ESENCI@L

Video-entrevista al presidente de Dreamfit, Rafael Cecilio

Rafael Cecilio (Dreamfit): “El sector del fitness se encuentra en una situación dura y preocupante”

Sostiene que la recuperación completa del fitness no llegará antes de 2023

rafa cecilio dreamfit

El presidente de Dreamfit, Rafael Cecilio, aboga por que el sector del fitness repercuta parte del aumento de los costes en el precio y "eduque al ciudadano de que el valor que ofrecemos es mayor de lo que percibe que paga".

(11-2-2022). Para el presidente de Dreamfit, Rafael Cecilio, la llegada de Ómicron truncó las esperanzas de que el sector alcanzara la recuperación total este 2022. Un año en el que confluyen un extraordinario aumento de los costes operativos y de construcción de gimnasios, un aumento salarial y la falta aún de un 30% de clientes que, según Rafael Cecilio, “no volverán en el momento en el que se retiren las restricciones”.

“El pasado otoño, la mayoría del sector creía concienzudamente que 2022 iba a ser el año de la recuperación y a todos nos sorprendió la llegada de Ómicron”. Para el presidente de Dreamfit, Rafael Cecilio, la irrupción de la nueva variante del Coronavirus, y de las restricciones para frenarla, llevaron al fitness español a cerrar un diciembre de 2021 y un inicio de este año “prácticamente sin altas”, devolviendo los índices de recuperación a valores propios del pasado septiembre.

Un “retraso” en la recuperación, señala Cecilio en esta video-entrevista concedida a CMDsport, que le lleva a pensar que “la recuperación completa no llegará antes de 2023”. Pero antes hay que pasar todo un 2022 que Cecilio pronostica “complicado”.

Los sobrecostes hacen mella

En este 2022 confluye una ‘tormenta perfecta’ alimentada por una incesante subida de los costes de energía, suministros y equipamientos, un aumento salarial motivado por el recién aprobado nuevo salario mínimo interprofesional, sumado a un encarecimiento de entre el 20 y el 25% de los costes de obras, el inicio de la devolución de los préstamos ICO, y una merma aún del 30% de la clientela pre-pandemia.

“El sector está peor de lo que se muestra públicamente. Lleva dos años en una situación económico-financiera muy difícil y aunque estamos todos convencidos de que nos vamos a recuperar, -incluidos los fondos de inversión que siguen captando sociedades en dificultades y tomando posiciones en el mercado-, lo cierto es que hoy el sector está en una situación dura y preocupante”.

Subida de precios irremediable

Para hacer frente a los sobrecostes, Cecilio es de los que opina que es “necesario” que se repercuta parte de estos gastos en el precio final. Una subida que en su opinión debe ir acompañada de “una educación de cara a la ciudadanía para que entienda que acudir al gimnasio 30 días al mes con la cantidad y calidad de los servicios que se ofrecen hoy por un precio tan bajo, es difícil de sostener”.

Considera asimismo una “asignatura pendiente” del sector el conseguir aumentar el ticket medio a través de los ingresos atípicos, que en su opinión, “salvo en contados operadores con unos servicios muy diversos y complementarios, veo difícil que el resto podamos conseguir que supongan más de un 10% de los ingresos”.

En su lugar, aboga por “seguir ofreciendo al cliente una oferta completa a un precio único, todo incluido, pero con un imaginario que haga que lo que perciba que paga es menor que el valor de los servicios ofrecidos”.

Aprender del turismo

En este sentido opina que el sector español del fitness, “en general nos vendemos mal porque históricamente nos hemos dedicado a despachar y nos hemos acostumbrado a que los clientes nos compraran porque realmente ofrecemos instalaciones muy buenas a precios muy atractivos”. Considera que “nunca hemos tenido la necesidad de vender y el sector no dispone de una política comercial acorde con el nivel actual de la oferta”. Y apuesta por aprender “de una de las principales potencias de nuestra economía, el turismo”.

¿Nuevo cliente post-pandemia?

Asimismo, Cecilio abre el debate de si realmente la pandemia ha originado la aparición de un cliente post-pandemia, apostando en su caso por el no. “Lo que pasa es que hemos perdido a un 25-30% de clientes que era el perfil más casual, de mediana edad, menos conocedor de la teoría del fitness, habitual de las clases colectivas o de avanzada edad, y hemos dado entrada a más jóvenes, que de forma natural se han introducido en la práctica deportiva, y nos lleva a la confusión”.

Es de la opción de que cuando se recupere ese 25% perdido, “veremos que tenemos los mismos perfiles de clientes que antes de la pandemia”. Aunque para ello, aún falte algún tiempo. “No recuperaremos a los clientes que aún no han venido cuando se acaben las restricciones, hará falta más tiempo, quizás años”, apunta.


No hay comentarios

Añade el tuyo