ESENCI@L

Ensa Sport recupera cerca del 65% de su volumen de clientes

Ensa Sport recupera cerca del 65% de su volumen de clientes

Un entrenamiento de Ensa Sport.

(19-6-2020). Ensa Sport, empresa especializada en entrenamiento personal, reinició su actividad gradualmente desde el día 1 de junio y ya ha recuperado a cerca del 65% del volumen de sus clientes. La situación actual es una oportunidad para captar a usuarios de gimnasios lowcost y generalistas.

Ensa Sport es una de las empresas veteranas en entrenamiento personal en España, y está presente en 15 centros deportivos. Sus profesionales realizan los entrenamientos personales en centros situados en Sevilla, Cádiz, Córdoba, Valencia, Barcelona. Pero también a domicilio, en espacios al aire libre y de forma online.

Fran Rubio, Director Outsourcing Deportivo de Ensa Sport

El Director Outsourcing Deportivo de Ensa Sport, Fran Rubio, explica que ya “el día 1 de junio abrimos los centros de entrenamiento personal con cita previa y el 15 abrimos los gimnasios”.

Así pues, en menos de un mes, y en estos momentos, “nos estamos moviendo entre un 50% y un 65% del volumen de clientes previo al Covid-19”, añade Rubio.

Afrontar la situación

El directivo de Ensa Sport aclara que la empresa afirma la situación que vive el sector, trabajando en tres líneas fundamentales.

La primera de ella, “el ahorro de costes. Prevemos un escenario adverso el segundo semestre del año, es por ello que estamos revisando qué costes podemos reducir sin que afecte a la calidad del servicio”, asegura Fran Rubio.

El segundo factor, es el “análisis de protocolos y procesos. Estudiamos aquellos que favorezcan una mejor experiencia de usuario en el nuevo contexto de limpieza y desinfección que se han implementado. Y nos ayuden en la retención del usuario”, añade.

Oportunidad

Rubio opina que el tercer elemento, “la captación de nuevos usuarios, supone una oportunidad para nuestros centros de entrenamiento personal”.

Considera que “éstos tienen una mayor capacidad de higiene y desinfección tanto del material como de los espacios utilizados por los usuarios”.

“Pensamos”, prosigue, “que pueden captar a aquellos usuarios de gimnasios low cost o generalistas con un gran volumen de clientes, ya que no van a poder ofrecer la misma capacidad”.

“Por otro lado, habrá usuarios preocupados por un posible contagio y buscarán centros menos masificados; incluso usuarios de estos gimnasios que, debido a la limitación de aforos, buscarán otras opciones”, valora Fran Rubio.


No hay comentarios

Añade el tuyo