cual, estima Cecilio, “hace pensar en un mayor control de la pandemia y una estabilización que beneficiará al sector”.

Hasta entonces, Dreamfit se centrará en resistir considerando que “no es momento de pensar en clave económica sino de cuidar a los trabajadores y a los clientes para que el boca-oreja propicie un efecto llamada cuando la situación mejore”.

“Resistir bien”

En lo que respecta al plano económico, Dreamfit es consciente de que el periodo que dure la pandemia “va a significar un importante agujero en nuestras arcas”, pero la cadena confía en poder “resistir bien” si no se prolonga más de este 2021. “Contábamos con una posición muy privilegiada y con poco endeudamiento antes de la pandemia, y con los créditos ICO pedidos podremos resistir”, asegura Cecilio. Dreamfit ha pedido créditos por valor de más de 9 millones de euros, además de acogerse a Ertes durante los periodos de cierres de gimnasios, que le ha permitido mantener a día de hoy la totalidad de la plantilla, que se sitúa en cerca de 360 trabajadores repartidos por sus 19 gimnasios.

Barakaldo, en marcha

Una cifra de centros que espera ampliar durante la segunda mitad del año a través de materializar los proyectos paralizados en 2020. De hecho, ya ha iniciado las obras del club que ha previsto abrir en Barakaldo en septiembre. En junio ha previsto comenzar las obras de los gimnasios proyectados en San Sebastián, Parla, Vitoria y L’Hospitalet de Llobregat, los cuales deberían abrir sus puertas entre finales de este 2021 y enero de 2022.

De cara al próximo año, Dreamfit tiene entre manos implantaciones en Getafe y A Coruña, así como “tres o cuatro proyectos más” en los que está trabajando con vistas a cerrarlos antes de este septiembre para inaugurarlos en 2022.

“Cerrar los gimnasios no es parte de la solución”

Aunque el avance de estos planes dependerá de si se materializa una cuarta ola con la consiguiente amenaza de nuevo cierre para los gimnasios. Aspecto sobre el que Cecilio se muestra categórico opinando que “si se da un nuevo pico, volverán a cerrar a los gimnasios”. Considera que “por mucho que hemos demostrado que en cerrarnos no está la solución y que no somos parte del problema, se sigue sin tenernos en cuenta”, lamenta.


No hay comentarios

Añade el tuyo