ESENCI@L

En 2020 registra una facturación cercana a los 55 millones de euros

Los efectos del Covid-19 llevan a Vivagym a un retroceso del 35% en ventas

Confía remontar la cifra durante este 2021

VIVAGYM-CEO-Juan-del-Río-(2)-bis

Juan del Río, CEO de la cadena de gimnasios Vivagym, ha reconocido que la facturación de casi 55 millones de euros en 2020, ha supuesto situarse por debajo de la cifra que facturó en 2018 (60 millones de euros).

(7-1-2021). Tras más de un lustro de vertiginoso crecimiento, Vivagym sufrió en el 2020 un duro retroceso debido a la pandemia. La cadena de gimnasios cerró el año con una facturación, según primeras estimaciones, de unos 55 millones de euros, 30 menos que en 2019 (85 millones).

Vivagym Group ha terminado el 2020 con una facturación cercana a los 55 millones. El año anterior había girado por valor de 85 millones, lo que representa una caída de un 35,2% menos a causa de la pandemia y de las diversas restricciones consecuencias de aquella. El grueso de su facturación sigue llegando del mercado español, donde la cadena tiene 54 de sus 98 gimnasios. Los otros 44 se encuentran en Portugal.

La cifra de negocio obtenida en 2020 supuso volver a una cifra similar a la que registraron en 2018 (60 millones). Antes de iniciar el pasado 2020, la enseña esperaba terminar el ejercicio superando los 100 millones de euros. Un crecimiento que esperaban que se prolongara de modo que les permitiera alcanzar los 150 centros y una facturación cercana a los 120 millones de euros en 2022. Sin embargo, todos esos planes han quedado postergados a causa de la pandemia del Covid-19.

PÉRDIDA DEL 43% DE SOCIOS

La enseña ha empezado el 2021 con unos 190.000 socios repartidos entre España y Portugal, una cifra sensiblemente menor a la que tenían antes del confinamiento por el primer Estado de Alarma. “En marzo de 2020 tocamos el pico, unos 335.000 abonados, más o menos”, reconoce Del Río.

Pese al “golpe tremendo” que ha supuesto la dura pérdida de 145.000 abonados (un 43,2% de los que tenían diez meses atrás), el CEO de la cadena confía en poder remontar a lo largo de un 2021 donde espera lograr una cierta recuperación de abonados.

“Me gustaría poder volver a unos 250.000 socios este 2021, aunque la verdad es que no me atrevo a hacer muchos pronósticos, porque no me esperaba el cierre de Cataluña, que nos ha pillado totalmente por sorpresa”, asegura Del Río.

EL RETO: 10 APERTURAS EN 2021

De cara a 2021, la enseña asume que tendrá que rebajar notablemente la hoja de ruta que tenía antes de la pandemia, y que pasaba por abrir al ritmo de unos 25 nuevos centros al año. “No renuncio a abrir diez gimnasios en 2021, aunque me parece muy difícil”, constata Del Río.

Vivagym confiaba en poder abrir 22 o 23 nuevos gimnasios el pasado 2020, una cifra que finalmente se vio reducida a ocho. Además, tuvo que cerrar un centro, en Jerez, que arrastraba problemas económicos de antes de la pandemia.

ESCALADA EXPONENCIAL TRUNCADA

El Covid-19 ha supuesto un freno al crecimiento exponencial que estaba viviendo Vivagym desde que en 2015 recibió el apoyo financiero de Bridges Fund Management. Este inversor, que se convirtió en accionista mayoritario del grupo, permitió impulsar un ambicioso plan de expansión que multiplicó la presencia de Vivagym por toda la Península Ibérica.

La enseña tenía 16 centros en 2016, cifra que creció ligeramente hasta los 21 en 2017. Ese año, Vivagym realizó una segunda ampliación de capital que contó con el apoyo de Magenta Partners y Hermes GPE, que ayudaron a adquirir la compañía portuguesa Fitness Hut. Con esta enseña en su red y otras nuevas aperturas, Vivagym creció hasta los 62 centros en 2018.

Un año más tarde, en 2019, la cadena andaluza volvió a protagonizar una importante operación corporativa al adquirir la catalana Duet Fit. Esta compra le permitió cerrar el 2019 con 90 centros.

Este 2021, Vivagym lo inicia con 98 gimnasios, de los cuales, 54 están en España, mientras que los 44 restantes están ubicados en Portugal.


No hay comentarios

Añade el tuyo