ESENCI@L

Parada en Barcelona del Fibo Innovation Tour 2017

El fitness español registra más penetración pero menor facturación

Fernando Pons Deloitte Fibo Innovation Tour 2017 fitness Barcelona

Fernando Pons, de Deloitte, durante su intervención en Fibo Innovation Tour 2017 de Barcelona, con un mapa global del negocio del fitness.

(15-2-2017). Proveedores y consultores exponen, mediante varios estudios, los problemas y las posibles soluciones del sector del fitness en España y en Europa durante la parada en Barcelona del Fibo Innovation Tour 2017.

El Fibo Innovation Tour hizo su parada en Barcelona con varias ponencias y la asistencia de más de 100 gestores de gimnasios, proveedores y agentes del sector del fitness que no quisieron faltar a la cita.

La jornada sirvió para constatar que el negocio del fitness sigue creciendo debido al aumento moderado pero sostenido del número de practicantes. Sin embargo, como ya dejaban entrever los gimnasios españoles, no es oro todo lo que reluce, entre otras cosas porque los ingresos medios de los clubes se reducen porque baja también la media de las tarifas. La capacidad de adaptarse a los cambios marcará el futuro.

Algunos problemas del sector del fitness

Abrió la parada de Barcelona el director de Fibo, Ralph Scholz, quien explicó que Fibo pasó de los 76.000 visitantes y 608 expositores en 2012 a 153.000 visitantes y 950 expositores en 2016. “Con estos números parece que todo va bien y no es necesario hacer nada más que dejarse llevar, pero no es así”, advirtió el ejecutivo, quien expuso el caso de Alemania, donde ha incrementado el número de usuarios de centros deportivos (de 9,09 a 9,46 millones de personas) pero sin embargo ha bajado el ingreso medio de los clubes (de 533.000 a 510.000 euros). También ha decrecido el número de operadores (-1,3%).

Aunque la penetración en la sociedad española pasó del 10,2% en 2014 al 10,8% en 2015, la industria del fitness facturó menos

Algo parecido ocurre en España, según expuso en su ponencia el triatleta y máximo responsable del área de deportes de Deloitte, Fernando Pons. “Aunque la penetración en la sociedad española pasó del 10,2% en 2014 al 10,8% en 2015, la industria del fitness facturó menos debido a una caída de la cuota media de abonado de 40 a 39,5 euros”. Concretamente, se pasó de 2.134 millones de euros facturados en 2014 a 2.130 en 2015.

Siguió con las advertencias el Country manager de Egym Iberia, Christian Kohler-Martínez López: “En España tenemos todavía desde un 30% hasta un 70% de rotación de socios. No existe ningún otro sector con una pérdida de clientes tan alta”.

Por su parte, el máximo responsable de Technogym en España, Renato Senta, aportó datos de un estudio propio que, entre otras cosas, explica los motivos por los que la gente no va al gimnasio, algunos de los cuales con difícil solución: un 49% reconoce que es por pereza, un 38% lo atribuye a la falta de tiempo y un 21% dice que es aburrido.

En la misma línea se movió también una parte de la presentación del máximo responsable de Precor en España, Eduardo Burguete, quien mostró datos de varios estudios en los que han participado. Uno de ellos dice que los gimnasios pierden “un 2,5% de los clientes que se van a los boutiques de cycling, un 2% por los entrenos tipo Bootcamp, un 2% por actividades tipo Zumba, un 1,5% por los wearables y un 1,5% por el consumo de fitness online; en total, un 9,5% de clientes solo por estas actividades”. Siguiendo la media de los centros españoles, dichos datos suponen unos 150 socios por club que, a 40 euros de cuota, suponen dejar de ingresar 72.000 euros al año.

Podríamos doblar la penetración de mercado en España

La solución, adaptarse

Qué fácil sería lanzar las advertencias y quedarse tan anchos, pero no. Si para algo sirvió el encuentro de Fibo en Barcelona fue para dejar claro que el negocio del fitness en Europa (y en el mundo entero) va de adaptarse o morir. Hay mercado, pero no para todos y mucho menos para conceptos inamovibles.

Alexis Batrakoulis, representante de EuropeActive, dio algunas pistas de hacia dónde enfocarse en el futuro, alertando “del envejecimiento de la población, la obesidad y los problemas de salud” que vienen. Recogieron el guante en Fibo. Su máximo responsable, Ralph Scholz, explicó que para esta edición han creado un nuevo espacio orientado a los entrenadores, quienes son los mejor preparados para reaccionar a estas tendencias.

Desde Egym, Christian Kohler-Martínez López apuesta por su producto, maquinaria de fuerza inteligente y conectada que no requiere de un know-how por parte del cliente fitness. “Si seguimos así habrá un crecimiento moderado, pero si conseguimos atraer a las personas inactivas poniéndoselo fácil, en 2030 podríamos estar en 14 millones de clientes en España”, vaticina el ejecutivo.

“Cuando le preguntamos a los encuestados españoles por un sitio donde hacer ejercicio, el 30% pensó en el gimnasio en primer lugar. Hemos creado una marca, algo reconocido por parte de los usuarios y hay que aprovecharlo”, explicaba Renato Senta de Technogym. Además, según los cálculos de su estudio, en España existe precisamente un 31% de la población entre 18 y 64 años que se considera activa y que tiene los ingresos suficientes para ir al gimnasio. En otras palabras, el fitness tiene 14,4 millones de clientes potenciales en el país. “Podríamos doblar la penetración”, asegura Senta.

La recomendación es no sobreactuar. Si aparece un low cost en tu mercado, no pienses que la mejor forma de competir es bajar los precios

Eduardo Burguete de Precor se basó en las respuestas del colectivo mundial de CEOs de empresas REX (Round tables for Executives), entre los que hay varios mandatarios del mundo del fitness, para dar las soluciones: “La recomendación es no sobreactuar. Si aparece un low cost en tu mercado, no pienses que la mejor forma de competir es bajar los precios”.

Con todo, las soluciones podrían resumirse en una cita de Charles Darwin que se mencionó dos veces durante el acto: “No es la especie más fuerte la que sobrevive, ni la más inteligente, sino la que mejor se adapta a los cambios”.

Otras presentaciones

Además de explicar la situación europea del negocio del fitness, Fibo Innovation Tour Barcelona 2017 tuvo también la participación del gerente de Fneid, Alberto García, quien explicó las ventajas de federarse junto al presidente de Adecaf (la federación territorial catalana), Toni Brocal; y la intervención de la fundadora y máxima responsable de la consultora Mas, María Ángeles de Santiago.

Ya en un ámbito más comercial, expusieron sus productos las enseñas Bolly X, una actividad dirigida con más de 2.000 instructores en Estados Unidos; Virtuagym, software de administración y seguimiento de usuarios para gimnasios con más de ocho millones de usuarios y presencia en 80 países; Funxtion International BV, empresa que busca conectar las actividades indoor y outdoor a través de su plataforma; y PerfectGym, otro software de seguimiento de usuarios todavía no implantado en España.


No hay comentarios

Añade el tuyo