ESENCI@L

Forus, Duet, BeOne y Máis que Auga analizan el sector

El mercado concesional: más inversión pública y mayor exigencia en los concursos

Destacan un aumento de la rentabilidad y el fin de la segmentación geográfica

concesional

La licitación pública aumentó un 27% en enero de 2018 respecto al mismo período del año anterior.

(3-4-2018). Las cadenas Forus, Duet Sports, Serviocio/BeOne y Máis que Auga analizan el mercado concesional y destacan un incremento de la inversión pública, en gran parte solo para reformas, un aumento de la exigencia en los concursos, una mejora de la rentabilidad ligada a la entrada de los fondos de inversión y el fin de la segmentación geográfica.

Tras un período donde la baja licitación pública y el descenso de la rentabilidad de los centros deportivos causó estragos en el segmento concesional, varios ayuntamientos han empezado a aumentar las partidas económicas destinadas al equipamiento deportivo y los grandes operadores han impulsado sus operaciones ayudados por la entrada de fondos de capital riesgo.

Una de las cadenas que cuenta con el pulmón financiero de las firmas de inversión, el Grupo Serviocio/BeOne, destaca que el aumento del consumo de actividades físicas ha incrementado las oportunidades en el campo de la gestión indirecta. Su director general, Roberto Ramos, considera que “todavía siguen habiendo buenas ubicaciones por valor de 5 y 6 millones de euros”. Ignacio Triana, presidente y cofundador de Forus, añade: “El sector de las concesiones deportivas no está ni mucho menos agotado. Tiene mucho recorrido y quedan muchas oportunidades”. Ambas compañías, junto a Duet Sports y Máis que Auga, apuntan los siguientes cuatro factores para el optimismo.

AUMENTO DE LA INVERSIÓN PÚBLICA

El inicio del 2018 mostró un notable aumento de la licitación de centros deportivos en España, con un 27% más de obra pública que en enero de 2017. Para Jordi Violan, director de operaciones de Duet Sports, “los ayuntamientos están volviendo a tener más interés por invertir en equipamientos deportivos, pero sin llegar a los niveles de hace 10 o 12 años”. Según Ignacio Triana (Forus), “los ayuntamientos son conscientes que una de sus funciones es la de promover la actividad física, y los ciudadanos son más exigentes a la hora de reclamar unas instalaciones adecuadas”.

Pese a ello, los directivos de Forus y Duet no creen que este fenómeno venga motivado por el aumento de la competencia con los clubes privados, aunque Violan señala que “la entrada de algunas cadenas low-cost con una buena relación calidad-precio ha obligado a los concesionales a mejorar sus instalaciones y servicios”.

Son aislados los casos de apertura de grandes instalaciones

Pese a la mejora sustancial de los niveles de licitación, la mayor parte de la obra pública consiste en la reforma o ampliación de instalaciones ya existentes: “Son aislados los casos de apertura de grandes instalaciones”, señala Violan, que invita a los ayuntamientos a crear nuevos equipamientos o sacar a concurso los centros de gestión directa. Por su parte, Triana no cree que estemos ante un año de renovación de contratos y que las últimas operaciones “forman parte de la dinámica habitual del mercado”.

CONCURSOS MÁS EXIGENTES

El aumento de la licitación deportiva viene de la mano de una mayor exigencia por parte de los ayuntamientos, según apuntan todos los operadores consultados. Francisco Cortegoso, director de operaciones de Máis que Auga, asegura que el listón de los concursos públicos ha aumentado y que “las instituciones públicas son más exigentes con el contenido del proyecto”. “Ya no es solo la propuesta de obra, ahora te piden detalles sobre el equipamiento, los vestuarios o la superfície de cada espacio”, afirma.

Cortegoso cree que el aumento del nivel de exigencia en los concursos se debe a una mayor profesionalización del mercado del fitness, algo que comparten el resto de operadores. Para Triana (Forus), este hecho “comporta una mayor seguridad jurídica para las empresas privadas”, pero Violan (Duet) considera que la exigencia de los ayuntamientos implica “un mayor riesgo para el concesionario y un margen de beneficio menor, cosa que dificulta el retorno de la inversión”.

MEJORA DE LA RENTABILIDAD

La llegada de los fondos de inversión permite a las cadenas concesionales una mayor capacidad de inversión, pero a su vez requiere una exigencia más elevada en cuanto a la rentabilidad. El mismo Violan considera que esta balanza es positiva y afirma que un gimnasio será rentable “si hay un equilibrio entre la inversión realizada y el retorno previsto, y si se realiza una buena gestión del centro”. El CEO de BeOne, Roberto Ramos, señala que la mejora de la rentabilidad se produce gracias “a un consumo más alegre por parte de la población y a una mayor concienciación de los beneficios de la actividad física”.

Tanto BeOne como Forus cuentan con el apoyo de fondos de inversión y consideran una buena noticia que los inversionistas se fijen en el sector concesional: “Estamos en un momento que se necesita gasolina”, señala Roberto Ramos (BeOne). Respecto a la rentabilidad, Triana añade: “Yo sólo puedo decir que los inversores de Forus están muy contentos con nuestro desempeño”. En cambio, Máis que Auga confía en su crecimiento orgánico y desoye los cantos de sirena de los fondos de capital riesgo.

FIN A LA SEGMENTACIÓN GEOGRÁFICA

El pastel del mercado geográfico ha estado dividido tradicionalmente por operadores que dominaban en cada zona geográfica, pero últimamente algunas empresas han decidido salir de su zona de confort y entrar en el área de influencia de otros operadores. Triana atribuye este comportamiento “a pequeños operadores que buscan ser más competitivos”. El presidente y cofundador de Forus afirma: “No tenemos manía a ninguna zona ni nos repartimos el territorio”.

Para Violan (Duet), “la competencia entre diferentes operadores beneficiará al mercado e incluso a los ayuntamiento, puesto que tendrán más opciones”. No obstante, el directivo señala que este cambio de tendencia “dependerá de que los operadores sepan adaptarse a esas nuevas zonas”.


No hay comentarios

Añade el tuyo