ESENCI@L

En defensa del criticado culturismo

wade-musculo-nba-ok

Ahora todo el mundo relacionado con el sector culturista o de fitness inventa nuevos nombres y formas de entrenar dando la sensación de que quieren desterrar los discos, barras mancuernas, bancos de peso libre, máquinas de pesas, etc. cuando la sala principal de un gimnasio es a la que se denomina “sala de pesas” y alrededor de ésta podrán estar la de Pilates, la de aerobic , la de… pero nunca éstas, podrán sustituir a la sala de pesas.

(7-7-2015). Juan José López Nombela, fundador y presidente de la empresa española, Telju, analiza la situación actual del culturismo y defiende al mismo a raíz de la corriente crítica que últimamente suscita en la comunidad del fitness español.

Según indica la enciclopedia Wikipedia, cuando habla de culturismo o fisicoculturismo (bodybuilding en ingles) lo define como “una actividad basada generalmente en el ejercicio físico intenso, generalmente anaeróbico, consistente, la mayoría de las veces, en el entrenamiento, actividad que se suele realizar en gimnasios, y cuyo fin suele ser la obtención de una musculatura fuerte y definida “.

 

Palabra ‘maldita’

Culturismo, de todos modos, es una palabra que, de un tiempo a esta parte, cuando se pronuncia, parece más bien un término que hay que desterrar, un vocablo “maldito. Pues bien, queremos reivindicar esta palabra y darle el significado que ella misma tiene.

A través de todos estos años se han ido inventando palabras nuevas que, a nuestro juicio, han pretendido ir, y han conseguido, anular las palabras originarias. Se habla de fitness, de wellness… pero, en definitiva, en todo entrenamiento que se precie tienen que utilizarse resistencias, bien con pesas o placas de acero, bien con mecanismos hidráulicos, bien con gomas… Pero siempre con resistencias. Podría decirse que eso es el culturismo.

El entrenamiento con resistencias es otro de los nombres que recibe el entrenamiento con pesas, es un método especial de acondicionamiento diseñado para aumentar la fuerza y la resistencia de los músculos.

El objetivo de entrenamiento de resistencia es retar, de forma paulatina y progresiva, al sistema musculo-esquelético para que adquiera más fuerza

Sin haber sido un culturista al uso –aunque tengo que decir que desde muy joven practiqué pesas y lo hacía con lo que buenamente podía agenciarme: latas vacías –como tantos otros– que las rellenaba de hormigón y que fueron mis primeras mancuernas, fondos y abdominales en el suelo, tensores de gomas… Había que inventarse otras formas de entrenar. Existían pocos gimnasios y no siempre se encontraban cerca de nuestro domicilio por lo que era más difícil poder asistir y ello sin contar, además, el coste que suponía la asistencia a los mismos. Como ya he dicho anteriormente, era muy joven y no disponía de mucho dinero y el poco que tenía trataba de gestionarlo bien y gastármelo en otras cosas.

 

Aprender a respetar el culturismo

En Telju Fitness estamos agradecidos a todas aquellas personas que en nuestros inicios nos ayudaron a entender lo que es el culturismo y lo que podíamos aportar al mismo y lo que el culturismo podía proporcionar a la personas que entrenaban regularmente.

Una persona, muy respetada para nosotros, que ha realizado un trabajo ímprobo a favor del culturismo—profesional y no profesional– y al que estamos muy agradecidos ha sido Rafael Santonja. Él nos enseñó, desde un primer momento, a querer y respetar el culturismo. Ha sido el artífice de que surgieran empresas en las que nos dedicamos a la fabricación de equipamientos para gimnasios.

Empezamos una aventura, diseñando y fabricando,  con métodos artesanales y un poco rudimentarios, nuestros primeros productos para el equipamiento de gimnasios. Desde el primer momento fuimos muy bien aceptados en el sector, había pocos fabricantes y todos los que empezábamos en aquel momento éramos bien recibidos.

 

Revalorizar al culturista

No quiero desviarme de lo que en principio me había guiado a escribir este pequeño artículo que es la reivindicación  de la palabra culturismo. En muchas reuniones he tenido que salir al paso en defensa de esta palabra y de los que practican el culturismo cuando algún compañero de reunión, que también vendía equipos para los gimnasios, hacía alguna referencia más bien peyorativa a estos usuarios tratándolos como si fuesen unos apestados. Recuerdo muy bien que en una reunión, tuve que contestar a la Presidenta de una asociación, que tenía además un gimnasio, en estos términos : “Quién paga los gastos de tu gimnasio durante los meses de verano” ? Estos gastos los pagan todos aquellos usuarios que sin ser culturistas profesionales les gusta entrenar fuerte y sin faltar un solo día. Este es el tipo de persona a la que de forma peyorativa se dirigen como “los culturistas”

Ahora todas las definiciones tratan de desvirtuar la palabra culturismo , dándoles mil vueltas con nombres rimbombantes que a mi, particularmente , no me dicen nada. Ahora todo el mundo relacionado con el sector culturista o de fitness inventa nuevos nombres y formas de entrenar dando la sensación de que quieren desterrar los discos, barras mancuernas, bancos de peso libre, máquinas de pesas, etc. cuando la sala principal de un gimnasio es a la que se denomina “sala de pesas” y alrededor de ésta podrán estar la de Pilates, la de aerobic , la de… pero nunca éstas, podrán sustituir a la sala de pesas.

 

Al pan, pan y a las pesas, pesas

Ahondando más sobre los entrenamientos con resistencias he llegado a ver   una publicidad sobre un método de entrenamiento para mujeres con máquinas que al no tener pesos sería mucho mejor para ellas puesto que al no entrenar con pesos nunca podrían alcanzar una tonificación de   su musculatura como si entrenasen en las clásicas máquinas de musculación.

Pues bien las máquinas sin pesos de la publicidad hacían su   resistencia mediante mecanismos hidráulicos, es decir, cambiaban la resistencia con pesos por resistencias mediante hidráulicos.

En los gimnasios de la antigua Grecia no existían las modalidades y actividades de entrenamiento actuales. Todo era a base de correr, saltar, trepar, cavar, remar, tirar de carros o de levantar pesos  o halteres como se las llamó en aquellos tiempos a las mancuernas, pero nunca realizando otras actividades, repito, como las que se realizan actualmente en los gimnasios. Y aunque también son disciplinas y actividades muy interesantes nunca podrán sustituir al entrenamiento de resistencias. Un programa de acondicionamiento físico completo deberá incluir el entrenamiento de resistencias, junto con ejercicios aeróbicos.

 

Cuestión de esfuerzo, ¿por qué maquillarlo?

Los helenos ya eran conocedores que “el desarrollo no es estimulado por cualquier ejercicio sino sólo por el que requiere esfuerzo”.

Otro ejemplo: el luchador Milón de Crotona para aumentar su fuerza levantaba y transportaba todos los días un novillo, desde sus nacimiento hasta que fue un toro, con lo que el aumento de peso día a día del animal le proporcionó un mecanismo gradual de incremento de la carga.

Aristóteles decía “ no todos los cuerpos admiten o necesitan el mismo tipo de entrenamiento , por lo tanto debe administrarse a cada uno la medida justa del esfuerzo adecuado”.

Como veis desde los primeros tiempos siempre se ha hablado de esfuerzo, esfuerzo, esfuerzo…

Como resumen final, diré que culturista es todo aquel que entrena con resistencias variables.. Hay culturistas profesionales y gente que le gusta entrenar “fuerte”

No hay que dar vueltas y más vueltas sobre la palabra culturista o culturismo queriendo cambiar su significado con otros nombres o definiciones. El culturismo o físico culturismo es una nueva forma de vida.


No hay comentarios

Añade el tuyo