ESENCI@L

El mal tiempo anima su facturación en el primer semestre

DreamFit pone rumbo a Canarias

Prevé abrir mínimo 8 gimnasios en España en los próximos meses

dreamfit-nuevos-gimnasios

DreamFit aterrizará en las Islas Canarias con un gimnasio en Las Palmas.

(12-6-2018). Nunca llueve a gusto de todos pero para DreamFit el mal tiempo estaría siendo un aliado en este primer semestre que le permitiría mejorar su previsión de crecimiento para este 2018. Un buen resultado que también vendría alentado por la puesta en marcha de al menos 8 nuevos gimnasios, incluida la entrada de la cadena en el archipiélago canario.

La cadena de gimnasios low cost DreamFit aprieta el pedal del acelerador y ha previsto inaugurar entre finales de 2018 y principios de 2019 un mínimo de 8 instalaciones. Un número que podría incluso incrementarse si se confirman proyectos puestos sobre la mesa, según señala el director general de la cadena, Marcos Verbugh.

Tras un 2017 en el que la compañía materializó dos proyectos –Segovia y Sevilla-, llegando así a los 14 gimnasios operativos, los planes de apertura previstos para este 2018 e inicios del próximo año harían a DreamFit escalar posiciones en el ránking de cadenas con mayor número de centros en España.

En concreto, sumaría 22 instalaciones que le acercarían a sus competidores dentro del segmento low cost como son Vivagym -que cuenta actualmente con 24 gimnasios-, BasicFit (34), McFit (36) y AltaFit (40 instalaciones).

Aterrizaje en Canarias

Dentro de estos proyectos previstos destaca el desembarco de DreamFit en el archipiélago canario. En concreto, con un primer gimnasio en Las Palmas de Gran Canarias donde ya operan cadenas como GoFit e iFitness, además de compañías locales. Este centro abriría sus puertas previsiblemente ya en el año 2019 y Verbugh no ha querido dar más detalles sobre el proyecto por el momento.

Del resto de aperturas previstas, está confirmado que seguramente el primero de los gimnasios en inaugurar sus instalaciones será el que se ubicará en Logroño, concretamente en el centro comercial Parque Rioja, donde emplazará un gimnasio de 3.500 m2.

También está previsto antes de que finalice 2018 la inauguración de un gimnasio en Coslada (Madrid), con un ambicioso proyecto que contempla además la apertura de la primera escuela de fútbol de la cadena, donde se apoyará especialmente al fútbol femenino. Esta instalación contará con una superficie de 4.000 m2 y, además de campo de fútbol, dispondrá de pistas de pádel.

A estos proyectos, le seguirá previsiblemente un centro deportivo en Gijón de 3.400 m2 y, ya de cara a 2019, más aperturas en la zona noreste de Madrid y en el norte y sur de Barcelona.

Apuesta por el crosstraining y el boxeo

Al margen de los proyectos de nuevas aperturas, Dreamfit también está llevando a cabo un proceso de remodelación y ampliación de instalaciones ya operativas. Tras ampliar prácticamente doblando su superficie el gimnasio de Vallecas, que pasó de 2.300 a 4.000 m2, y añadir una nueva sala en Valdebernardo, la cadena se encuentra culminando las obras de ampliación de su instalación de Villaverde.

En concreto, la compañía ampliará en un 10% la superficie total del gimnasio, pasando de 3.800 m2 a 4.200 m2. El objetivo, construir una sala de crosstraining, entrenamiento funcional y boxeo de 350m2.

Según explica Marcos Verbugh, la intención que persiguen estas obras es “ofrecer a nuestros clientes unas instalaciones más espaciosas, además de dotar de más entidad y dar más protagonismo a las actividades de crosstraining y boxeo”.

Precisamente, se trata de dos disciplinas que Dreamfit quiere potenciar en todos sus gimnasios, en la medida que lo permitan las instalaciones. “En la medida en que veamos que es posible ampliar los espacios, iremos incluyendo nuevas salas en los gimnasios donde no contamos con zonas de crosstraining y boxeo, o ampliándolas en los casos en los que ya se impartan”.

Tampoco se descarta la construcción de espacios boutique dentro de los gimnasios, como ya han comenzado a realizar varias cadenas del sector. Sin embargo, Marcos Verbugh remarca que en el caso de que se instalen “actuarán como corners y el servicio estará incluido dentro de nuestra cuota, puesto que no vamos a tocar el precio, que es lo que verdaderamente manda”.

Sacar rédito del mal tiempo

DreamFit también se encuentra en pleno balance del primer semestre del año, que la compañía podría cerrar por encima de sus previsiones gracias a un inesperado aliado, el mal tiempo.

A más de uno se le está atragantando el hecho de que, por un año, estemos pasando en general en toda la Península una primavera lluviosa o con temperaturas nada estivales. Pero lo que para unos es un mal negocio, para otros como DreamFit está resultando beneficioso.

La compañía mira al cielo esperando ver cómo evoluciona la meteorología. “La clave estará en este mes de junio”, advierte Marcos Verbugh añadiendo que “los primeros cinco meses del año se han cerrado con unos resultados muy similares al periodo análogo de 2017”, si bien, “este mes en el que nos encontramos puede decantar la balanza hacia un mayor crecimiento”.

Verbugh advierte que la práctica de deporte al aire libre constituye una gran competencia para los gimnasios de la cadena DreamFit que concentran la gran mayoría de su oferta de servicios en el interior de sus instalaciones. “Cuanto más se retrase el verano, mejor nos irá”, se sincera admitiendo que la estacionalidad sigue afectando a la mayoría de gimnasios que ven su actividad marcadamente reducida en los meses estivales.

Sobre cuánto podría beneficiar a la compañía un verano más tardío, Marcos Verbugh prefiere no pronunciarse emplazándonos al cierre del ejercicio a finales de año para “hablar de cifras concretas”. Cabe recordar que la cadena cerró 2017 con un crecimiento del 42,4% en su facturación, alcanzando los 17,8 millones de euros. Unas cifras que DreamFit aspira a mejorar esta anualidad.


No hay comentarios

Añade el tuyo