ESENCI@L

Entrevista al CEO de la compañía, Philipp Roesch-Schlanderer

Egym supedita el futuro de los gimnasios a su digitalización

"El entrenamiento se centrará en la prevención y en la mejora de la salud personal"

El CEO de EGYM, Philipp Roesch-Schlanderer.

En la imagen, el CEO de EGYM, Philipp Roesch-Schlanderer.

(17-5-2021). El CEO de EGYM, Philipp Roesch-Schlanderer, ha explicado su visión del sector del fitness, y cómo prevé que será dentro de diez años, en una entrevista concedida a FIBO y que a continuación reproducimos.

El CEO de EGYM, Philipp Roesch-Schlanderer, ha concedido una entrevista a la revista FIBO donde analiza  lo que necesitan los clientes con la digitalización, compartiendo su visión del sector del fitness.

Según sus palabras, “en el futuro, podría ser imposible tener éxito sin un programa y una infraestructura digitales sólidos. Esto se debe a que muchas instalaciones se enfrentan a la perspectiva de pérdidas financieras a largo plazo a menos que inviertan en la digitalización. En EGYM, la digitalización del sector del fitness comenzó en 2010. Desde entonces, la compañía ha crecido hasta convertirse en una empresa internacional con más de 350 empleados”.

¿Cuáles son los mayores impulsores de la transformación digital en la industria del fitness?

Naturalmente, los socios son uno de esos factores: todos tienen smartphones, sus vidas son cada vez más digitales y los equipos modernos de fitness domésticos también están conectados. Con esta situación, los gimnasios no pueden ignorar estos avances si no quieren quedarse atrás: el fitness conectado es una megatendencia. A ello se une la creciente presión competitiva, ya que la digitalización no es un fin en sí mismo, sino un factor clave para el éxito empresarial sostenido. Y los operadores ciertamente hablan entre sí. Si oyen hablar de historias de éxito allá donde vayan -menor índice de cancelaciones, mayor satisfacción de los socios, mayor éxito del entrenamiento-, desde luego no quieren quedarse atrás. No cabe duda de que la pandemia ha acelerado considerablemente el proceso de digitalización. El entrenamiento orientado a la salud es ahora enormemente importante para los socios y simplemente quieren estar seguros de que su entreno les aporta algo.

En su opinión, ¿cómo se encuentra el sector del fitness en lo que respecta a la digitalización: son pioneros o llegan tarde?

Numerosos operadores de gimnasios ofrecen desde hace tiempo productos digitales complementarios. Sin embargo, en mi opinión, lo más importante es digitalizar el producto principal. En otras palabras: digitalizar el área de entrenamiento. Nuestra visión es ofrecer un área de entrenamiento totalmente digitalizada en la que los socios no sólo disfruten del entorno, sino que también puedan ver el impacto gracias a las mediciones digitales. Creo que el rendimiento medible del entrenamiento es la mayor baza del sector. Como he apuntado, en 2021 un gimnasio no puede seguir siendo una isla analógica en la vida digital de sus socios. La mayor parte del sector está trabajando muy duro para actualizar sus instalaciones en consecuencia.

Usted lanzó su empresa en 2010, pero su visión detrás de ese movimiento, “gimnasios para todos”, es más relevante hoy que nunca. ¿Qué podemos hacer, una vez que esto sea posible de nuevo, para que la gente vuelva a los gimnasios?

Aunque los datos son absolutamente aplastantes -y es claro el impacto positivo del entrenamiento muscular para la salud-, los gobiernos de todo el mundo se apresuraron a cerrar los gimnasios justo al comienzo de la pandemia. Ni el gobierno, ni el público en general ven actualmente nuestra industria como parte del sector de la salud. Por ello, todos debemos preguntarnos qué podemos mejorar para comunicar mejor nuestro producto: mejorar la salud a través del fitness. No basta con saber esto. Es mucho más importante que cambiemos y reforcemos la imagen pública del gimnasio para que haga justicia al impacto positivo de nuestras numerosas instalaciones de fitness y salud. Medir el éxito del entrenamiento, por ejemplo, mediante nuestra “EGYM BioAge”, desempeña un papel importante a la hora de motivar y “seguir”.

¿Cuáles son las tres principales necesidades de los clientes de los gimnasios que pueden satisfacerse con soluciones digitales?

Curiosamente, nos hicimos esta misma pregunta en el marco de un pequeño estudio que realizamos hace unos años. Nuestras conclusiones: la inducción inteligente de nuevos socios, las mediciones y pruebas de flexibilidad periódicas y la visualización del éxito del entrenamiento. Estas tres necesidades de los clientes se abordan con nuestra última innovación EGYM Fitness Hub, que utiliza tecnología punta para elevar la asistencia a los socios a un nivel completamente nuevo.

Los wearables y las aplicaciones de fitness son cada vez más populares. ¿Cómo pueden los operadores de los clubes aprovechar esta tendencia?

Combinando estas herramientas digitales con los equipos de fitness de su instalación para crear todo un ecosistema. Fitness Hub no es más que un nuevo componente de nuestro ecosistema abierto, que incluye nuestros equipos, una gama cada vez mayor de equipos conectados de proveedores externos y, naturalmente, las propias aplicaciones de nuestra empresa para entrenadores y socios. Para nuestros socios, esto significa que todo el progreso del entrenamiento realizado dentro del ecosistema EGYM es reportado de forma fiable por la ‘EGYM Branded Member App’, incluso a través de su popular función ‘BioAge’ – y se hace por separado para las disciplinas de fuerza, cardio, metabolismo y flexibilidad.

¿Cuál es su visión de la industria del fitness dentro de diez años?

Los socios disfrutarán de una experiencia de fitness sin fisuras: esto significa que, independientemente de dónde se encuentren o de la zona en la que entrenen, podrán orientar sus esfuerzos en función de sus propias necesidades y capacidades. El entrenamiento se centrará en la prevención y en la mejora de la salud personal. El soporte digital permitirá liberar por completo a los entrenadores de las tareas rutinarias, permitiéndoles concentrar todos sus esfuerzos en el entrenamiento. Esto aumentará en gran medida el estatus de los entrenadores. El número de personas que entrenarán en nuestras instalaciones será mucho mayor que antes. La razón: al mejorar continuamente nuestros programas, conseguiremos hacernos indispensables.


No hay comentarios

Añade el tuyo