ESENCI@L

Demanda un canal de comunicación "continuo y regulado" con la administración

Ebone: “Consecuencias como las de la subida del SMI se podrían evitar con una mesa sectorial fuerte”

javier-blanco-ebone

(17-6-2019). Javier Blanco, director general de Ebone, cree que la Administración “está abierta a hablar y negociar”, pero para ello ve necesaria una mayor unión sectorial e incluso el impulso de una mesa sectorial propia dentro de la CEOE.

La empresa dedicada desde hace 15 años a la prestación de servicios deportivos a través de licitación pública, Ebone, defiende el modelo español de colaboración público-privado, aunque, como lamenta su director general, Javier Blanco, se trate de una relación que en muchas ocasiones “se limita a un pliego de condiciones y a un estira y afloja entre contratista y contratado”.

Situación que en su opinión sucede porque “cada parte se conoce las maneras y circunstancias de proceder de su modelo de negocio, pero no nos preocupamos por conocer las de la otra parte”.

“Hay que conocer la realidad del sector privado y del sector público, conceptos como el porqué de los plazos que se establecen o el encorsamiento legal”, apunta especificando que esta acción de conocerse “no puede llevarse a cabo a título personal de una empresa con un ente público, porque sería considerado interesado”.

Motivo por el que cree que la solución pasaría por “crear un marco de comunicación abierta, fluida, continua y que se desarrolle en un entorno regulado y neutral, como son las universidades, y donde se reúnan todos los representantes de las partes interesadas en negociar”. Porque, asegura, “la administración pública está dispuesta a dialogar, los interlocutores están abiertos, pero faltan canales”.

Los efectos de la subida del SMI

La hipotética mejora de la comunicación entre la parte pública y la privada en las relaciones contractuales dentro del sector deportivo, mejorarían en opinión de Blanco, situaciones como la creada con la subida del Salario Mínimo Interprofesional, y que ha causado un fuerte impacto en el sector de la prestación de servicios deportivos.

“En una prestación de servicios, en la que la Administración marca el precio, cuando llega una medida como la subida del SMI no te queda otra opción que repercutirlo en el margen de la empresa privada. Pero se trata de una situación que si se explica a la Administración Pública, se entiende, e incluso hay tres administraciones en Andalucía que han aceptado modificar el contrato y asumir la subida. Pero para ello es preciso que exista comunicación”, ejemplifica insistiendo en la idea de que “si se hubiera tenido contacto con los que tomaron la decisión de modificar el SMI al alza, quizás se podría haber actuado diferente”.

Una idea que, de hecho, ha dado pie ya a la creación de la patronal Aeedap (Asociación Española de Empresarios de Servicios Deportivos a las Administraciones Públicas), que integra alrededor de 40 empresas de prestación de servicios deportivos de toda España, entre las que se encuentra Ebone.

Mesa sectorial de concesiones de servicios deportivos

Blanco asimismo considera necesario que el sector del fitness también “mire hacia dentro”. “En la CEOE hay una mesa sectorial de concesiones de servicios, en donde se incluyen industrias como las autopistas y que no representan las necesidades del sector deportivo. Es por ello que es necesario, y así se ha pedido, que se cree una mesa sectorial para las concesiones de servicios deportivos, limpieza y sectores afines”, afirma valorando la iniciativa como “un paso positivo en una buena dirección”.

Hacerse fuerte o desaparecer

Sobre el mercado español de concesiones deportivas, Javier Blanco opina que se trata de un sector “muy activo, en 2018 nos presentamos a 200 concursos y las previsiones marcan que este 2019 superaremos esta cifra”.

Sin embargo, analiza, “se trata de un mercado muy atomizado, con muchas empresas actuando de forma local, unas pocas empresas actuando a nivel nacional, a lo que se suman las grandes corporaciones como Acciona o Ferrovial”. Afirma que “poco a poco, el mercado se está concentrando y en los próximos años esta concentración se agudizará”.

Así, ve necesario “prepararse para hacer frente a esta concentración”, porque, asegura, “o te haces fuerte, o te añades a una operación de compra, o desapareces”.

Diversificación

En el caso de Ebone, Blanco está convencido de “disponer de margen todavía para crecer solos”.

De hecho, la compañía emprendió hace dos años un viraje hacia la diversificación de negocios, con el objetivo precisamente de ganar fuerza en el mercado. “Hace 6-7 años vimos que las grandes empresas de servicios empezaban a presentarse a los concursos de licitación de contratos de prestación de servicios deportivos. Vimos la amenaza y respondimos saliendo a trabajar al resto de España y con la diversificación.

Una diversificación que ha llevado a Ebone a crear cuatro áreas de negocio dedicadas a la venta de material deportivo, animación, eventos y formación. Aunque actualmente la prestación de servicios deportivos a administraciones públicas supone el 90% de la facturación de Ebone, y son destinados 800 de los 1.000 trabajadores de los que dispone la empresa, el objetivo en un plan de 3 años vista, es que las nuevas áreas de negocio adquieran cada vez más importancia, quedando la proporción en un 60% licitación y un 40% los nuevos servicios.


No hay comentarios

Añade el tuyo